La victoria de Goldberg significa que la nueva Junta de mayoría blanca, seguirá sin tener ningún padre con niños en las escuelas de Los Ángeles

Con el regreso de la política veterana Jackie Goldberg a la Junta de LAUSD para representar al Distrito 5, casi 30 años después de su partida, este distrito de mayoría latina ahora será administrado por una Junta de mayoría blanca, que seguirá sin tener padres de niños en edad escolar.

bw-4.14.19-goldberg.jpg

Goldberg derrotó a Heather Repenning, madre de familia del Distrito Unificado de Los Ángeles, con 72 a 28 por ciento, una mísera participación de votantes de 7.7 por ciento. Su victoria señala un aumento en el poder del Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) después de la huelga de enero, lo que podría complicar los esfuerzos del superintendente Austin Beutner, para controlar los gastos del distrito, en un momento en que el Condado amenaza con tomar el control.

"Este no es el final, es el comienzo", dijo.

Goldberg a sus partidarios después de que los resultados iniciales llegaron la noche del martes.

Debido a que esta fue una elección especial para ocupar el puesto que dejó vacante el miembro de la Junta Ref Rodríguez, quien renunció el verano pasado, Goldberg solo ocupará el cargo durante aproximadamente un año antes de que se celebre otra elección primaria en marzo próximo. El Distrito 5 incluye los barrios de gentrificación de Los Feliz y Echo Park, así como las ciudades de abrumadora demografía latina en el sureste, como Huntington Park, South Gate, Vernon y Cudahy.

La pérdida de un representante latino en el Distrito 5 significa que cuatro de los siete miembros de la Junta del LAUSD ahora son blancos, a pesar del hecho de que el 90 por ciento de los estudiantes de L.A. Unified son niños de color.

"Felicitaciones a la Sra. Goldberg. Esperamos y confiamos en que ella centrará su atención en mejorar los resultados para los niños en su distrito que están menos atendidos por sus escuelas locales”, dijo la fundadora y directora ejecutiva de Speak UP, Katie Braude. "Y esperamos que ella sea sincera cuando dice que las familias en el sureste no serán ignoradas".

La victoria de Goldberg también representa una amenaza potencial para el futuro de las escuelas chárter en Los Ángeles y para 20 por ciento de los estudiantes de L.A., a los que prestan servicio, la gran mayoría de los cuales son niños de color de bajos ingresos.

"La única razón por la que regresé luego de mi jubilación, es porque puedo vencer a las personas que están postulando a los candidatos chárter", dijo Goldberg, que también formó parte del Consejo de la Ciudad y de la Asamblea estatal, al principio de su campaña. La Asociación de Escuelas Chárter de California, que ha sido patrocinador principal en las contiendas anteriores de la junta escolar, optó por no luchar contra Goldberg ni respaldar a ningún candidato en la primaria o en la segunda vuelta de esta elección. 

En cambio, la contienda terminó siendo una batalla entre dos sindicatos: UTLA y SEIU Local 99, el sindicato que representa a los conductores de autobuses, conserjes, ayudantes de educación especial y trabajadores de la cafetería, que respaldaron a Repenning, un exdiputada y aliada cercana del alcalde Eric Garcetti. 

En una era de creciente polarización política, Repenning se definió a sí misma como una pragmática moderada en el tema de “opción de escuela”, sin pronunciarse a favor de las escuelas autónomas o chárter, o atacarlas abiertamente. Esa estrategia no logró superar la hostil campaña anti-chárter que emitió UTLA durante y después de la huelga, la que resonó en un distrito en el que el ex miembro de la junta, un operador de una escuela chárter se declaró culpable de reembolsar a algunos donantes de campaña con sus propios fondos, sin revelarlo a las autoridades.

La Junta del LAUSD ahora tendrá tres miembros de siete que tienden a votar por las políticas que UTLA promueve y un miembro con voluntad de reforma que siempre está dispuesto a enfrentarse contra las políticas de UTLA que no benefician a los niños, el vicepresidente de la Junta Nick Melvoin (Distrito 4). La presidenta de la Junta, Mónica García (Distrito 2), Kelly Gonez (Distrito 6) y Vladovic a menudo se unen a Melvoin para formar un bloque de votación de “Primero los Niños”, aunque los tres votaron a favor de una resolución de la moratoria sobre las escuelas chárter después de la huelga que limitaría las opciones para los niños, y Vladovic oscila más a menudo entre el bloque de sindicato y el de mentalidad reformista.

La elección de Goldberg también podría afectar las posibilidades de aprobar la Medida EE el 4 de junio, el impuesto a las parcelas que generaría $ 500 millones adicionales anuales a las escuelas de Los Ángeles, que Speak UP está haciendo campaña para aprobar.

Goldberg advirtió a la junta hace un año que el LAUSD "muy bien puede terminar en bancarrota", pero cambió de tono cuando ingresó a la contienda y ahora imita los puntos de conversación de UTLA sobre el LAUSD exagerando su crisis financiera, un mensaje que potencialmente hace que sea más difícil convencer a los votantes a dar más. El único reconocimiento de Goldberg sobre los problemas financieros del LAUSD, tiene lugar cuando culpa a las escuelas autónomas o chárteres, por la falta de matrícula estudiantil en escuelas de LAUSD, a pesar de que la disminución de las tasas de natalidad y las familias que se mudan a otros distritos escolares son igualmente responsables de la pérdida de la inscripción.

Expertos independientes aseguran que los costos de la pensión de jubilación y los gastos de atención médica son el mayor gasto en las finanzas del LAUSD. La oposición de Goldberg a las reformas financieras para controlar esos costos crecientes podría reforzar el argumento de los opositores a la medida EE, de que L.A. Unified desperdicia dinero y se niega a reformar. Si el impuesto a las parcelas no se aprueba, es posible que se produzcan recortes y aumentos en el tamaño de las clases para evitar una toma de posesión del Condado.