El candidato para superintendente estatal, Marshall Tuck, dice que los padres pueden ser gran 'fuerza en contra del status quo'

Speak UP recientemente entrevisto a Marshall Tuck, un candidato para superintendente de instrucción pública del estado. Esta es la segunda parte de nuestra entrevista. La primera parte se puede leer aquí.

Speak UP: ¿Es usted el único candidato capacitado que está realmente familiarizado con LAUSD?

tuck-interview-3.jpg

Marshall: Definitivamente. He estado trabajando en escuelas públicas en Los Ángeles desde 2002, y por lo tanto como alguien que trabajó en escuelas chárter y en el LAUSD, quien dirigió el Partnership, que ha sido muy activo con los líderes del LAUSD, con los miembros de nuestra junta de educación y luego quién también es padre en el LAUSD. En cuanto a entender las escuelas públicas en Los Ángeles, creo que tengo un currículum muy fuerte para ese trabajo. Trabajé en escuelas durante mucho tiempo, pero ahora teniendo un punto de vista como el padre de Mason Tuck, definitivamente se amplió y expandió mi perspectiva y comprensión de las escuelas públicas. Hay tanto amor allí, quieres mucho para que tu hijo tenga una sólida experiencia en la escuela, y por eso te da una perspectiva diferente.

Speak UP: Su hijo asiste a Beethoven, que es una escuela tradicional de vecindario de LAUSD. ¿Cómo elegiste esta escuela para tu hijo?

Marshall: Tenemos suerte donde vivimos. Vivo en Mar Vista, y hay tres escuelas que se encuentran a una milla de nuestra casa. Conocía muy bien al Distrito Escolar Unificado de L.A., pero el proceso para poder elegir a uno de esos tres no fue fácil. Eso fue hace un poco más de dos años cuando comenzamos a investigar, para descubrir cómo obtener el permiso para realmente asistir a [Beethoven]. Fue muy difícil descubrir el proceso para permitirle ir a otra escuela en el Distrito Escolar Unificado de L.A. Y esto es de alguien que conoce bien el distrito. Así que estoy entusiasmado con la dirección que está tomando el distrito en términos de un sistema de inscripción unificado.

Beethoven es una escuela de las más pequeñas. Es una muy buena escuela. Hicimos lo que hacen muchos padres. Fuimos a greatschools.org, y nos dirigimos al sitio web de California [Dashboard], que no tenía tanta información como nos hubiera gustado, para ver cómo estaba académicamente, hablamos con amigos del vecindario. Hablé con algunos educadores que conozco en el vecindario y simplemente sentí que era lo adecuado para nuestro hijo. Aún fue mucho trabajo para descubrir: ¿Cuáles eran las escuelas dentro de nuestro vecindario general? ¿Cuál es el proceso para inscribirse en ellos, y qué hay de diferente entre las escuelas? Fue un proceso más intenso y riguroso de lo que creí que seria, y estoy emocionado y optimista de que haya algún movimiento para mejorar el proceso para los padres. Y estoy muy agradecido con Speak UP por impulsar que eso suceda.

Speak UP: Gracias. ¿Me pregunto cuánto profundizo en la búsqueda y análisis de los datos cuando estaba buscaba escuelas, y si consideró el crecimiento, y no solo los puntajes de las pruebas en bruto, la demografía de los niños y si estaban o no incrementando las puntuaciones de los niños que quizá ingresaron con desafíos?

Marshall: Puedes estar seguro de que estaba investigando los datos de forma muy intensa para mi hijo. Analizamos los datos en todas las áreas en términos de resultados académicos. Observando el crecimiento, mirando datos desglosados, especialmente sobre cómo lidian con necesidades especiales, cómo lidian con problemas de mucha pobreza. La escuela de Mason, es mayoritariamente niños con mucha pobreza. Hablamos con la gente, y luego miramos el tamaño de la escuela y el programa de instrucción. Beethoven tenía un programa de programación para niños. Mi hijo ama los Legos. Él es bastante visual, y nos gustó ese programa. Usamos toda esa información para tomar nuestra decisión e hicimos la mayor parte de eso investigando nosotros mismos, y ahí es donde creo que hacer que sea lo más accesible posible para todos los padres [ayudaría]. Estoy de acuerdo con el grupo llamado Parent Revolution, que realmente está enfocado, muy parecido a Speak UP, sobre cómo ayudar a los padres a obtener más información sobre sus opciones de escuelas públicas, para que puedan tomar las decisiones correctas para sus hijos.

