Superintendente dice que el próximo presupuesto de LAUSD debe 'ser muy diferente'

La junta de LAUSD aprobó un presupuesto de $8,200 millones el martes para el año escolar 2018-2019 que no aparto ningún dinero para pagar los pasivos futuros de cuidado de salud para jubilados que superan los $15,000 millones. Pero el superintendente Austin Beutner sugirió que se avecina un cambio.

Si bien el presupuesto del año siguiente fue elaborado en gran parte antes de asumir el cargo, el presupuesto 2019-2020 "tiene que ser muy diferente a este presupuesto", dijo Beutner, quien agregó que el déficit estructural "amenaza la viabilidad financiera del distrito a largo plazo ".

 JALISA JOHNSON de speak up LLAMA AL PRESUPUESTO DE LAUSD "IRRESPONSABLE".

JALISA JOHNSON de speak up LLAMA AL PRESUPUESTO DE LAUSD "IRRESPONSABLE".

LAUSD está gastando alrededor de medio billón de dólares más cada año de lo que genera en ingresos y está consumiendo sus reservas. Sin embargo, logró presupuestar los aumentos del personal, en parte, con un plan de reducir el personal del distrito central en un 15 por ciento.

"Este presupuesto es irresponsable y no prioriza las necesidades de los niños", le dijo a la junta Jalisa Johnson, ex maestra y actual miembro de Speak UP. "En este presupuesto, realmente más dinero está destinado para el pago de las pensiones y la atención médica de los maestros jubilados que para la instrucción en matemáticas e inglés de los estudiantes de LAUSD. Esto es inaceptable.  Si eso no es nuestra principal prioridad, estamos haciendo algo mal ".

El costo anual por alumno de los beneficios de salud de los empleados ascendió de $1500 en 2009 a $2966 en 2021, el último año del presupuesto de tres años que creó el distrito, según el gerente de finanzas Scott Price. La responsabilidad asciende en total a $26,000 por alumno, más del doble que la del Distrito Unificado de San Francisco y por encima del promedio de $1500 para otros distritos en el estado.

La propia Unidad de Análisis Independiente del distrito advirtió que no se puede pagar estos pasivos y que aún quede dinero suficiente para educar a los niños en el futuro cercano. El próximo presupuesto tiene que hacer más por los estudiantes más necesitados, dijo Beutner.

También debe enfocarse en la descentralización, y "todo el sistema debe ser transparente y rendir cuentas en todos los niveles", dijo.

La junta pospuso hasta julio una decisión sobre si se debe colocar un impuesto a las parcelas en la boleta este año para ayudar a abordar el déficit presupuestario. Eso fue después de un debate largo sobre datos de las encuestas que los funcionarios del distrito dijeron sugerían que era más probable que pasara en 2020.

Los miembros de la junta Kelly Gonez (BD6) y Nick Melvoin (BD4) también aprobaron dos resoluciones que copatrocinaron para ayudar a los estudiantes a asistir a la universidad. Uno proporcionaría exámenes SAT o ACT gratuitos a todos los estudiantes durante el día escolar. El otro una cuenta de ahorros para la universidad con capital inicial financiado por la ciudad.

También en la reunión, Paul Robak, miembro de Speak UP, solicitó a la junta que subsidie la tarifa de $56 que se les cobra a los padres por tomar sus huellas dactilares antes de que se les permite ser voluntarios en las escuelas, argumentando que el costo para el distrito sería mínimo, mientras que el beneficio para los padres en la pobreza seria grande.