Investigador de hechos dice que UTLA debería aceptar las ofertas de LAUSD sobre salario y tamaño de clases para prevenir una huelga

EL SUPERINTENDENTE AUSTIN BEUTNER EXPLICA CÓMO SE ESTÁN GASTANDO LAS RESERVAS DE LAUSD EN AUMENTOS PARA EMPLEADOS Y EN LOS ESTUDIANTES MÁS NECESITADOS.

EL SUPERINTENDENTE AUSTIN BEUTNER EXPLICA CÓMO SE ESTÁN GASTANDO LAS RESERVAS DE LAUSD EN AUMENTOS PARA EMPLEADOS Y EN LOS ESTUDIANTES MÁS NECESITADOS.

En un impresionante reproche al sindicato United Teachers Los Ángeles, el investigador neutral designado por el estado para ayudar a resolver la disputa laboral de LAUSD ha respaldado la mayoría de los detalles principales de las recientes ofertas de LAUSD sobre salarios y tamaños de clase como el camino a seguir para prevenir una huelga.

El investigador de hechos confirmó que LAUSD enfrenta un gran déficit y sugirió que UTLA acepte la oferta de un aumento del 6 por ciento de LAUSD, así como la oferta de septiembre de LAUSD para dedicar fondos adicionales a reducir el tamaño de las clases y contratar más enfermeras, consejeros y bibliotecarios. LAUSD ha ofrecido $30 millones para hacer eso en las escuelas con mayores necesidades, pero UTLA ha rechazado instantáneamente todas las ofertas de LAUSD hasta la fecha.

"El informe dice que la oferta del 6 por ciento del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles es apropiada", dijo el superintendente de LAUSD, Austin Beutner, quien sugirió que UTLA estuvo de acuerdo porque el representante del sindicato en el panel de investigación escribió "Estoy de acuerdo" con la recomendación. “El resto del informe confirma lo que el Distrito de Los Ángeles ya ha ofrecido a UTLA ... Creemos que el camino a seguir es claro, y el investigador neutral de hechos nos ha dicho que el camino a seguir es claro. El seis por ciento es justo".

El informe neutral sobre la investigación de hechos también dice que las demandas de UTLA sobre el tamaño de clases “en este momento son caras". El informe respaldó parte de la oferta de octubre de LAUSD de trabajar junto con UTLA para desarrollar un nuevo plan sobre tamaño de clases.

Beutner estuvo de acuerdo en que el tamaño de las clases es demasiado grande, pero señaló que las cosas están aún peor en todos los 10 distritos más grandes del estado con la excepción de uno. "El tamaño de las clases es un problema en toda California", dijo. "En comparación con los otros 10 distritos grandes en todo el estado, no estamos tan mal".

bw-12.18.18-2-sp.jpg

Después de analizar el informe del investigador neutral, Beutner pidió a UTLA cerrar un trato y resolver la disputa ahora sin el dolor de una huelga, que UTLA ha amenazado para mediados de enero a menos que se cumplan todas sus demandas. Beutner dijo que estaría disponible "24-7" durante los días festivos para llegar a un acuerdo para proteger a los niños de LAUSD. "Esperamos que UTLA se una a nosotros en la mesa de negociaciones para resolver esto".

Satisfacer las demandas de UTLA tal como están ahora probablemente sería ilegal, agregó Beutner. Costarían alrededor de $900 millones e instantáneamente llevarían a más de 10,000 despidos o una toma de control por parte del estado. "Lo que UTLA ha propuesto como tómalo o déjalo dejaría al distrito insolvente hoy", dijo Beutner. "Inmediatamente estaríamos bajo la tutela del estado. No sé si legalmente la junta incluso podría aprobarlo".

Después de la publicación del informe de investigación, Beutner dijo que la pelota ahora está completamente en la cancha de UTLA, y si el sindicato aún está dispuesto a irse a la huelga y a perjudicar a los niños empobrecidos de LAUSD, no hay nada que él o nadie más pueda hacer para evitar que sigan ese camino destructivo.

"UTLA es la única parte que puede autorizar una huelga", dijo Beutner. “Si creen que una huelga de alguna manera proporciona una mejor solución, si creen que una huelga no afecta a nuestras comunidades, entonces habrá una huelga porque UTLA controla eso. Pero la consecuencia de una huelga no es trivial ... Esto no es un juego. Esto es serio".

Si bien las escuelas permanecerán abiertas, las familias de bajos ingresos se verían obligadas a decidir si cruzar las líneas de piquete solo para alimentar a sus hijos, dijo Beutner. “Atendemos las necesidades de casi 20,000 estudiantes sin hogar. ¿Dónde van a comer? ¿Dónde encontrarán un lugar seguro para usar el baño? Servimos más de un millón de comidas a 400,000 estudiantes que viven en la pobreza. ¿Cómo reemplazaremos el aprendizaje perdido de nuestros estudiantes?

bw-12.18.18-3-sp.jpg

No se equivoque, dijo: Una huelga dañaría a los niños y las familias. "No me digan que están actuando en el interés de los estudiantes", dijo. "No me digan que una crisis ayuda a las familias que viven en la pobreza. No es así".