Speak UP: Es una gran conversación en este momento a nivel de la junta de LAUSD porque no estamos viendo a nivel estatal buena información en un formato que sea fácil de entender para los padres.

Marshall: En Sacramento, lanzaron lo que se llamó su tablero de datos (Dashboard), y creo que las intenciones son buenas, avanzando hacia medidas múltiples donde no solo están mirando los puntajes de las pruebas. Están buscando puntajes de prueba por diferentes subgrupos. Están estudiando la asistencia, están estudiando las tasas de graduación de las escuelas secundarias, por lo que en realidad tienen más métricas, lo cual es algo bueno. Pero la parte desafiante es que este sistema no es fácil de usar para los padres. Y cuando piensas en un sistema de datos a nivel estatal, realmente debería usarse con tres propósitos. Una de ellas es brindarles a los padres buena información sobre el rendimiento de las escuelas en su comunidad y sobre el rendimiento de las escuelas de sus hijos, de modo que puedan ayudar a encontrar una mejor opción para sus hijos. Esto es lo que a la gente le hace falta. No se trata de intentar decir que una escuela es mala o buena, sino, ¿cuál es la mejor opción para mi hijo? En segundo lugar, se requieren los datos para ayudar a los educadores a aprender. Para ayudar a sus maestros y sus directores y consejeros, sus superintendentes a descubrir, ¿estamos bien o no? Y luego, tercero, se deben utilizar los datos para un sistema de responsabilidad, para decir: "Oye, si hay algunos desafíos únicos, ¿qué vamos a hacer al respecto? Y si también hay un éxito único, ¿cómo lo crecemos?"

El desafío con el tablero en este momento, para los padres, es que no es realmente fácil de usar. [También] no tiene datos relativos. Cuando voy al tablero de mi hijo Mason para Beethoven, no se ve cómo se compara esa escuela con otras escuelas. Y tampoco proporciona información cualitativa. No hay muchos consejos para padres que sean realmente digeribles y fáciles.

En el Partnership, una de las primeras cosas que hicimos en 2008 fue que dijimos: "Oigan, nuestros padres tendrían una boleta de calificaciones como los niños tienen una boleta de calificaciones en la escuela", y reunimos a los padres y hicimos toneladas de grupos de enfoque para que fuera fácil de usar. Y luego también lo mejoramos continuamente. Así que hay mucho trabajo por hacer para que sea mucho más fácil de usar para los padres. Creo que debería tener algunos puntajes resumidos sumarios para tener una mejor idea de lo que es el resultado final. Si el estado no hace eso, entonces otros lo harán. Entonces, como muchos padres que están más comprometidos, irán a greatschools.org, y los padres que están menos comprometidos o que no están tan conectados, no necesariamente saben que existe. El estado tiene un trabajo real para hacer un mejor desempeño al servir a padres e hijos.

Speak UP: Absolutamente. ¿Y es eso algo que estaría bajo su jurisdicción si es elegido?

Marshall: Los cambios a gran escala probablemente requieran compromiso de la junta estatal y la legislatura, pero cosas como agregar pequeños consejos: ¿qué significa esto para su hijo y la escuela? Yo puedo hacer eso. Y eso es algo que planeamos hacer desde el comienzo. Asegurémonos de que esto sea mucho más fácil de usar en su forma actual, y luego trabajemos con la junta estatal y, si es necesario, la legislatura para ajustar algunos de sus fundamentos.

