Los padres quieren que sistema de calificación escolar se enfoque en el crecimiento académico de los estudiantes

El crecimiento académico estudiantil encabeza la lista de prioridades de los padres para un marco de rendimiento escolar, según una encuesta de Speak UP de 200 padres en todo LAUSD, que se presentó a la Junta de LAUSD el martes.

bw-12.12.18-1.jpeg

Este otoño, Speak Up realizó grupos focales y encuestas a los padres de todo tipo de escuelas que representan la diversidad geográfica, socioeconómica, racial y de necesidades del distrito. Los resultados demostraron que, independientemente del tipo de escuela, la ubicación geográfica o la composición socioeconómica de la escuela, los padres quieren lo mismo en una boleta de calificaciones de una escuela.

Un 73% de los padres calificaron el crecimiento académico de los estudiantes como "muy importante", más que cualquier otra medida de rendimiento. El rendimiento académico general de los estudiantes se ubicó en segundo lugar, con el 69 por ciento de los padres que lo calificaron como muy importante, mientras que la eficacia del director y las cualificaciones de los maestros se ubicaron en tercero y cuarto.

"Lo que esto nos dice es que los padres claramente se preocupan más por los resultados para sus hijos", dijo Tom Creery, un ex maestro que ahora trabaja como coordinador de participación de padres de Speak UP, en un comentario público. "Quieren que sus estudiantes progresen y tengan éxito, y quieren saber qué tan bien está cumpliendo una escuela con esas medidas".

Otros factores importantes para los padres son las tasas de graduación y el crecimiento de las poblaciones más vulnerables de la escuela, como los niños con necesidades especiales, los aprendices del idioma inglés y los jóvenes de acogida.

"Los padres encuestados demuestran una comprensión clara de la diferencia entre competencia y crecimiento y se dan cuenta de que muchos estudiantes ingresan al sistema de educación pública con déficits sustanciales que deben considerarse", dijo Creery.

Los padres también priorizaron las credenciales de los maestros y la frecuencia con la que se evalúan por encima del número de años de servicio. Los padres valoran las medidas de calidad sobre las medidas de antigüedad por un amplio margen, 64 por ciento al 38 por ciento.

Si bien los padres están más interesados en el rendimiento académico y el crecimiento, también quieren poder examinar el clima escolar, la seguridad en el campus y la participación de los padres cuando consideran escuelas. Los padres quieren saber si se sentirán bienvenidos en la escuela y cómo están involucrados los padres en el gobierno escolar.

Los resultados de la encuesta de Speak UP fueron similares a un informe del superintendente sobre el progreso del marco de desempeño, que también se presentó a la junta el martes. Un grupo de trabajo de 63 padres, maestros, administradores y otras partes interesadas se ha estado reuniendo con LAUSD durante los últimos meses para analizar el marco de desempeño. Speak UP ha asistido a algunas de esas reuniones.

De esas sesiones de grupo de trabajo surgieron cuatro categorías de interés en la evaluación: rendimiento, aprendizaje socioemocional (que incluye clima escolar, participación de los padres, tasas de suspensión y absentismo y seguridad), equidad (el atender bien a las poblaciones vulnerables con las mismas altas expectativas) y holística (lo que significa que crea un amplio retrato de las escuelas que incluye encuestas de las partes interesadas).

LAUSD también propuso proporcionar ponderaciones a varios factores: 30-40 por ciento para el crecimiento académico, 20-30 por ciento para el rendimiento (o puntajes de exámenes) y 20-30 por ciento para el clima escolar en las escuelas primarias e intermedias. Las escuelas secundarias agregarían una categoría para la preparación universitaria.

LAUSD también presentó un diseño preliminar de las categorías del marco de desempeño, que incluía cinco categorías de escuelas, desde las menos hasta las más necesitadas: "ejemplar" (para los mejores de la ciudad) hasta "intervenir" (el rendimiento es bajo y el cambio es necesario). Las categorías también se mostrarían con un sistema de estrellas de una a cinco estrellas, y las escuelas identificadas como necesitando intervención recibirían apoyo adicional para mejorar, según la directora académica Frances Gipson.

Los miembros de la Junta Kelly Gonez (BD6) y Nick Melvoin (BD4) elogiaron el enfoque en el crecimiento. "Estoy particularmente entusiasmada con la inclusión del crecimiento y el enfoque relacionado con el crecimiento porque nuestras escuelas están creciendo y progresando bien, y necesitamos un marco de desempeño que resalte ese trabajo", dijo Gonez.

"Estoy de acuerdo que el enfoque sobre el crecimiento, que está ausente del tablero estatal, es crucial", dijo Melvoin, quien agregó que también apreciaba los elementos de acción propuestos que se adjuntan a las calificaciones para que LAUSD no se limite a etiquetar las escuelas de bajo rendimiento y alejarse sin proporcionar el apoyo necesario para ayudarlos a mejorar.

bw-12.12.18-2-sp.jpg