Debate de la junta hace cuatro años sugiere amplio apoyo para representante interino con derecho a votación para llenar asiento BD5 hasta que se lleven a cabo las elecciones

Retroceso a 2014: después de la muerte repentina de Marguerite LaMotte (BD1), miembro de la junta de LAUSD, la junta debatió si realizar una elección especial o hacer un nombramiento para llenar el asiento para que las familias del sur de Los Ángeles no se quedaran meses sin representación.

 REPS. MAXINE WATERS (IZQUIERDA), QUIEN HABLÓ RECIENTEMENTE EN UNA protesta CO-Patrocinada CON EL MIEMBRO de la junta MUNICIPAL MIKE BONIN (Derecha), Argumento EN 2014 QUE LAS FAMILIAS NO DEBERÍAN DEJARSE SIN REPRESENTACIÓN EN LAUSD CUANDO UN ASIENTO SE queda vacante EN MEDIO DE UN periodo.

REPS. MAXINE WATERS (IZQUIERDA), QUIEN HABLÓ RECIENTEMENTE EN UNA protesta CO-Patrocinada CON EL MIEMBRO de la junta MUNICIPAL MIKE BONIN (Derecha), Argumento EN 2014 QUE LAS FAMILIAS NO DEBERÍAN DEJARSE SIN REPRESENTACIÓN EN LAUSD CUANDO UN ASIENTO SE queda vacante EN MEDIO DE UN periodo.

Bennett Kayser, quien ocupó el asiento en el distrito 5 de la junta antes de que Ref Rodríguez lo derrotara, fue un firme defensor de un nombramiento. Argumentó que una elección especial costaría demasiado: "Por dos o tres millones, ¿cuántos bibliotecarios podríamos traer de regreso? ¿Cuántas enfermeras?," preguntó.

También estaba a favor de un nombramiento George McKenna, quien aún no estaba en la junta, pero que estaba dispuesto a aceptar el nombramiento él mismo, una medida que fue apoyada por prominentes legisladores como las congresistas Karen Bass y Maxine Waters.

El jefe del sindicato de United Teachers Los Angeles en ese momento, Warren Fletcher, también apoyó un nombramiento, al igual que su sucesor, Alex-Caputo Pearl, cuyo nombre también se mencionó como posible persona designada para el escaño. "Compartimos la preocupación de la comunidad de que los estudiantes y los padres en el distrito 1 no tengan voz cuando se tomen estos votos cruciales," dijo Fletcher.

Desafortunadamente, el estatuto de la ciudad en 2014 solo permitía dos opciones: el nombramiento de un miembro con derecho a voto para completar el término completo o una elección especial. Algunos miembros querían asegurarse de que los votantes decidieran. Pero entonces, el presidente de la junta, Steve Zimmer, abogó ferozmente por una tercera vía: el nombramiento de un miembro interino de la junta para representar a los electores solo hasta que pudieran realizarse elecciones especiales.

"Raramente soy tan inflexible sobre algo como lo estoy sobre esto," dijo Zimmer. "Favorezco la representación por votación interina."

El asesor jurídico de LAUSD, David Holmquist, también apoyó la idea, pero informó a Zimmer y a la junta que el estatuto de la ciudad no lo permitía. Simplemente no está bien, Holmquist dijo en 2014, que las leyes existentes mantengan vacante el asiento de la junta del distrito 1 hasta después de una elección especial, negando a las familias la representación equitativa durante meses.

Afortunadamente, como resultado de este debate del 2014, la ciudad de Los Ángeles en el año 2015 cambió su estatuto para manejar justo esta situación que enfrentamos de nuevo a raíz de la renuncia del miembro de la junta directiva Ref Rodríguez (BD5). El estatuto fue cambiado para permitir el nombramiento de un miembro con voto provisional para completar el término hasta que se realice una elección especial y se elija un nuevo miembro.

"Nos acercamos a la ciudad y les pedimos que hicieran este cambio," dijo Holmquist a Speak UP. "Asumo el hecho de que tuvimos esa reunión, y nuestra junta expresó ese deseo, y escuchamos de los constituyentes que querían eso... Creo que esa fue la base del cambio."

Dado que el estatuto de la ciudad fue cambiado específicamente para manejar esa situación, tiene sentido que los líderes de la junta, Mónica García (BD2) y Nick Melvoin (BD2), ahora estén abogando para que la junta se valga de esta opción. Y dado el apoyo previo de McKenna para su propio nombramiento, parece poco probable que se opondría a un camino que permita que las familias de BD5 estén representadas hasta que se realice una elección.

"Creo que es sensato, y creo que nuestra junta lo seguirá," dijo Holmquist. "De acuerdo con lo que sucedió con la Sra. LaMotte y con esa situación, esperaría que nuestra junta se encargara primero de programar una elección especial tan pronto como sea posible. Yo esperaría que nuestra junta lo aborde en la primera reunión de negocios en agosto cuando vuelvan a estar juntos, y me imagino que tendrán una conversación sobre cómo nombrar un interino y conseguir un miembro de la junta para que los constituyentes puedan estar representados."

Las elecciones primarias probablemente se realizarán en marzo y la segunda vuelta electoral en mayo del 2019, añadió Holmquist porque algunas de las ciudades en BD5, como Huntington Park, tienen elecciones en marzo, lo que lo convierte en el mejor momento para maximizar la participación. Sería casi imposible realizar la elección en conjunto con las elecciones de mitad de periodo de noviembre porque la fecha límite para presentar la solicitud es el 11 de agosto, y la junta de LAUSD no está programada para reunirse nuevamente antes de esa fecha. Muchos miembros están de vacaciones, y la miembro de la junta Kelly Gonez (BD6) está de baja por maternidad.

Dado un período prolongado de 8 a 10 meses hasta que se realice una elección, y decisiones críticas sobre la reestructuración del distrito que se espera que el nuevo superintendente de LAUSD Austin Beutner haga, Speak UP apoya firmemente un nombramiento temporal para ocupar el asiento en el interino.

El apoyo parece estar generalizado en todo el espectro ideológico. Tanto los reformadores, como Melvoin y García, y los miembros respaldados por el sindicato, como McKenna, han declarado públicamente a favor de garantizar que los electores no permanezcan sin representación en la junta por un largo período, lo que podría llevar a un estancamiento en las decisiones que afectan los distritos de todos los miembros de la junta.

Se necesitaría una mayoría de la junta de cuatro votos para aprobar un plan, así como para designar un miembro interino. Dado que ninguna facción ideológica domina a la junta después de la renuncia de Rodríguez, cualquier persona designada tendría que ser una elección de consenso apoyada tanto por los miembros de la junta respaldados por los sindicatos, así como por los reformadores.

El Consejo Editorial de Los Angeles Times, que no reconoció que el estatuto de la ciudad había cambiado en respuesta a la situación de LaMotte en su reciente editorial sobre el tema, argumentó que una persona designada tendría la ventaja injusta de la incumbencia. Holmquist, sin embargo, señala acertadamente que la incumbencia no siempre es una ventaja en las elecciones para la Junta de Educación de Los Angeles. También se podría seleccionar un miembro interino que públicamente no tenga intención de postularse para el puesto el próximo año. Pero a menos que el designado viviera fuera del distrito, nada evitaría que un designado cambiara de opinión y decidiera postularse en una fecha posterior, dijo. La única certeza, añadió Holmquist, es que la junta debe decidir qué hacer dentro de los 60 días posteriores a la renuncia de Rodríguez, de modo que conoceremos el camino a seguir a fines de septiembre.