Con una huelga cerca, LACOE advierte que puede anular la autoridad de la junta si el LAUSD no mantiene la casa financiera en orden

La directora financiera de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles, que supervisa las finanzas del LAUSD, hizo una aparición sorpresa en la reunión de la Junta de LAUSD el martes con una advertencia severa: LACOE está monitoreando de cerca las negociaciones laborales y podría eliminar la autoridad de toma de decisiones de la Junta de LAUSD si no mantiene en orden la precaria casa fiscal del distrito.

 La CFO DE LACOE CANDI CLARK ADVIERTE DE LA ADQUISICIÓN DEL CONDADO

La CFO DE LACOE CANDI CLARK ADVIERTE DE LA ADQUISICIÓN DEL CONDADO

"LACOE tiene la autoridad para asignar un experto fiscal o un asesor fiscal con suspensión y rescindir la autoridad sobre las acciones de la junta con el fin de estabilizar la situación financiera del distrito," dijo la gerente de finanzas de LACOE, Candi Clark, durante el comentario público. "Estoy segura de que todos están de acuerdo conmigo en que el control local es lo mejor para los estudiantes y padres de LAUSD. El hecho es que el LAUSD "no es demasiado grande para quebrar, por lo que depende de todos nosotros resolver los problemas fiscales del distrito."

Sus comentarios llegan justo cuando los maestros de LAUSD comienzan a votar el jueves sobre si autorizar a los líderes de United Teachers Los Angeles a convocar una huelga. El superintendente de LAUSD, Austin Beutner, advirtió a UTLA que sus demandas de $3 mil millones de “lo tomas o lo dejas” llevarían inmediatamente a la insolvencia y al control estatal.

Pero el presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, les ha dado a los miembros maestros repetidas veces la falsa impresión de que la salud financiera del distrito está bien.

En la reunión del martes, Clark reiteró lo que el gerente de finanzas de LAUSD, Scott Price, le ha estado diciendo a la junta por meses: que LAUSD tiene un déficit estructural que absorberá todo el dinero que la ley exige mantener en el banco a menos que se realicen recortes.

"Lo único que se interpone entre el distrito y un presupuesto calificado en este momento es $3.9 millones de dólares, lo cual es casi nulo," dijo Clark. "Esta es una preocupación importante cuando revisamos el presupuesto del distrito, considerando el hecho de que el distrito está disminuyendo en la inscripción, tiene beneficios de salud y bienestar para todo el personal y dependientes, y el hecho de que las negociaciones [UTLA] aún no están resueltas. Estamos monitoreando cuidadosamente las negociaciones e instamos al distrito a seguir avanzando para implementar con fidelidad el plan de estabilización fiscal".

Los seis miembros de la junta de LAUSD emitieron una declaración conjunta el martes en la que se oponen a una huelga, que según ellos "enfrenta a adultos contra adultos cuando los estudiantes y sus familias serán los más afectados por una huelga."

Speak UP concuerda sinceramente que una huelga dañaría innecesariamente a los niños al privarlos de su derecho a una educación y posiblemente supervisión durante el horario escolar. Las familias pueden tener que encontrar cuidado infantil alternativo y enfrentar la pérdida de salarios como resultado. La carga será mayor en las familias de bajos ingresos que constituyen una gran parte del distrito.

"Esperamos que la responsabilidad compartida de poner a los estudiantes primero conduzca a una resolución de sentido común que reconozca el arduo trabajo de nuestros empleados al abordar las necesidades de seguridad e instrucción de los estudiantes y la solvencia financiera de LA Unificado," dice la declaración de los seis miembros de la junta.

La presidenta de la junta Mónica García (BD2) leyó la declaración en voz alta en la reunión de la Junta de LAUSD el martes en la cual la junta aprobó unánimemente los acuerdos laborales con el sindicato de administradores, AALA, y el sindicato CSEA. Esos acuerdos, junto con el acuerdo aprobado para SEIU, significa que LAUSD ha podido llegar a un acuerdo con el 60 por ciento de su fuerza de trabajo.

Todos esos empleados recibirán aproximadamente un aumento del 6 por ciento en el transcurso de sus términos contractuales, y Beutner ha dicho en repetidas ocasiones que le gustaría hacer un trato similar con un aumento salarial similar para los maestros.

En un comunicado publicado el domingo, el LAUSD también trató de abordar la desinformación que el presidente de United Teachers Los Angeles, Alex Caputo-Pearl, ha estado compartiendo con sus miembros para aumentar el apoyo a una huelga, que ha estado convocando públicamente durante dos años.

"El liderazgo de UTLA ha afirmado que el distrito 'está tratando de eludir la cuestión de mediación' y [está] 'negándose a reunirse'...Sin embargo, el LAUSD ha aceptado el 27 de septiembre de 2018, fecha ofrecida por el Consejo de Relaciones de Empleo Público (PERB) los mediadores de acuerdo con la ley laboral de California para reanudar la negociación," dice el comunicado.

La declaración también explica por qué las huelgas en West Virginia, Oklahoma, Arizona y Kentucky serían diferentes de una huelga del LAUSD. Esas huelgas fueron huelgas de maestros en todo el estado que condujeron a aumentos en el financiamiento estatal.

"El financiamiento para los distritos escolares en California se establece a nivel estatal en Sacramento, no por la Junta de Educación de L.A. Unificado," dice el comunicado. "Una huelga de UTLA a nivel local no hará nada para aumentar el financiamiento para L.A. Unificado."