Hacer de la votación un asunto de familia

blog-10.31.18-leslee-1.jpeg

La elección está a menos de una semana. Los votantes de California elegirán un nuevo gobernador y un nuevo superintendente estatal de instrucción pública, así como también el control del congreso. En otras palabras, es algo importante, y los resultados impactarán significativamente a las familias. Desafortunadamente, los padres de niños pequeños han estado históricamente entre los más bajos en términos de participación electoral. Encontrar quien cuide a los niños para que pueda cumplir con su deber cívico puede ser un desafío. Pero aquí están las buenas noticias: puede llevar a sus hijos.

Según la ley de votación de California, “un votante que está acompañado por niños menores de 18 años puede llevar a los niños a la cabina de votación”. Algunos padres permiten que sus hijos ayuden a marcar las boletas. (Obviamente, querrá supervisar de cerca ese proceso). Incluso puede estar fomentando el compromiso cívico de por vida dejando que sus hijos le acompañen.

"Hay algunas pruebas que indican que los hábitos de votación son solo eso, hábitos que se deben en parte a las prácticas y rutinas de nuestros padres cuando aún somos demasiado jóvenes para votar", escribió la pediatra Perri Klass en The New York Times.

¿Puede conmemorar ese momento en su teléfono celular tomando una selfie? Un operador de la línea gratuita de votantes de California (800-345-VOTE para inglés y 800-232-VOTA para español) indicó que no se permite ninguna fotografía dentro de los lugares de votación. En cambio, ella sugirió tomar una foto afuera.

Para aquellos que votan por correo, las boletas de voto por correo pueden enviarse hasta el día de las elecciones. (Deben tener el matasellos del correo del 6 de noviembre o antes. Por lo tanto, una carrera de medianoche a la oficina de correos el martes no funcionará). Deben recibirse dentro de los tres días después de la elección para poder ser contados. Tenga en cuenta que si bien no se requiere estampillas en las boletas de voto por correo en el condado de L.A., otros condados sí requieren estampillas. Y si bien ha habido muchas publicaciones en Facebook que indican que el servicio postal entregará las boletas de voto incluso si no incluyen estampillas ¿realmente quiere arriesgarse? Cuando se considera cuán cerca estuvo la elección del superintendente escolar en las elecciones primarias, por ejemplo, con Marshall Tuck ganando el 37 por ciento de los votos y el oponente Tony Thurmond ganando el 36 por ciento, es fácil ver que cada voto realmente importa.

Algunas observaciones más sobre su boleta por correo. No olvide usar la funda secreta, así como firmar, poner la fecha y sellar el sobre de devolución. Si prefiere entregar su boleta por correo en persona, puede hacerlo en cualquier lugar de votación. (Sin embargo, tenga en cuenta que, si se encuentra fuera de su condado, su boleta tendrá que enviarse por correo a la oficina de elecciones de su condado). Y si perdió su boleta por correo, tenga la seguridad de que no es el primero y tiene recurso. Simplemente visite su lugar de votación designado o incluso cualquier otro lugar de votación en su condado y solicite votar provisionalmente.

blog-10.31.18-ivoted-2.jpeg

¿Qué pasa si realmente quiere votar, pero no tiene tiempo para leer los detalles de algunas de esas proposiciones que son, seamos honestos, bastante confusas? Aún debería votar. En las palabras de la Proposition Song (canción de proposiciones) del 2018 de la Fundación Electoral de California, “Recuerde que votar no es una prueba. Vote por lo que pueda y omita el resto ". (Puede escuchar la canción completa aquí).

Otros dos recursos útiles que todos los votantes deben conocer son el sitio web del estatus de votantes (https://voterstatus.sos.ca.gov), donde puede confirmar su registración, su preferencia de partido político y su lugar de votación, y la First 5 LA Election Toolkit for Parents, que incluye sugerencias útiles como traer bocadillos y juguetes para sus pequeños y llenar una boleta de muestra con anticipación y llevarla con usted.

Finalmente, si se encuentra con un trabajador electoral que no sabe que puede, de hecho, traer a sus hijos, sea paciente. Aunque todos los trabajadores electorales deben pasar por varias horas de capacitación, esto no es lo que hacen profesionalmente, y hay muchas reglas. (Lo sé porque he sido un trabajador electoral. El manual que reciben los trabajadores electorales está a la par con un libro de texto de la universidad).

Ah, y no se olvide de obtener su calcomanía "YO VOTÉ". Solicítelos para sus hijos también. Podría marcar la diferencia entre quedarse en casa o dirigirse a las urnas cuando cumplan 18 años.

 - Leslee Komaiko es la madre de dos niños en una escuela secundaria de Los Ángeles y es una colaboradora frecuente de Speak UP