Justine González, la primera candidata transgénero a postularse para un cargo en Los Ángeles se retira de la contienda

Esta entrevista ligeramente editada es la primera en una serie de artículos tipo pregunta y respuesta con algunos de los candidatos que se postularon para la elección especial de la Junta de LAUSD en el distrito 5 el 5 de marzo. Para leer sobre otros candidatos, haga clic aquí.

Speak UP:  Díganos quién es usted y por qué decido postularse para el consejo escolar.

electionwatch-12.7.18-1-justine.jpg

Justine: Mi nombre es Justine Gonzalez. Soy graduada de LAUSD y una nueva madre en LAUSD. [Mi hija] acaba de comenzar el preescolar en un centro de educación temprana de LAUSD [en Echo Park]. Estamos buscando opciones para el próximo año para kínder. Quiero lo mejor para mi hija, y es una decisión difícil. El rendimiento de [la escuela de mi vecindario] no es excelente. Uno de cada cuatro de los estudiantes en esa escuela está cumpliendo o superando los estándares de matemáticas e inglés. Eso es muy preocupante. He vivido en el vecindario frente a esa escuela por más de cinco años. Mi cuadra tiene muchas familias que han asistido a [la escuela de nuestro vecindario] y a Gabriella Charter.

SU: Entonces va a aplicar a Gabriella. ¿Aplicará en otro lugar?

Justine: Sí, lo hare. Estoy un poco atrasada en ese proceso. Es como si ya necesitara estar en listas de espera. Es decepcionante porque es una experiencia compartida que muchos padres tienen. ¿No puede ser sencillo? Mi hija no puede [simplemente cruzar la calle para ir a la escuela del vecindario]. Es conveniente y perfecto, y debe ser de calidad. Pero tengo una vecina. Le tomó tres años seguidos para que su hija entrara a Gabriella por medio de la lotería, y ha sido una experiencia que le cambió la vida a su hija en términos de la educación y el disfrute de su hija de ir a la escuela. Creo que eso es importante. Escuchar las historias familiares.

SU: ¿Cómo ha sido su experiencia en la escuela de su vecindario hasta ahora?

Justine: La madre de mi hija y yo tuvimos problemas incluso a nivel preescolar con nuestra escuela de LAUSD. Cosas tan sencillas como querer hacer el almuerzo para nuestra hija y enviarla a la escuela con su almuerzo, y nos dijeron que no al principio. En una reunión de orientación con varios padres, nos dijeron que la política de la escuela era que no podíamos hacer eso. Y yo sabía que era una mentira. Solo estaba mirando a la maestra, pensando, "Sé que ese no es el caso. ¿Por qué dirías eso?" Efectivamente, al día siguiente me dio la forma estandarizada que nos permitió renunciar a ser parte del programa de almuerzo.

SU: Convertirse en madre, ¿eso cambió su punto de vista sobre la educación en Los Ángeles?

Justine: Creó un nivel diferente de urgencia. No es hipérbole ni exageración decir que la mayor parte de mi vida, he sido una estudiante de una escuela pública, ya sea K-12, estudiando en Pasadena City College y Cal State Northridge. Terminé la escuela secundaria en Chatsworth High School, en el Valle Oeste de San Fernando. Viví en Silver Lake durante aproximadamente un año y medio antes de mudarme a Echo Park, así que he estado en esta área hipster durante siete años.

SU: Actualmente es usted una estratega de asuntos gubernamentales y comunitarios, y fue el presidente de la Comisión de Relaciones Humanas. ¿Qué significa eso?

Justine: Fui nombrada por el alcalde Eric Garcetti y presté servicios desde fines de 2016 hasta el mes pasado. Renuncié cuando decidí postularme. Era una junta de nueve personas encargada de asesorar al concejo municipal y al alcalde para mejorar las relaciones intergrupales en toda la ciudad, particularmente con los grupos comunitarios y el Departamento de Policía de Los Ángeles. Responsabilizar a los componentes internos de la ciudad, asegurándonos realmente de que tratamos a las personas con dignidad y respeto y abriendo las puertas para el acceso a grupos que enfrentan desafíos y barreras reales para tener presencia en la ciudad.

