Give Parents More Power Now

Speak UP Protest sign.jpg

View Speak UP's Parent Demands Here

To read this post in Spanish, please scroll down. Para leer esta publicación en español, desplazarse hacia abajo. 

Education policy has for years been set by an army of lobbyists, unions, special interest groups and politicians. But parents are the only people without any conflicts of interest, the only group with nothing financial to gain and whose sole goal is the success of our children.

This is why the LAUSD Board must act now to hand more systemic power over to parents.

LAUSD is on the brink of financial collapse, and employee contract negotiations are underway under threat of a strike. The results will have an enormous impact on our kids, and yet parents have no seat at the bargaining table and no real power over the outcome.

That has to change, and it has to change now. Kids don’t have unions, and kids don’t have lobbyists. They have parents. And parents have a fundamental right to represent the interest of kids when it comes to policy decisions affecting their futures.

The result of current contract talks could lead to huge class size increases and cuts in afterschool programs and the arts. It could mean our favorite teachers get laid off without any regard to parent input or teacher quality. And it could result in employees refusing to educate our kids in order to get their demands met.

None of this is acceptable. Parents are tired of transactional politics that end up hurting our kids. Parents deserve a seat at the table, and no contracts should be completed or enforced without explicit parent participation and approval.

We cannot rely on public officials alone to represent our kids’ interests. Give parents more power now.

Parent Demands For A Kids-First LAUSD

Employee contract negotiations are underway, and the LAUSD Board has some tough budget decisions to make in a state that drastically underfunds education. Every choice the Board makes is a reflection of priorities, and our top priority should always be kids. Because the quality of teachers has the greatest impact on our kids’ educational success, we should consistently make choices that invest in great teaching for all students. And if there is a competition of needs, the needs of children must always be put before the needs of adults. Speak UP is issuing the following Kids-First Demands:

Give Parents a Seat At The Table

The outcome of contract negotiations has an enormous impact on kids, but kids don’t have lobbyists, and kids don’t have a union. Kids have parents, and parents are the only people whose sole interest is the success of kids. Parents deserve a seat at the negotiating table now so that the best interests of our kids are represented. Employee contracts should not be completed or enforced without the participation and approval of parents.

Save LAUSD From Bankruptcy

Quite simply, you cannot increase salaries across the board and reduce class sizes at the same time without the district going bankrupt or making it unable to function. Meeting all the UTLA demands would mean thousands of layoffs, facilities falling into disrepair, and cutting after-school programs, art and special ed services. We must face reality that there is a limited funding pie, and putting more money into one area demands taking money from another -- if the district is to remain solvent. LAUSD should absolutely trim its bureaucracy before cutting elsewhere, but going bankrupt to meet unrealistic demands would harm everyone involved.

Don’t Lay Off Our Favorite Teachers

Without increased state funding, UTLA demands of a 7 percent across-the-board raise will cost hundreds of millions of dollars, and will lead to massive layoffs and class size increases. And when layoffs come, our favorite teachers may be the first to go because the union demands that layoffs be based solely on seniority, not teacher quality or parent feedback. We know that experience is important to great teaching, but it does not guarantee it. The district should make it a priority to invest in great teaching for all students. This investment should be reflected in all policies, including those used to determine layoff decisions. 

Ask The State To Increase Funding In Exchange For Reform

We need more money per pupil for education to bring California in line with other states, but we also think that’s more likely to happen if it’s accompanied by reform. Money alone will not fix LAUSD’s problems. We also need to change teacher tenure and dismissal laws in order to improve our schools. And without improving our schools, parents will continue to leave, and funding will continue to plummet. Every child deserves a great teacher, and teachers are the biggest factor in a child’s success. We must lengthen the time before teachers get tenure and strengthen the criteria for earning it by evaluating teacher performance in a meaningful way that includes parent feedback. And we must be able to dismiss ineffective teachers -- on a timeline that protects students first, not adults. Simultaneously, the district must offer effective professional development for all teachers to ensure they have the support they need to best serve kids.  

Reward Our Best Teachers With Raises

Incorporate parent and student feedback, as well as student achievement/growth data in teacher evaluations, and reward the top-performing teachers so they will stay. This incentivizes great teaching and responsiveness to parent concerns. We agree that teachers are dramatically underpaid, but if we combine fiscally solvent benefits packages with higher pay for great teaching, we will attract and retain the talent we need for our kids.   

Give Principals, Parents, Teachers More Autonomy Over Teacher Hiring

Eliminate must-place teacher lists. And give all stakeholders a role in hiring teachers and deciding classroom assignments.