Quiero obtener mucha más flexibilidad del código educativo. Eso requerirá que la legislatura haga cambios. Eso es difícil. Pero la junta de educación del estado puede otorgar exenciones al código de educación. Así que mi plan es el primer año, hagamos que un número de superintendentes de todo el estado se unan y digan: "aquí está el por qué queremos todas estas exenciones, nos ayudará a servir mejor a los niños".

Speak UP: ¿Exenciones a qué, y cuál sería el impacto en el mundo real que los padres puedan ver en sus escuelas?

Marshall: El Código de Educación de California es este gran libro lleno de regulaciones y reglas en torno a las escuelas. Las escuelas chárter realmente tienen flexibilidad sobre una porción significativa del código de educación. Esa es realmente una de las mayores diferencias [entre] una escuela pública chárter y una escuela pública del distrito. La idea era, démosles más espacio para innovar. Dejemos que la creatividad y el espíritu emprendedor de nuestros educadores se disparen. Aprendamos de eso y veamos qué está funcionando realmente bien, y luego compartamos eso a través de los distritos en todo el estado.

Queremos que Sacramento cambie de un lugar que funciona por un status quo a un lugar que funcione para padres e hijos.

Speak UP: ¿También está hablando de dar a las escuelas del distrito flexibilidades similares sobre el personal, por ejemplo?

Marshall: Para la parte del personal se necesita trabajar con las organizaciones laborales para llegar allí. Se pueden otorgar exenciones significativas en el aspecto curricular, algo de creatividad en el lado del personal, pero hay reglas laborales más profundas que tenemos que trabajar a través de la legislatura y junto con las organizaciones laborales para lograrlo. Debemos asegurar que nuestros maestros se sientan bien con estas decisiones.

Speak UP: ¿Podemos hablar por un segundo sobre las escuelas de bajo rendimiento? Nuestro estado tiene muchas. LAUSD tiene bastantes escuelas donde los niños no están alcanzando los estándares ni en matemáticas ni en inglés. ¿Qué se necesitará para cambiar las escuelas con bajo rendimiento persistente?

Marshall: Tiene que ser una de las principales prioridades para un distrito escolar. Esas escuelas requieren más dólares. La buena noticia es que, con la Fórmula de Financiamiento de Control Local, eso brinda una oportunidad. Tenemos que asegurarnos de que el dinero llegue a esos niños. Lo se hace con esos recursos es obtener los mejores directores para trabajar en las escuelas más difíciles. Ese es el mayor desafío de por qué las escuelas han estado estancadas por tanto tiempo. Nuestras escuelas de mayor pobreza tienen maestros y directores más jóvenes y con menos experiencia, con una renovación del personal mucho más alta que las escuelas de mayores ingresos. Ese es el quid. Ese es el punto de partida para mover esas escuelas hacia adelante. En una escuela de Partnership, pagamos a nuestros directores alrededor de $25,000 más para trabajar en East LA y South LA que en Palisades, y también obtuvieron más apoyo.

En segundo lugar, se debe tener maestros realmente fuertes. Tienes que averiguar cómo logras que los maestros vengan y se queden en esas áreas. Y se debe considerar dólares adicionales para trabajar en las escuelas de mayor pobreza, así como más apoyos.

Entonces, se debe tener una proporción mucho mejor de asesores y otro personal de apoyo alrededor de esos maestros. California tiene una de las peores proporciones entre consejeros y estudiantes en el país. Es como 800 a uno. No hay consejería para todos los niños. Y debes asegurar que el plan de estudios tenga sentido para tus alumnos. [En el Partnership] nos aseguramos de que nuestros niños tuvieran la preparación universitaria, muchos más cursos de intervención para niños que quedaron muy atrás. Tiempo prolongado. Mucho más trabajo para involucrar a las familias en las escuelas. Tienes que hacer mucha divulgación y dedicar tiempo. También quieres tener muchos apoyos adicionales. Podemos traer clínicas de salud mental a nuestros campus para ayudar realmente con un gran apoyo social y emocional. Muchos niños tenían problemas de salud reales. Evaluamos la visión de todos nuestros niños, y obtuvimos anteojos para muchos de nuestros niños que no podían ver el pizarrón.