Fui uno de los miembros fundadores del Transgender Advisory Council (Consejo Consultivo Transgénero), un nuevo proyecto que el alcalde ayudó a lanzar. Serví en eso por cerca de un año. Es un proyecto debajo de la Comisión de Relaciones Humanas que ayuda a la comunidad trans a desarrollar el poder político en el Ayuntamiento y se asegura de que los departamentos como LAPD, LAFD tengan políticas que den la bienvenida a las personas trans. ¿Cómo estamos tratando a las personas que se relacionan con nosotros en función a las necesidades? Pero también, ¿estamos atrayendo empleados? ¿Somos un ambiente lo suficientemente cómodo como para atraer a las personas trans?

SU: ¿Y esto es personal para usted?

Justine: Fue una experiencia muy personal para mí. Solía servir al alcalde Garcetti en el primer año de su administración, y fue entonces cuando salí como transgénero. Comencé a hacer la transición en el ayuntamiento, y pensé que este lugar no es muy acogedor. Esta es una ciudad progresista. Tenemos un liderazgo progresista, pero es una fuerza laboral de la ciudad de más de 30,000 a 40,000 personas. Realizo entrenamientos para diferentes agencias gubernamentales. Una de las preguntas que suelo hacer es: "¿quién en esta sala ha trabajado en un proyecto aquí con una persona transgénero?" Y generalmente no hay [uno]. Tal vez conozcas a alguien de tu familia o quizás conozcas a alguien, pero trabajar con ellos es mucho más raro.

SU: Si fueras elegida, eso sería un primer paso histórico en Los Ángeles, ¿verdad?

Justine: Sí.  Y para la ciudad de Los Ángeles, para la Junta de Educación. No pude encontrar ni una persona trans que haya llegado a la boleta, y mucho menos, si yo quedara en los dos primeros lugares en marzo o ganara en mayo. Eso sería una primicia histórica. En este momento, solo hay alrededor de 19 funcionarios electos transgénero en todo el país. Tenemos algunas personas en las juntas escolares, pero son [distritos, con] cuerpos estudiantiles de menos de 10,000. Tenemos dos oficiales trans elegidos en California. Uno es concejal en Palm Springs y el otro es juez en el condado de Alameda. Y eso es todo en California.

 SU: Y somos un estado liberal.

Justine: Hay una distinción verdadera entre las políticas y la experiencia en la vida real.  Una cosa es decir que tengo los mismos derechos. Es otra decir, ¿el sistema de poder permite el acceso a personas que no hayan tenido esas oportunidades en el pasado? Entonces, esta es una experiencia muy transformadora para mí, alguien que, desde muy temprana edad, afortunadamente tuvo mucha experiencia en el Ayuntamiento de Los Ángeles y estaba expuesto a estos pasillos del poder. No tengo ningún tipo de linaje o riqueza que me trajera a ese espacio.

SU: ¿Cómo termino trabajando con el Ayuntamiento?

Justine: Era cliente del Centro LGBT de Los Ángeles. Había salido recientemente, no como trans. No estaba lista para eso todavía. Tenía demasiado miedo, pero estaba fuera como bi[sexual]. Yo era parte de los programas de desarrollo juvenil en ese momento. Y un día, uno de los gerentes del programa se me acercó y me dijo: "Oiga, la oficina del alcalde está buscando un pasante para ayudar con la divulgación a la comunidad LGBT y el desarrollo de la comunidad". Yo tenía 20 años. Tenía un talento natural en la escritura y un conjunto de habilidades en la administración, pero no tenía un historial probado. No terminé mi carrera.

SU: ¿Eventualmente se graduó de la universidad?

