Grupo de trabajo padres-maestros de Speak UP publica sus primeros hallazgos

 LA MAESTRA LISA STEVENS FACILITA UNA REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO

LA MAESTRA LISA STEVENS FACILITA UNA REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO

Por Lisa Stevens, maestra de educación especial en Sotomayor Center for Arts and Sciences de LAUSD

Recientemente tuve el honor de facilitar un grupo de trabajo de padres y maestros que Speak UP convocó para colaborar sobre una visión para un nuevo contrato de docentes que valora a nuestros maestros y también pone a los niños primero.

 LOS MAESTROS SE UNIERON A LOS PADRES EN UN GRUPO DE TRABAJO

LOS MAESTROS SE UNIERON A LOS PADRES EN UN GRUPO DE TRABAJO

Cuando nos reunimos por primera vez, no sabíamos si eso sería posible. Los padres y maestros llegaron a la mesa con una variedad de perspectivas y experiencias que dieron forma a sus prioridades y puntos de vista. Y nuestro grupo era diverso. Los padres tienen hijos en todo el distrito de todas las razas, niveles socioeconómicos y capacidades, incluidos los Aprendices de inglés y los estudiantes con necesidades especiales. Casi todos los maestros de nuestro grupo han enseñado en las escuelas tradicionales de LAUSD, mientras que otros han enseñado en programas piloto o escuelas chárter. Un maestro también enseñó en el Distrito Escolar Unificado de Oakland y en Nueva York antes de enseñar en Los Ángeles.

Atravesamos esos lindes que tan a menudo nos dividen, y lo que encontramos fue sorprendente y alentador. Había un notable grado de respeto mutuo y un terreno común. A pesar de abordar algunos problemas delicados, hubo muy poco conflicto porque estaba claro que todos compartíamos las mismas buenas intenciones: ayudar a nuestros niños a tener éxito. Es por eso que los maestros enseñan. Eso es lo que los padres más desean para sus hijos. Todos estamos de acuerdo en que las escuelas y los distritos escolares funcionan mejor cuando hay un sentido de comunidad y esa comunidad se fomenta cuando todos los interesados son valorados, involucrados y trabajan lado a lado.

 Las madres del GRUPO DE TRABAJO PRESENTAN HALLAZGOS EN BOYLE HEIGHTS

Las madres del GRUPO DE TRABAJO PRESENTAN HALLAZGOS EN BOYLE HEIGHTS

Con el fin de crear un espacio seguro para todos los puntos de vista, los maestros y padres se reunieron tanto por separado como juntos en múltiples ocasiones en el transcurso de un mes. Esta semana compartimos nuestros hallazgos preliminares con la Junta de LAUSD y el superintendente Austin Beutner. También estamos agradecidos con el director ejecutivo de finanzas y políticas de LAUSD, Pedro Salcido, con Lizette Patron, jefe de personal de la presidenta de la junta Mónica García, y con Allison Holdorff, asesora principal y directora de participación comunitaria del vicepresidente de la junta, Nick Melvoin, por acompañarnos el lunes por la noche para nuestra presentación inicial de nuestros hallazgos en una reunión en Boyle Heights. También estamos agradecidos con Moms In Action por proporcionar espacio para que nuestro grupo se reuniera y a sus miembros por asistir al evento.

 KATIE BRAUDE de Speak UP Y PEDRO SALCIDO de LAUSD

KATIE BRAUDE de Speak UP Y PEDRO SALCIDO de LAUSD

Entonces, ¿cómo se vería tener un contrato de docentes que valora a los maestros y pone a los niños primero? Es muy diferente de lo que tenemos ahora. Presentaremos un informe más formal en las próximas semanas, pero nos gustaría destacar algunos hallazgos preliminares mientras continúan las conversaciones contractuales entre LAUSD y sus maestros.

Limitamos nuestro trabajo a porciones no fiscales del contrato que afectan la calidad de la enseñanza, centrándonos en los siguientes cinco componentes del contrato:

1. Evaluaciones de los maestros

2. Desplazamientos / despidos

3. Políticas de compensación del maestro

4. Asignaciones de maestros

5. Roles de liderazgo del maestro

Lo que descubrimos es que el primer elemento, el proceso y la frecuencia de las evaluaciones de los maestros, es parte integral de los otros cuatro. Los maestros y padres estuvieron de acuerdo en que la antigüedad por sí sola no debería ser el factor individual más importante que determina las escalas de compensación de docentes, los desplazamientos y los despidos, las asignaciones de escuela o de clase, o los roles de liderazgo. A continuación, se encuentran algunos de nuestros hallazgos principales.

Núm. 1: Tanto los padres como los maestros de nuestro grupo creen que los maestros de LAUSD deben ser evaluados y recibir comentarios constructivos y significativos con más frecuencia y de manera consistente. Existe una percepción errónea de que los maestros encuentran las observaciones y evaluaciones onerosas y desagradables. Varios de los maestros de nuestro grupo dijeron que anhelan comentarios constructivos con más frecuencia para que puedan mejorar sus prácticas de enseñanza y ayudar mejor a sus alumnos. Quieren que esas evaluaciones se adapten a su área de especialidad. Los padres y maestros quieren que las evaluaciones incorporen tanto la retroalimentación de las partes interesadas como también el crecimiento de los estudiantes, lo que no necesariamente tiene que medirse solo por los puntajes de las pruebas.

Núm. 2: Los padres y maestros de nuestro grupo de trabajo están de acuerdo en que la remuneración de los docentes debe estar ligada, al menos en parte, al rendimiento, y que los maestros excelentes deben ser recompensados por su excelencia. Los docentes que están haciendo un gran trabajo deberían ser capaces de ascender en la escala salarial más rápidamente sin tener que pagar clases que no tienen nada que ver con las materias que enseñan. Nos gustaría que el desarrollo profesional se centre más en ayudar a nuestros estudiantes más vulnerables, como los Aprendices de inglés y los estudiantes con necesidades especiales.

Núm. 3: Nos gustaría ver un enfoque menor en la antigüedad y un mayor enfoque en la calidad de los maestros en cuanto a las asignaciones de maestros y los despidos. Y las funciones de liderazgo docente también deberían reflejar las evaluaciones de desempeño y las habilidades de liderazgo en lugar de estar vinculadas a los votos de los maestros.

En resumen, todos creemos que la enseñanza de calidad es uno de los factores más importantes en el éxito de un niño, y el contrato del maestro debe diseñarse para garantizar que cada niño reciba la enseñanza de la más alta calidad posible. También creemos que los padres, directores y maestros deberían tener voz en la política educativa, y todos debemos trabajar juntos como comunidad en nombre de lo que es mejor para los niños. Esperamos que este sea solo el primero de muchos temas que aborda nuestro grupo de trabajo colaborativo. Cuando trabajamos juntos, podemos lograr mucho.