Manifestantes detienen reunión de la Junta de LAUSD después de un informe financiero abismal

bw-12.11.18.jpeg

Después de escuchar un informe financiero terrible del director financiero de LAUSD, los manifestantes alineados con UTLA detuvieron la reunión de la Junta de LAUSD el martes temprano, lo que impidió que la junta considerara dos resoluciones para ayudar a aumentar los ingresos y el financiamiento estatal para la educación.

El movimiento de UTLA hacia una huelga de maestros puede resultar contraproducente. La estrategia del sindicato de afirmar que el distrito está ocultando o acumulando dinero podría impedir que el estado le proporcione a LAUSD el aumento en fondos que todos necesitamos.

Después de todo, ¿por qué el estado proporcionaría más fondos si LAUSD estuviera lleno de efectivo, como afirma UTLA?

Los padres, que están cansados de quedar atrapados en medio de toda esta ruidosa agitación laboral, esperan con interés el informe del investigador de datos neutral, que se entregará a LAUSD y UTLA este viernes. El distrito tiene dos semanas para hacer público el informe.

El director financiero de LAUSD, Scott Price, describió los detalles del plan de estabilización fiscal de LAUSD en la reunión del martes, que el condado requirió para abordar la calificación de presupuesto "cualificado" del distrito. Sin recortes o más ingresos, LAUSD caerá por debajo de su reserva requerida del 1 por ciento dentro de un par de años, y caerá $500 millones en el hoyo para el año escolar 2022-23.

Para satisfacer a los supervisores del condado, que han amenazado con rescindir la autoridad de la junta si LAUSD no se corrige, se espera que se eliminen 283 empleos en 175 categorías diferentes, por un total de $35.5 millones al año en ahorros. Es probable que los maestros con menos antigüedad sean los que pierdan sus empleos primero. Esto se debe a que muchos administradores en la oficina central tienen derecho, cuando se eliminan sus puestos administrativos, a regresar al aula y tomar los puestos de los maestros.

Entre los empleos que los jefes de división proponen serían recortados como parte de la reducción del 15 por ciento están: el jefe de policía de LAUSD, el director ejecutivo de educación especial, cinco entrenadores educadores de padres y el director ejecutivo principal del programa de educación artística.

Los padres están de acuerdo con recortar burócratas caros, ¿pero el jefe de la policía? Eso suena como una posición bastante importante. ¿Deberían los padres comenzar a preocuparse de que las cosas estén tan mal financieramente que la seguridad de los estudiantes se verá comprometida?

bw-12.11.18-sp.jpg

Price entró en detalles minuciosos en la reunión de la junta del martes para describir exactamente para qué se utilizará la tan debatida reserva de LAUSD durante los próximos dos años. Gran parte de esta ya se ha comprometido con aumentos de empleados como parte de las negociaciones laborales. Algunos de ellos son fondos transferidos directamente de fondos no utilizados que los directores no gastaron en sus presupuestos escolares. Gran parte del resto solo se utiliza para mantener el distrito a flote y cubrir un déficit presupuestario anual de $500 millones (lo que significa que LAUSD gasta más cada año de lo que recibe en ingresos).

El hecho es que se está sacando dinero de las escuelas para mantener el distrito en marcha, y esto significa que abran despidos masivos. Como señaló el martes el miembro de la Junta Scott Schmerelson (BD3): "Eso va a causar un gran lío".

No podríamos estar más de acuerdo. Esto es un gran lío, y la única manera de evitarlo es que los padres, los maestros y el distrito trabajen juntos para presionar por más fondos estatales. Pelearse entre sí no ayuda y puede ser la muerte del distrito tal como lo conocemos. Todos tenemos que estar marchando en Sacramento