Justine: No lo hice. Comencé esa pasantía. Fui muy afortunado. Una persona que me trató con un tremendo respeto, dijo, "Podrías hacer este trabajo" y me consiguió un puesto. Fui asesor legislativo y enlace LGBTQ durante la administración de [Antonio] Villaraigosa. Tenía 21 años y ese primer proyecto, coincidentemente, era ayudando a trabajar en las primeras políticas codificadas para que el LAPD interactuara con personas transgénero. No estaba como trans, pero dijeron, "Eres lo más cercano que tenemos". Eventualmente se terminó el tiempo del cargo del alcalde. Tuve la suerte de que me contratara el equipo del alcalde [Eric] Garcetti.

electionwatch-12.7.18-2-justine.jpg

Cuando salí [como trans] en 2014, [mi hija] Cece estaba a punto de cumplir un año. Decidí irme [de la oficina del alcalde] porque era un trabajo de mucha presión, y yo pensé, no puedo decifrar todo esto y cosas de la familia, también. Me tomé un poco de tiempo libre para pasar el tiempo con el bebé, averiguando quién soy, con la familia. Soy muy afortunado de haber podido estar en esa posición durante cuatro o cinco meses. Y reingresar a la fuerza laboral fue un reto difícil. Aún soy joven. Tengo esta gran experiencia, pero no terminé mi título universitario.

SU: ¿Así que eso lo detuvo?

Justine: Creo que lo que me detuvo fue que necesitaba un espacio seguro. No quería saltar de nuevo al fuego de inmediato. Tuve este tiempo libre. Me siento mejor conmigo misma y con quien soy. Así que encontré una organización increíble, Outfest. Ese fue mi primer trabajo real fuera de la política, mi primer trabajo como Justine. Cambié mi nombre, formal y legalmente. Estuve allí durante un año y luego me convertí en miembro del personal del Centro LGBT realizando tareas de defensa del cliente y gestión de programas para los proyectos de personas transgénero y empoderamiento, y el proyecto contra la violencia. Trabajar directamente con las víctimas de violencia por odio y discriminación, así como hacer trabajo de desarrollo en la fuerza laboral con personas que tienen barreras importantes para acceder a la vivienda o [puestos de trabajo]. Muchas personas trans tienen títulos universitarios, pero no pudieron obtener una entrevista. [Estaba] ayudando a la gente a navegar eso. El camino finalmente me llevó a Equality California para comenzar a resurgir en una [arena] más política.

Equality California tiene un PAC para ayudar a elegir a funcionarios electos LGBTQ en todo el estado. Trabajé con ellos en la organización de campo, el trabajo de participación de votantes, así como el trabajo de desarrollo de liderazgo con su Academia de Liderazgo que lanzaron hace unos años. Eso fue increíble. Este año, estaba listo para hacer lo mío. Tengo 29 años ahora y hago capacitaciones para la diversidad e inclusión LGBTQ, en el sector privado y el sector público.

SU: Y ahora está saltando al fuego como candidato.

Justine: En realidad, estaba hablando con otra candidata sobre apoyarla antes de que se iniciara oficialmente la carrera. Heather Repenning. Solía trabajar directamente con ella en la oficina del alcalde. Eso lo hace un poco incómodo, pero hay respeto mutuo.

SU: ¿Qué le hizo decidir postularse en lugar de respaldar a Heather?

Justine: Sabe, esa reunión de la Junta [de LAUSD]. Asistí por un antojo. Era el primer día de clases de Cece, así que estaba muy sentimental y fui después de dejarla en la escuela. Tenía toda esta energía acumulada y pensé, "necesito ir a ver cómo es esta Junta de Educación".

SU: Termino usted hablando en esa reunión contra el nombramiento de Jackie Goldberg al escaño sin darles a los padres la oportunidad de conocerla o participar con sus propios candidatos. Los miembros de la Junta Scott Schmerelson y George McKenna insistieron en que tendría que ser Jackie o nadie, y que los padres simplemente tendrían que seguir sin representación.

