Vladovic dice que LAUSD debería pedirles disculpas a los padres por destruir las vidas de sus hijos al mantener maestros ineficaces

El miembro de la junta Richard Vladovic (BD7) dijo que LAUSD debería pedir disculpas a los padres por arruinar la vida de sus hijos porque rara vez se evalúa a los maestros en las escuelas de más bajo rendimiento, y se necesitan al menos tres años para despedir a un maestro que constantemente recibe evaluaciones deficientes.

bw-9.19.20-1-vladovic.jpg

"¿Dónde está la carta pidiéndoles disculpas a los padres? Toma tres años y hemos destruido las vidas de 150 niños", dijo Vladovic en la reunión de la junta el martes. "Solo quiero ver la carta de disculpa para los padres que dice 'lo sentimos, la vida de su hijo se ha estropeado'. Porque un año de un mal maestro duele ... ¿Dónde está la carta de disculpa por nuestro sistema de evaluación que les permite a nuestros niños estar sufriendo, y lo están? ¡Tres años para despedir a alguien!"

Bajo los términos del contrato de United Teachers Los Angeles, un maestro puede pasar cinco años completos sin ninguna evaluación sobre su desempeño. Alrededor de 400 maestros de LAUSD no han sido evaluados en los últimos cinco años, la superintendente adjunta Vivian Ekchian le dijo a la junta el martes.

"Reconocemos que no hay ningún otro lugar del cual tengamos conocimiento, en la industria privada en particular, donde el proceso de evaluación de alguien sea cada cinco años", dijo Ekchian.

Vladovic también se indignó porque no hay ningún requisito de que se ponga por escriba cuándo y por qué un director y un maestro acuerdan que un maestro no necesita ser evaluado. Si llega un nuevo director e intenta evaluar a un maestro, el maestro puede protestar y alegar que hubo un acuerdo previo de "apretón de manos" que excusaba al maestro de la evaluación durante cinco años, dijo Vladovic. "No tenemos ninguna evidencia", dijo. "Realmente no sabemos quién ha sido excusado".

Ekchian aclaró que los directores deben tomar esa decisión anualmente, por lo que un nuevo director absolutamente tiene el derecho de evaluar, una vez en cualquier año, a cada maestro que forma parte del personal. Sin embargo, eso no está sucediendo, en parte porque el proceso es tan arduo y lento, dijo.

Vladovic, que trabajó como director y que, cuando era nuevo en una escuela, evaluaba a cada maestro de su propio personal, dijo que LAUSD debería identificar cuales directores evalúan a sus maestros con poca frecuencia.

"Si el director le está diciendo cinco años a cada individuo en su personal, y su escuela es una de las escuelas con el rendimiento más bajo en el distrito, alguien está equivocado", dijo Vladovic. "Quiero por escrito quién se está evaluando anualmente, quién se evalúa cada dos años porque el director lo excuso, y luego quiero comenzar a examinar la escuela. Si un director excuso al 20 por ciento de su personal y es la escuela de más bajo rendimiento en el distrito, ¿qué está pasando? Nadie lo está revisando".

El año pasado, solo un tercio de los maestros de LAUSD fueron evaluados formalmente. "Quiero saber dónde están los otros 20,000 empleados y por qué no se están evaluando", dijo Vladovic.

Los miembros de la junta también cuestionaron la fiabilidad de las evaluaciones. Según un análisis reciente de la organización de defensa Parent Revolution, se consideró que casi todos los maestros evaluados en escuelas de bajo rendimiento (96%) cumplían o superaban los estándares de desempeño, a pesar de que solo el 27% de sus estudiantes cumplía o excedía los estándares en inglés y solo 20% en matemáticas.

Eso se debe en parte a que el contrato sindical limita la forma en que un maestro puede ser evaluado. De los 61 elementos que conforman el marco de evaluación docente de LAUSD, el contrato sindical especifica que LAUSD puede seleccionar solo tres criterios. La retroalimentación de los padres y el crecimiento estudiantil no se encuentran entre los factores considerados. Los padres tampoco tienen acceso a las evaluaciones de los maestros ni forma de aprender con qué frecuencia se evalúan a los maestros de su escuela.

bw-9.19.18-2-vivian.jpeg

Cuando los maestros reciben una evaluación de desempeño deficiente, "nuestro trabajo es ayudar al maestro", dijo el miembro de la junta George McKenna (BD1). Reciben cerca de 80 horas de apoyo y entrenamiento para ayudarlos a mejorar. "Debemos mejorarlos antes de eliminarlos. Ese debería ser nuestro mantra".

Pero cuando un maestro con puesto permanente no mejora, el proceso de despido es tan largo y difícil que los directores a menudo no se molestan en seguir todos los pasos necesarios para que el maestro sea eliminado. Los maestros generalmente presentan quejas sindicales contra su director, lo que lleva más tiempo y crea aún más papeleo.

Vladovic cuestionó si el sistema de evaluación actual realmente estaba mejorando las cosas.

"¿Resulta en una mejor enseñanza?", preguntó Vladovic. "No, no ha marcado la diferencia. Las escuelas perennes todavía están fallando. No ha producido los resultados que queremos. No ha mejorado el rendimiento estudiantil. No nos ha hecho más responsables. Y ha matado a nuestros directores, que ahora son muy tímidos para hacerlo".

El resultado final, Vladovic dijo: "Creo que les estamos fallando a nuestra comunidad y a nuestros niños".