También disputó la idea de que una huelga local cambiaría la crisis de financiamiento de LAUSD porque el estado controla el financiamiento, no el distrito. "Una huelga contra el Distrito Unificado de Los Ángeles no cambiará nuestra financiación ni un centavo", dijo.

En lugar de una huelga, el investigador de hechos instó a las dos partes a trabajar juntas para "desarrollar un plan conjunto de recaudación de fondos", para aumentar los ingresos a través de un impuesto a las parcelas o más ingresos estatales. Tanto LAUSD como Speak UP les han estado pidiendo a todas las partes que trabajen juntas para presionar por más fondos estatales, aunque UTLA ha argumentado que LAUSD está repleto de dinero, lo que socava el argumento de que necesitamos más.

Actualmente cada sindicato, excepto UTLA, está trabajando con LAUSD para desarrollar un plan para aumentar el financiamiento, dijo Beutner. Y explicó cómo LAUSD está utilizando sus reservas de $1.8 mil millones, cuestionando la noción de que LAUSD de alguna manera se encuentra con un montón de dinero que se puede usar para satisfacer las demandas de UTLA.

"Estamos gastando todas las reservas que tenemos", dijo Beutner. "No las estamos guardando. No las estamos escondiendo. Las estamos gastando ... Las estamos gastando bastante rápido".

bw-12.18.18-4-sp.jpg

Beutner señaló un cuadro que muestra cómo se han presupuestado las reservas para aumentos de empleados - incluido el 6 por ciento propuesto para los miembros de UTLA - para la contratación de asesores, enfermeras y bibliotecarios adicionales, "para los estudiantes más necesitados, según lo prescrito por la ley" y "para los sitios escolares, puesto que nuestros directores deciden qué es lo que mejor se ajusta a las necesidades de nuestros estudiantes".

El informe del investigador de hechos expresó un grado de exasperación por la falta de progreso en las conversaciones entre las dos partes, citando "casi ningún progreso en cualquier tema" en más de un año. Rara vez se solicita a los investigadores de hechos que resuelvan más de 21 artículos en disputa, haciéndolo "particularmente difícil", dice el informe.

El investigador de hechos instó a ambas partes a abandonar algunas de las demandas menos significativas o a probar ciertas propuestas en algunas escuelas. Eso incluye la demanda de LAUSD de agregar un nivel "altamente efectivo" a las evaluaciones de los maestros, que el investigador de hechos sugirió debe ponerse a prueba. El investigador también instó a UTLA a abandonar las demandas de toma de decisiones compartidas en el distrito, lo que reduciría el número de escuelas magnet. El informe dijo que esas demandas "representan una desviación significativa de las prácticas anteriores".

Beutner señaló la intransigencia y la negociación en mala fe de UTLA como la razón de la gran cantidad de problemas sin resolver. Citó al mediador, un ex jefe de sindicato de maestros, que había sido asignado para ayudar a llegar a un acuerdo antes de que las partes llegaran a la investigación de datos: "Nunca he visto a una de las partes tan dispuesta a trabajar tan duro para tratar de resolver la situación [ LAUSD] y una parte [UTLA] absolutamente renuente a participar".

Beutner también abordó la retórica falsa y agraviante de UTLA dirigida hacia él personalmente. "Hay algunas no verdades que se han compartido sobre esta situación, comenzando con mi primer día en el trabajo", dijo Beutner. "Para la gran sorpresa de mi esposa, me llamaron un cienciólogo billonario, ninguno de los cuales es verdad.  La retórica no nos ayuda. La retórica no va a resolver estos problemas".

La presidenta de la junta, Mónica García, dijo que los maestros y el distrito deben "modelar para los niños cómo resolvemos los problemas... No queremos ver una huelga en Los Ángeles que afecte a nuestros niños y familias, y sabemos que somos más fuertes cuando trabajamos juntos. Hay un camino hacia adelante, y el momento es ahora".

Beutner dijo que se comunicó con UTLA el martes por la mañana, así como con el alcalde Eric Garcetti, pidiéndole que ayude a resolver la disputa. El alcalde ofreció hacerlo antes, pero UTLA ha rechazado la ayuda de Garcetti.

A pesar de que el miembro designado por UTLA para la investigación aceptó la recomendación de salario del 6 por ciento que figura en el informe, el martes por la tarde UTLA dijo que "no se ha llegado a ningún acuerdo entre UTLA y LAUSD" y el sindicato acusó a Beutner de mentir y de "negarle recursos intencionalmente a nuestras escuelas".

Sin embargo, Beutner dijo que quiere hacer un trato. "Nos gustaría reunirnos y seguir negociando", dijo Beutner. “Se necesitan dos para negociar... El camino a seguir es que colaboremos. Queremos resolver esto".

* Esta historia ha sido actualizada para reflejar la respuesta de UTLA.