Huelga de 15 de mayo cancelada luego que LAUSD llega a un acuerdo con los representantes sindicales conductores de autobuses, trabajadores de la cafetería

Cuatro días después de declarar que las negociaciones laborales estaban en punto muerto, el LAUSD firmó un contrato de tres años con el sindicato que representa a los conductores de autobuses, trabajadores de la cafetería y asistentes de educación especial. Como resultado, SEIU Local 99 suspendió su huelga del 15 de mayo.

"Había un camino hacia adelante, así que hicimos un intento más, y llegamos allí", dijo Najeeb Khoury, Director de Relaciones Laborales del LAUSD.

La conductora de autobús Tanya Walters, vicepresidenta de SEIU Local 99, dio crédito al "poder de organizar" y dijo que los miembros estaban, en su mayoría, celebrando este acuerdo que aumentará sus salarios. "Tuvimos que tomar una posición".

El acuerdo alcanzado el martes por la noche, que debe ser ratificado por el sindicato y aprobado por la Junta del LAUSD, hace más difícil que los nuevos trabajadores califiquen para beneficios gratuitos de por vida, que los empleados reciben actualmente después de trabajar 25 años continuamente y cuando su edad y años de servicio suman 85.

El acuerdo del martes elevará esa elegibilidad para nuevos empleados a 30 años de servicio continuo y se activará cuando la edad y los años de servicio sumen 87. A cambio, los miembros de SEIU obtuvieron algunas concesiones de aumento salarial, algunas de las cuales se basarán en la salud financiera del LAUSD y que serán decididas por un árbitro externo en lugar del distrito mismo.

Mientras que el vicepresidente de la junta, Nick Melvoin (BD4) indicó que el acuerdo se queda corto, y puede votar en contra, esta es la primera vez que las unidades de negociación han dado concesiones sobre la cuestión de atención médica, que es una fuente importante de dificultades financieras para LAUSD.

En la reunión de la junta el martes, el Oficial Interino de Riesgos del LAUSD, Mampre Pomakian, presentó un informe que muestra el valor actual de los beneficios de los jubilados – la cantidad de dinero que LAUSD necesitaría hoy para pagar la atención médica actual y futura de los jubilados - ha llegado a los $22.6 mil millones.

El pasivo por beneficios de salud no financiado está empeorando en un 5 por ciento por año, lo que les quita más y más dinero a los empleados actuales y a los niños en el aula. A menos que ocurra un cambio drástico, aproximadamente la mitad del presupuesto de LAUSD estará fluyendo fuera hacia los jubilados en menos de 15 años.

"Tenemos un problema importante", dijo el miembro de la junta Richard Vladovic (BD7). "Tenemos que lidiar con eso. No podemos escondernos".

El LAUSD en febrero llegó a un acuerdo de tres años para mantener su actual contribución de atención médica al mismo nivel durante los próximos tres años sin forzar ningún cambio en el plan, un trato que muchos padres criticaron ampliamente como irresponsable. "Sé que mucha gente piensa que nuestro trato anterior no fue suficiente", dijo Khoury, pero "estamos uniendo todas estas piezas pequeñas para tratar de tener un impacto".

El distrito ha prometido crear un comité para trabajar en los cambios al plan de salud, que incluirá a los padres, pero el comité aún no se ha reunido.

"Creo que la gente está en negación sobre esto", dijo Melvoin en la reunión de la junta el martes.

El acuerdo con SEIU es el primer contrato laboral finalizado con cualquiera de las unidades de negociación del LAUSD. Todavía están en curso las conversaciones con United Teachers Los Angeles, que el martes dijo que se uniría a la huelga de SEIU de la semana próxima en simpatía, antes de que se cancelara la huelga.

LAUSD se estaba preparando para luchar contra ese movimiento, lo que habría forzado la cancelación de la escuela en medio de pruebas estandarizadas y de AP. "No creemos que hubiera sido una acción legal", dijo Khoury.

Alex Molina, asesor laboral y de empleo del LAUSD, agregó: "Estábamos en el proceso de preparar un cargo contra UTLA para detener la huelga".

Por ahora, los padres y el distrito celebran el hecho de que las clases continúen según lo planeado, con todos los trabajadores en sus puestos para el martes, como de costumbre.