Keep Class Sizes Reasonable

We know that the money for across-the-board teacher raises has to come from somewhere, and LAUSD is already planning for class size increases to cover the 10 percent raises teachers got in their last contract. We believe there’s a balance to be struck between rewarding great teachers with higher salaries, and keeping class sizes manageable. LAUSD should trim its bureaucracy before cutting teachers and overcrowding classes. In the absence of more funding, though, we cannot give across-the-board raises on the backs of kids and balance the budget by raising class sizes to levels where it’s too hard for kids to learn.

Make Sure The Money Goes to Kids In The Classroom

Because LAUSD has the most generous health benefits in the nation and irresponsibly failed to set aside money to pay for them, an increasing portion of the budget is going to pay for retiree healthcare costs. This threatens the solvency of LAUSD. The district will not be able to function if the majority of revenue is taken up by retirees. There will be nothing left to educate our kids. Given a more than $13 billion unfunded benefits liability, LAUSD must bring health benefits in line with those of every school district in the nation. Having employees share the cost of health coverage for themselves and their dependents is reasonable so there is enough funding left to pay current teacher salaries, maintain facilities, operate afterschool programs and educate kids.

 

Be a part of the Kids-First parent movement. There’s power in numbers. Help us reach our goal of adding 1000 new members by Dec. 31. Join Speak UP now! www.speakupparents.org/join

Dale A Los Padres Más Poder Ahora

croppedspeakupsignpeace copy.jpg

La política educativa ha sido establecida durante años por un ejército de cabilderos, sindicatos, grupos de intereses especiales y políticos. Pero los padres son las únicas personas sin ningún conflicto de intereses, el único grupo que no tiene nada financiero que ganar y cuyo único objetivo es el éxito de nuestros hijos.

Esta es la razón por la cual la Junta de LAUSD debe actuar ahora para entregar más poder sistémico a los padres.

LAUSD está al borde del colapso financiero y las negociaciones de los contratos de los empleados están bajo amenaza de una huelga. Los resultados tendrán un impacto enorme en nuestros hijos, y sin embargo, los padres no tienen asiento en la mesa de negociación y no tienen poder real sobre el resultado.

Eso tiene que cambiar, y tiene que cambiar ahora. Los niños no tienen sindicatos, y los niños no tienen grupos de presión. Ellos tienen padres. Y los padres tienen el derecho fundamental de representar el interés de los niños cuando se trata de decisiones políticas que afectan su futuro.

El resultado de las conversaciones contractuales actuales podría generar enormes aumentos en el tamaño de las clases y recortes en los programas extracurriculares y las artes. Podría significar que nuestros maestros favoritos sean despedidos sin tener en cuenta la opinión de los padres o la calidad del docente. Y podría dar lugar a que los empleados se nieguen a educar a nuestros hijos con el fin de satisfacer sus demandas.

Nada de esto es aceptable. Los padres están cansados e las políticas transaccionales que terminan lastimando a nuestros hijos. Los padres merecen un asiento en la mesa, y no se deben completar ni aplicar contratos sin la participación y aprobación explícita de los padres.

No podemos confiar solo en los funcionarios públicos para representar los intereses de nuestros hijos. Dale a los padres más poder ahora.

Padres De Speak UP Exigen Sobre El Contrato UTLA

Las negociaciones de los contratos con los empleados están en marcha, y la Junta del LAUSD tiene que tomar decisiones presupuestarias difíciles en un estado que tiene una drástica financiación insuficiente de la educación. Cada elección que hace la Junta es un reflejo de las prioridades, y nuestra principal prioridad siempre deben ser los niños. Debido a que la calidad de los maestros tiene el mayor impacto en el éxito educativo de nuestros hijos, debemos tomar decisiones consistentes que inviertan en una excelente enseñanza para todos los estudiantes. Y si hay una competencia de necesidades, las necesidades de los niños siempre deben anteponerse a las necesidades de los adultos. Speak UP emite las siguientes demandas de Niños-Primero:

Dale A Los Padres Un Asiento En La Mesa

El resultado de las negociaciones contractuales tiene un impacto enorme en los niños, pero los niños no tienen grupos de presión y los niños no tienen sindicato. Los niños tienen padres y los padres son las únicas personas cuyo único interés es el éxito de los niños. Los padres merecen un asiento en la mesa de negociaciones ahora para que los mejores intereses de nuestros niños estén representados. Los contratos de los empleados no deben completarse ni aplicarse sin la participación y aprobación de los padres.

Salve A LAUSD De Bancarrota

Simplemente, no puede aumentar los salarios en general y reducir el tamaño de las clases al mismo tiempo sin que el distrito quiebre o no pueda funcionar. Cumplir con todas las demandas de UTLA significaría miles de despidos, instalaciones en mal estado y recortes de programas extraescolares, arte y servicios de educación especial. Debemos enfrentar la realidad de que hay un pastel de financiación limitado, y poner más dinero en un área exige sacar dinero de otro, si el distrito quiere seguir siendo solvente. El LAUSD debería recortar completamente su burocracia antes de cortar en otro lugar, pero ir a la bancarrota para cumplir con demandas poco realistas dañaría a todos los involucrados.

