Padres de Angeles Mesa en South L.A. luchan por mejorar las condiciones de su escuela

Hace tres años, Soralia Castro tomó la difícil decisión de sacar a su hija Amy Carranza de la escuela primaria Angeles Mesa, en el sur de Los Ángeles. Después de que Amy se quedara sin maestro y se vio en la posibilidad de cursar un año escolar con un maestro substituto que no estaba acreditado, Soralia se quejó con la administración de la escuela. La directora preguntó por qué eso le importaba tanto a Amy,  si de todos modos “los niños de Angeles Mesa no se gradúan", dijo Soralia.

MADRES DE ANGELES MESA ELEMENTARY HABLAN FRENTE A LA JUNTA DE LAUSD.

MADRES DE ANGELES MESA ELEMENTARY HABLAN FRENTE A LA JUNTA DE LAUSD.

A pesar de que Amy, su hija de 13 años, ha tenido éxito en su nueva escuela, Soralia sigue indignada. Es por eso que el martes 21 de mayo, se unió a un grupo de padres cuyos hijos asisten a Angeles Mesa, para exponer en la reunión de la junta directiva de LAUSD, los problemas que enfrentan en esa escuela. Las preocupaciones que los padres plantearon incluyen un bajo rendimiento estudiantil, problemas de seguridad, falta de respeto a los padres, falta de transparencia presupuestaria, métodos severos de disciplina fÍsica contra los estudiantes y discriminación contra las familias que hablan español.

Antes de sacar a su hija de la escuela, Soralia asegura que la directora le dijo que podía llamar al distrito escolar y decir lo que quisiera sobre ella. "Me dijo: 'No me importa lo que pienses o digas de mí' y 'Si crees que tu hija es inteligente, puedes llevártela a otra escuela'".

Así que Castro hizo exactamente eso. Ella y otros padres dicen haberse reunido en múltiples ocasiones con la directora de la escuela y más recientemente, con Autri Streeck, Directora del Distrito Local Oeste (Local District West), pero los problemas en la escuela continuaron. Como resultado, decidieron unirse a Speak UP y compartir sus inquietudes públicamente con el consejo.

"En los últimos cuatro años, yo, junto con muchos otros padres, he enfrentado una disminución alarmante en la calidad de la enseñanza, problemas graves de seguridad, una falta de servicios de educación especial, falta de transparencia en las finanzas escolares, con discriminación y represalias por parte de la administración", Dijo Griselda Rauda, madre de dos niños de 10 y 8 años, inscritos en Angeles Mesa.

En marzo, un hombre presuntamente armado con un cuchillo, entró a la escuela, y aunque la policía se encargó de controlar la situación, los padres no fueron notificados de inmediato, dijo Griselda a la junta.

SORALIA CASTRO (IZQ.) CON GRISELDA RAUDA. SORALIA SACÓ A SU HIJA DE LA ESCUELA.

SORALIA CASTRO (IZQ.) CON GRISELDA RAUDA. SORALIA SACÓ A SU HIJA DE LA ESCUELA.

Silvia Bonilla es madre de un estudiante de tercer grado en Angeles Mesa, quien tiene necesidades especiales. Ella se quejó ante la junta por un incidente en el que su hijo fue disciplinado sujetándole sus brazos detrás de la espalda, como si estuviera siendo arrestado. "Este tipo de estrategias son inaceptables en una escuela, especialmente porque ya se había establecido un protocolo para mi hijo, que indica cómo el personal de la escuela debe trabajar con él", dijo.

Los padres que hablaron ante la junta, lo hicieron en español y se quejaron de que los administradores de la escuela no hablan español, pese a que el 55 por ciento de los estudiantes son latinos y el 25 por ciento son aprendices de inglés. Soralia dijo que los padres se habían sentido insultados y que les dijeron que sus hijos no tendrían éxito por no hablar inglés.

"No hay respeto por los padres en la escuela", dijo Griselda. "La encuesta del distrito muestra que los padres no se sienten bienvenidos".

También se quejó de la calidad de la educación que reciben los niños. "El setenta por ciento de los estudiantes no están cumpliendo con los estándares estatales de inglés y el 79 por ciento está fallando en matemáticas", dijo. "Pedimos tutoría para los niños que están atrasados, y la directora nos contestó que no era una obligación de los maestros ... La directora nos ha dicho varias veces: 'Si no te gusta, puedes buscar otra escuela'".

Después de que Griselda habló públicamente, George McKenna, miembro de la Junta por el Distrito 1, pidió al personal del distrito que diera seguimiento a todo lo ahí expresado. "Me preocupa todo lo que escuché aquí", dijo. "No puedo verificar nada de esto en este momento ... creo que hay algunos malentendidos aquí sobre muchas cosas".

Posteriormente, varios empleados del LAUSD se reunieron en privado durante más de dos horas, con las madres de familia. La administradora Rosalinda Lugo, la Asistente Especial del Director Académico Aixle Aman y la Directora de Operaciones Directas, Zsuzsanna Vincze, expresaron su preocupación por la situación en la Escuela Primaria Angeles Mesa y se comprometieron a revisar cada uno de los incidentes y problemas reportados, así como a formular un plan para abordarlos.

Speak UP contactó a la directora de la escuela Angeles Mesa solicitando su opinión respecto a los señalamientos y quejas de los padres, pero declinó hacer comentarios.

Las demandas de los padres son claras. Están pidiendo una reevaluación de los programas para necesidades especiales, el reforzamiento de la seguridad en el campus y la transparencia del presupuesto escolar. Quieren que los padres sean respetados y se les permita ser voluntarios en el campus. Quieren que se restablezcan las celebraciones latinas en la escuela, y si estas demandas no se cumplen, están pidiendo que la escuela reciba un nuevo director.

"Mi hija ahora está en otra escuela y tiene buenas calificaciones, pero todavía estoy molesta", dijo Castro. "A mi hija le robaron la oportunidad de [graduarse con sus amigos], de tener y guardar sus fotos de graduación, los recuerdos y los sentimientos especiales. La directora no mostró compasión ... Eso todavía nos afecta ".

-- Aurelia Fierros