Justine: Fui la última persona en registrarme para ese comentario público. Para ser honesta, tenía una opinión muy favorable de Jackie Goldberg. El día anterior le dije a la madre de mi hija: "Oh, Jackie Goldberg está sobre esto. Probablemente será nuestra representante". Pero lo que escuché fue muy inquietante y muy preocupante para mí. Hay mucha división. Hubo muchos matices raciales que no aprecié, y durante toda la reunión, estuve mirando a mi alrededor y me preguntaba: "¿Qué está pasando? ¿Es esto normal?"

Hubo una minimización y un rechazo muy real de las opiniones de los padres, particularmente del sureste, que querían una mayor inclusión en el proceso. No fue un rechazo absoluto [de Jackie.] Hubo solo una solicitud para que lo abriéramos un poco más para comentarios de la comunidad, para una mayor participación.  Me gusto la moción alternativa del miembro de la Junta [Nick] Melvoin. Desearía que hubiéramos tenido el apoyo que necesitaba. Cuando hablé, lo dije muy claramente, pensé que era un argumento ridículo decir que era Jackie Goldberg ahora o nadie. Creo que eso fue absurdo. Y ver ese nivel de disfunción. Se trata de hacer favores políticos, en lugar de lo que es mejor para el distrito. No tenía que ser todo o nada.

 SU: Entonces, ¿esa reunión la hizo querer postularse? ¿Eso puso la idea en su cabeza?

Justine: Entonces pensé, acabo de hablar en contra del nombramiento de Jackie Goldberg. Algunas personas se van a enojar por eso. Algunas personas se me acercaron durante la reunión y me preguntaron "Ah, deberíamos hablar". Y yo pensé, "Oh, eso es interesante". Había unas cuantas organizaciones diferentes, y yo todavía no estaba pensando en eso en ese momento. Yo pensé, "Esto es una locura. Esto es una locura". Literalmente, en ese momento le estaba enviando un mensaje de texto a Heather diciendo: "¿Estás lista para esto? Porque es una locura". Y alguien se me acercó durante la reunión y me dijo: "Deberías considerar hacer esto", y en cierto modo me burlé. Yo dije, "Buena suerte aquí. Gracias por estar aquí y hacer su servicio público en esta sala. Me voy. No sé si volveré".

Y luego, en la salida, hubo una interacción que realmente se quedó conmigo. Estaba caminando por la cuadra con dos simpatizantes de Jackie Goldberg, y una de las mujeres me dijo: "Soy de Silver Lake. No sé quién eres". Y yo dije: "Sólo soy una madre". Fui muy honesta. Realmente decidí venir aquí por mi cuenta para ver qué iba a suceder y para participar, si podía. Y su respuesta fue: "¿Crees que puedes mirar una agenda y asistir así nomás a una reunión?" Es como una retrospectiva de todo lo que acabo de mencionar, sobre el acceso a las instituciones gubernamentales. Es una reunión pública y un espacio público con una junta elegida democráticamente. Espero que sea bienvenido que los padres simplemente decidan venir y compartir su opinión. Entonces, esa interacción se quedó conmigo.

Tuvimos una conversación animada. Me importa la equidad y el acceso. Creo que hay muchas voces que no están en la mesa y que no se toman en cuenta. Y ella dijo algo así como, pero esto fue buen trabajo. Ese es un argumento central de las personas que intentan sacar a la gente de la política y lo que mantiene la supresión de los votantes en efecto real, incluso en espacios como este en Los Ángeles. Somos tan progresistas y tan inclusivos. Las últimas elecciones para este escaño, ni siquiera el 11 por ciento se presentaron. Y creo que eso habla, no a algún factor externo. Eso habla de la fe de la gente en la junta y en esta institución. Si la gente pensara que hacia una diferencia, y pensaban que iban a ser escuchados, aparecerían.

SU: ¿Hubo una sensación de apropiación en ese comentario de la gente de Jackie Goldberg que le cayó mal?