No Despidan A Nuestros Maestros Favoritos

Sin un aumento en el financiamiento estatal, las demandas de UTLA de un aumento general del 7 por ciento costarán cientos de millones de dólares, y provocarán despidos masivos y aumentos en el tamaño de las clases. Y cuando llegan los despidos, nuestros maestros favoritos pueden ser los primeros en irse porque el sindicato exige que los despidos se basen únicamente en la antigüedad, no en la calidad del maestro ni en los comentarios de los padres. Sabemos que la experiencia es importante para una gran enseñanza, pero no lo garantiza. El distrito debe hacer que sea una prioridad invertir en una excelente enseñanza para todos los estudiantes. Esta inversión debe reflejarse en todas las políticas, incluidas las utilizadas para determinar las decisiones de despido.

Pidale A El Estado Que Aumente La Financión A Cambio De Reformas

Necesitamos más dinero por alumno para la educación para alinear a California con otros estados, pero también creemos que es más probable que suceda si va acompañado de una reforma. El dinero solo no solucionará los problemas del LAUSD. También necesitamos cambiar las leyes de tenencia y destitución de los maestros para mejorar nuestras escuelas. Y sin mejorar nuestras escuelas, los padres continuarán yendo, y los fondos seguirán cayendo en picado. Cada niño merece un gran maestro, y los maestros son el factor más importante en el éxito de un niño. Debemos alargar el tiempo antes de que los maestros consigan la titularidad y fortalecer los criterios para ganarlo mediante la evaluación del desempeño del docente de una manera significativa que incluya comentarios de los padres. Y debemos poder despedir a los maestros ineficaces, en una línea de tiempo que proteja primero a los estudiantes, no a los adultos. Simultáneamente, el distrito debe ofrecer un desarrollo profesional efectivo para todos los maestros para garantizar que tengan el apoyo que necesitan para servir mejor a los niños.

Recompensa A Nuestros Mejores Maestros Con Aumentos

Incorpore los comentarios de padres y alumnos, así como los datos de rendimiento / crecimiento de los alumnos en las evaluaciones de los docentes, y recompense a los docentes de mayor rendimiento para que se queden. Esto incentiva una gran enseñanza y capacidad de respuesta a las preocupaciones de los padres. Estamos de acuerdo en que los maestros reciben un pago dramáticamente bajo, pero si combinamos paquetes de beneficios fiscalmente solventes con un pago más alto por una excelente enseñanza, atraeremos y retendremos el talento que necesitamos para nuestros hijos.

Darles A Los Directores, Padres Y Maestros Más Autonomía Sobre Contratar Maestros

Elimine las listas de maestros que deben ubicarse. Y otorgue a todas las partes interesadas un papel en la contratación de docentes y la asignación de tareas en el aula.

Mantenga Los Tamaños De Clase Razonables

Sabemos que el dinero para aumentos generales de maestros tiene que venir de algún lado, y el LAUSD ya está planificando aumentos en el tamaño de las clases para cubrir los aumentos del 10 por ciento que los maestros obtuvieron en su último contrato. Creemos que hay un equilibrio entre premiar a los mejores maestros con salarios más altos y mantener el tamaño de las clases manejable. LAUSD debería recortar su burocracia antes de recortar maestros y hacinamiento en las clases. Sin embargo, en ausencia de más fondos, no podemos otorgar aumentos generales a las espaldas de los niños y equilibrar el presupuesto elevando el tamaño de las clases a niveles donde es demasiado difícil para que los niños aprendan.

Asegúrate De Que El Dinero Vaya A Los Niños En El Aula

Debido a que LAUSD tiene los beneficios de salud más generosos en la nación e irresponsablemente no reservó dinero para pagarlos, una parte cada vez mayor del presupuesto pagará los costos de salud de los jubilados. Esto amenaza la solvencia del LAUSD. El distrito no podrá funcionar si los jubilados retienen la mayoría de los ingresos. No quedará nada para educar a nuestros hijos. Dada una responsabilidad de beneficios no financiados de más de $ 13 mil millones, LAUSD debe traer beneficios de salud en línea con los de cada distrito escolar en la nación. Hacer que los empleados compartan el costo de la cobertura de salud para ellos y sus dependientes es razonable, por lo que quedan fondos suficientes para pagar los salarios actuales de los maestros, mantener las instalaciones, operar programas extracurriculares y educar a los niños.