Tiene que ser un esfuerzo colectivo integral en torno a directores, maestros, plan de estudios, programa, asociaciones y padres. Se requiere crear una cultura en un distrito escolar donde las personas quieran trabajar en las escuelas más desafiantes y quieran permanecer allí. Es posible. No hay duda de que una escuela sola no puede resolver todos los problemas de la sociedad, pero podemos progresar mucho más. Eso es lo que hicimos en nuestras escuelas del Partnership, y eso es lo que planeamos hacer para el estado.

Speak UP: ¿Puede hablar sobre el papel de los padres en la política educativa? Se habla mucho sobre la participación de los padres. No se habla mucho sobre el poder de los padres. ¿Qué papel desempeña usted como padre en la política educativa y cómo pueden participar los padres?

Marshall: Bueno, voy a comenzar con una felicitación para Speak UP porque creo que lo que Speak UP está tratando de hacer es simplemente fenomenal. Se trata de cómo involucrar a los padres, no solo en el aula de sus hijos o en su escuela, sino en el ámbito de la política educativa. Los padres son las personas naturales para involucrarse más. Todos deberíamos preocuparnos, y todos deben darse cuenta de que no se trata tanto de nuestros propios hijos. Todos los niños son nuestros niños. Es saludable para nuestra sociedad pensar de esa manera. Por lo tanto, no es solo la responsabilidad de los padres, pero dado que los padres tienen hijos en las escuelas en este momento, es más probable que sean los más activos de inmediato. Y, por lo tanto, grupos como Speak UP que pueden comunicarse con los padres -aunque están ocupados y tienen a sus hijos como su enfoque- para comprender cuán grandes son estas decisiones críticas. Qué importante es elegir a los líderes que van a poner a los niños en primer lugar e impulsar el cambio para los niños y luego encontrar maneras para que los padres en sus vidas ocupadas sigan participando en la política educativa.

Porque si no participamos en la política educativa, nunca educaremos a todos los niños. Ese es un hecho que puedo decirle con certeza. Por lo tanto, es esencial que los padres participen mucho más, no solo a nivel escolar, sino a nivel de la junta escolar, a nivel estatal, para contrarrestar el status quo. Los padres tienen una buena idea de cómo debería ser el mundo. Pueden imaginarse todos los días como "Wow, sería genial si mi hijo tuviera esto", y pueden ser una voz excepcionalmente buena para educar e impulsar a los líderes electos y un establecimiento y un status quo que no pueden ver lo que es posible. Y entonces tenemos que tener padres mucho más comprometidos.

Speak UP: Y si quieren participar en su campaña o ayudar en lo que está haciendo, ¿qué pueden hacer?

Marshall: Tenemos una elección primaria el 5 de junio y una elección general en noviembre. Necesitamos personas involucradas. Marshalltuck.com es nuestro sitio web. Puedes registrarte para participar. Tenemos muchas formas diferentes en que las personas pueden involucrarse. Tenemos algunas herramientas de software realmente sólidas que le permiten decirle a todos en su red que respalden nuestra campaña en menos de cinco minutos. Para las personas que quieren venir y ofrecerse en persona, tenemos eventos en todo el estado. Sin duda, debemos recaudar dinero para transmitir nuestro mensaje. Entonces, necesitamos personas que respalden esta campaña. Nuestros hijos necesitan que intensifiquemos e impulsemos el cambio, y de eso se trata. No podemos seguir haciendo las cosas como las hemos estado haciendo. Tenemos 6.2 millones de niños en nuestro estado, y más de tres millones no pueden leer y escribir a nivel de grado. Esto es inaceptable. Podemos hacerlo mucho mejor, y es por eso que necesitamos que los padres se involucren en esta campaña para que podamos ganar esta carrera, y luego participar con nosotros durante mucho tiempo a medida que manejamos los cambios que nuestros niños merecen.

Para leer la primera parte de esta entrevista, haga clic aquí. Speak UP también se ha comunicado con el principal oponente de Tuck, pero aún no ha podido programar una entrevista.