Justine: Hay una lista de cosas que se haces para que tu opinión sea escuchada y para obtener influencia política. La realidad es que una gran mayoría de los constituyentes en este distrito de la junta no tienen la capacidad de aprender eso. Cuando la gente está luchando por mantener un techo sobre sus cabezas, luchando por mantener los alimentos en la mesa, no creo que el trabajo del gobierno sea mantener esas palancas de poder en juego. Creo que necesita adaptarse para permitir que las personas tengan más poder, más acceso, más fácilmente para los padres que están trabajando en uno o dos trabajos, para los padres que tienen barreras de idioma. Ese es el deber del gobierno en todos los niveles. No debería existir simplemente por el bien de quien pueda manipular el sistema lo suficientemente bien.

Entonces, sí, creo que hay un nivel de sentimiento de apropiación en personas así. Sienten que han hecho lo correcto y que las demás personas no tienen voz por su propia culpa. Y es un error fundamental. [La idea] de que otras personas, cuando las cosas no salen como quieren, [es porque] no son lo suficientemente inteligentes [o no trabajan lo suficiente]. Yo dije, "¿Estás tratando de decir que esas familias no saben lo que es trabajar duro?" Así fue como lo entendí.

SU: ¿Así que decidió postularse?

Justine: Me decidí. Hablé con algunas personas durante unos días y mi familia me dijo: "Sí". La madre de mi hija, mi madre, dijeron: "Esto es lo que deberías estar haciendo". Porque no solo me gradué de LAUSD y no tuve el apoyo que necesitaba como estudiante universitario de primera generación, sino que también me preocupa el futuro de mi hija. Estoy preocupada por el futuro de todos los estudiantes. Al hablar con los padres, tenemos esta experiencia compartida de que el distrito no responde, no nos prepara para el éxito. Lo veo desde mi experiencia. Hay una gran brecha en cómo tratamos a las personas, fundamentalmente en cómo el distrito ve a los padres y las familias. Eso me sorprendió en las primeras semanas de tener conversaciones con personas a las que respeto tremendamente, pero dijeron, "Oh, pero no eres una maestra".

 JUSTINE GONZALEZ saluda a LOS PADRES PANELISTAS de Speak UP DE BD5

JUSTINE GONZALEZ saluda a LOS PADRES PANELISTAS de Speak UP DE BD5

Y pensé, pero la junta en este momento no tiene un padre actual de LAUSD. Y eso es impactante para mí. Pero lo que más me sorprende es la gente que respeto y que no cree que sea tan importante. Creo que eso es parte del problema. Eso es parte de que los padres no estén comprometidos. Los necesitamos comprometidos para que el distrito tenga éxito, para que nuestros hijos no solo se gradúen, sino que estén preparados para tener éxito en el sistema de colegios comunitarios, el sistema de Cal State University. Llevé esa vergüenza por años de no terminar. Ahora descubro, la mayoría de nuestros graduados están en esta situación, donde vamos a la escuela sin estar preparados. Tantos de nosotros tenemos que tomar cursos de recuperación para seguir el camino. Y muchos de nosotros no terminamos nuestros estudios.

SU: Entonces, ¿usted se identifica con los desafíos de la mayoría de los graduados de LAUSD que no están preparados y quiere cambiar eso?

Justine: Tiene que haber un cambio cultural. Visité una escuela en South Gate, Firestone Academy. Hermoso campus. Están innovando en todo tipo de formas, en términos del espacio y las opciones que tienen los estudiantes para interactuar, estudiar y aprender. La gente no tiene éxito a menos que les des esa autonomía. Eso es empoderamiento. Y hace falta trabajar sobre cómo miramos a nuestros electores. Cómo miramos a los estudiantes. Cómo miramos a los padres, para decir que tienen la agencia suficiente para ayudarnos a construir las soluciones. No es prescriptivo. Creo que es ridículo que alguien afirme, tengo estas cinco políticas y van a arreglar a LAUSD. No, hemos ignorado a muchos de nuestros electores durante tanto tiempo que necesitan que se les otorgue aceptación y respeto.

Usted es capaz de encontrar las soluciones con nosotros, no solo forzarles esos cambios a los electores del distrito. Debe haber una revisión fundamental de cómo hacemos el compromiso y la divulgación. Trayendo a esos padres, trayendo a esos niños al proceso para que puedan ayudar a construir soluciones. Cosas como el tamaño del aula, esas son cosas que deben suceder. Pero no creo que obtendremos el cambio que necesitamos, una especie de transformación de un distrito de $7.5 mil millones que la gente solo piensa que es una máquina que está destinada a fallar. Si hay algo en común al hablar con los constituyentes y las partes interesadas de la ciudad, existe esta ambivalencia. Como, "Bueno, el distrito es grande. Supongo que no puede funcionar”. Y necesitamos algo más que eso. Podemos hacerlo mejor que. Recuerdo mi experiencia personal. De alguna manera, me quede sin ayuda. Existe una falta fundamental de conexión humana para garantizar que nuestros estudiantes tengan el apoyo que necesitan y que los padres tengan una participación en el proceso.

SU: ¿Cómo podemos darles a los padres una voz más grande y más poder en el sistema?

Justine: Bueno, uno, elige a un miembro de la junta que es de hecho un padre. Creo que van a haber un montón de detalles en términos de cómo se ve el cambio a la divulgación. Cómo reclutamos para los órganos de participación de los padres, incluso a nivel preescolar. Por ejemplo, en la escuela de Cece, mencionaron durante la inscripción que había una junta asesora de padres de algún tipo. Nunca he oído hablar de eso otra vez. Tenemos que darnos cuenta de que el deseo y la capacidad están ahí para los padres. Solo necesitan que esas vías se aclaren y que se les empuje. Eso puede parecer bastante trabajo, pero es necesario. No creo que podamos hacer menos.

SU: ¿Cómo responderá usted a los escépticos que dicen que no tiene experiencia en la educación?

Justine: No creo que el sistema esté funcionado como está, y los maestros no faltan en la junta en este momento. Tenemos personas que tienen un conocimiento muy íntimo de cómo funciona LAUSD, cómo es enseñar en un aula, dirigir una escuela. Lo que falta es la voz de los padres. Es una estructura de poder muy cerrada.

SU: La política a menudo se describe como dividida según las líneas de los principales financiadores de las elecciones de la junta escolar, que normalmente han sido United Teachers Los Ángeles y las chárteres. Los padres, sin embargo, no entran en estas categorías distintas.

Justine: Porque los padres están en ambos lados. Los estudiantes están en ambos lados. Algunos padres tienen hijos en ambos sistemas. Esas fueron algunas de las primeras conversaciones que tuve. [La gente preguntaba:] "¿Eres UTLA o CCSA?" Y yo digo, soy una madre. No le pedí permiso a ninguno de los grupos. No le pedí permiso a los funcionarios electos. Vi la necesidad, vi donde mis habilidades pueden proporcionar un impacto positivo. Y ese fue mi análisis. Esto falta. Y creo que eso es lo que la junta necesita ahora. No todas estas disputas.

SU: ¿Cree que es posible atender a todos los niños en todo tipo de escuelas?

Justine:  Sí. Tiene que ser posible porque UTLA no va a ninguna parte. CCSA no va a ninguna parte. Tenemos que aceptar que estamos en el mismo equipo. Habrá diferencias en política. Pero tenemos que hacer lo mejor para los niños. Y esa es una visión de un distrito que tiene una UTLA próspera y una división chárter próspera. Eso es crítico. Hasta que reparemos esto, la junta estará haciendo lo que ha estado haciendo, que es la inacción en momentos cruciales como este con el nombramiento, donde se vislumbra un camino. Hay un camino donde esto podría haberse hecho mejor [con] un proceso más abierto. Pero en cambio, hay una especie de actitud de “línea en la arena”. Necesitamos a alguien con el coraje de avanzar, ya es suficiente. No voy a hablar mal de ninguno de estos grupos. Solo necesitamos avanzar. Solo tenemos que hacer lo mejor para los niños. Los niños necesitan ser la prioridad número uno.

SU: Eso sería un cambio muy beneficioso.  No creo que la mayoría de los padres quieran este tipo de división. Sin embargo, creo que se alimenta principalmente de un lado de esto que dice: si asistes a esta escuela, entonces estás robando recursos de esta, como si fuera un juego de suma cero.

Justine: Esa conversación debe ser dirigida por los padres. Porque LAUSD sirve a padres e hijos en ambos. Uno de cada cinco estudiantes en LAUSD recibe servicios en escuela chárter, por lo que una gran parte de nuestros constituyentes son estudiantes chárter. Así que no hay robo. Tenemos que reconocer que somos parte del mismo cuerpo. La retórica que nos divide aún más tiene que parar.

SU: El distrito en este momento está pasando por una enorme crisis financiera. El sindicato de maestros está al borde de una huelga. ¿Cuál es el problema y cómo lo arreglamos?

Justine: Tratar la huelga es entender a los empleados y cómo debe ser para los servidores públicos. Los maestros están en la primera línea de una profesión que no se valora tanto como otras profesiones de servicio público. Eso es real. Eso es histórico, un problema nacional, un problema social. Estas son las personas que están ayudando a criar a nuestros hijos, enseñándoles a nuestros hijos. Los veo con el mayor respeto como servidores públicos, pero creo que el distrito y UTLA tienen que llegar [a un acuerdo]. Lo que se necesita es presionar a Sacramento por más dinero. Conclusión final. Necesitamos hacer eso. Este estado debe ser un líder en el gasto en educación pública. Este distrito debe tener los recursos que necesita para atender a todos sus niños. No podemos sacrificar la educación de los niños. Tenemos que impulsar ese cambio.

SU: ¿Cree que una huelga local en LAUSD hará que el estado haga algo? La mayoría de las otras huelgas en todo el país fueron paros en todo el estado.

Justine: No quiero fingir que sé lo que va a pasar. No creo que ninguno de nosotros lo sepa. Pero creo que hay una manera para que UTLA y el distrito lleguen a un acuerdo ahora, eviten una huelga y trabajen juntos. Trabajen juntos para empujar a Sacramento. Ese es el camino a seguir. No creo que debamos recurrir a estos esfuerzos de último momento, decir, vamos a incendiar la casa si no obtenemos lo que necesitamos. Pero me doy cuenta de que ese sentimiento tiene legitimidad para las personas que se han estado organizando, para las personas que han estado trabajando en este espacio durante tanto tiempo.

SU: Hay dos visiones que compiten con el presupuesto. El distrito dice: “Mire, tenemos esta cantidad fija de dinero. Si cumplimos con todas estas demandas, iremos a la quiebra y el estado tomará el control". Y UTLA básicamente dice: "No, no le creemos, está escondiendo dinero. O tiene $1.8 mil millones en reservas”. Luego, LAUSD señala que estamos gastando $500 millones más cada año de lo que ingresamos. Entonces, dentro de tres años, que es cuando se requiere que tengan un presupuesto equilibrado, todo el dinero se ha gastado. Entonces, si usamos dinero de una sola vez para aumentos continuos, nos quedamos sin dinero. ¿Acepta los números financieros del distrito?

Justine: Yo sí. Creo que, cuando el condado se acerca a la junta y le dice eso, es toda la prueba que necesitamos. No creo que el distrito esté en posición de ocultar el dinero que podría gastar para hacer que todos estén más felices. No estoy de acuerdo con ese análisis. Una vez más, creo que el mejor camino para los maestros, los estudiantes, las familias es que trabajemos juntos. Estamos en el mismo equipo. Nosotros [todos] queremos [más fondos], y lo necesitamos. Creo que la organización conjunta en ese empeño podría ser muy poderosa y obligar a Sacramento a escuchar a un cuerpo unificado o junta. Porque en este momento, si la evaluación política es: "Ah, causaremos un alboroto que obligue al estado a hacer algo", esa no es una posición de poder.

 JUSTINE GONZALEZ EN LA SEDE DEMOCRÁTICA DE WEST LA NOCHE DE ELECCIONES, NOV. 6

JUSTINE GONZALEZ EN LA SEDE DEMOCRÁTICA DE WEST LA NOCHE DE ELECCIONES, NOV. 6

En este momento, el consenso en el terreno, lo siento, para el padre promedio, para la persona promedia, es que el distrito está fallando. Ha estado fallando durante mucho tiempo. No puedes fallar por tanto tiempo y listo, "bueno, si nos das un poco más de dinero". Tiene que ser un plan unificado. Tiene que haber voluntad política, buena voluntad para avanzar. Yo respeto el sindicato y lo que quiere hacer. Respeto al distrito y lo que debe hacer para satisfacer sus requisitos, ser solvente y no ser tomado [por el estado]. Me importa mucho el control local. Algunas personas me han dicho, bueno, tal vez debería ser tomado. No creo que eso vaya a ayudar. Nos hará parecer incluso más como un fracaso.

SU: Tenemos padres miembros a cuyos hijos les tocan maestros ineficaces, y es una de las razones principales por las que las personas abandonan el distrito. ¿Tiene alguna idea sobre cómo podríamos mejorar la calidad de los maestros?

Justine: He estado hablando con los padres y he escuchado esa preocupación. Ese proceso necesita ser reevaluado y cambiado. Nuevamente, debemos comenzar a escuchar las voces de los padres en ese espacio. Entiendo que el contrato es complicado y difícil, pero no es suficiente para nosotros decir: "Ni modo". Es por eso que estamos perdiendo la inscripción de estudiantes. Tenemos que tener un proceso público, donde los padres pueden presentar propuestas. Me encantaría eso. Me encantaría que haya palancas de poder para que los padres traigan el cambio.

SU: Recientemente, LAUSD tuvo una presentación sobre los jóvenes LGBTQ y la gran cantidad de personas que han considerado la autolesión, a pesar de que LAUSD se considera un líder en este tema.

Justine: Una vez más, existe esa disparidad entre la política y la realidad vivida para los electores. En esa reunión de la junta, recuerdo que había una mujer que se puso de pie y dijo: "Oye, mi hija fue acosada. Nadie hizo nada, y nadie hizo seguimiento". He visto que eso sucede en tantos espacios corporales del gobierno. Parece que hablamos una buena charla sobre la inclusión, sobre capacidad de respuesta, pero hay demasiadas historias sobre el terreno de familias que han sido lastimadas e ignoradas. Todavía recuerdo y espero que alguien haya seguido el caso.

SU: Ella es uno de nuestros miembros, en realidad.

Justine: OK, gracias por estar ahí. Pero mire eso. Usted necesita organizaciones sin fines de lucro para involucrar a los padres porque el distrito no lo hace. Lo que es vergonzoso y tonto.

SU: ¿Hay algo más que quiera decir sobre lo que debe cambiar? ¿O por qué la gente debería votar por usted?

Justine: Ha sido un gran honor y un privilegio interactuar con la gente en este espacio. Hay mucho potencial para el distrito, para que cambiemos la forma en que funciona y para que sea un proceso saludable y positivo. Cambiar este proceso para tener más acceso para los padres es importante para mí. Para mí, al ser de clase trabajadora también, alguien me preguntó: "¿Tiene una inversión para empezar?" Yo dije, no. No soy rico. No tengo miles de dólares para comenzar mi campaña. Para mí, es llamar por dinero, eventos de recaudación de fondos, hacer todo eso, y creo que el acceso debe estar allí. Tiene que ser parte de ello. Es desalentador, ese parte de mucho de dinero, donde las cosas son, si no vas a recaudar $300,000, ¿por qué haces esto? Eso es una locura. ¿Cómo esperamos que el distrito cambie para mejor si así es como se obtiene acceso al poder? Así que espero con ansias transformar cómo hacemos las elecciones en este distrito, con esta elección.

* Justine González ha enviado las firmas requeridas, y tendremos confirmación de si ella califica oficialmente para la boleta el lunes, según la Secretaria Municipal.