Los padres se apresuran después de aprender que centros preescolares se cerrarán durante la huelga, pero presupuesto de gobernador ofrece un rayo de esperanza

La madre JUSTINE GONZALEZ se está apurando PARA ENCONTRAR quien cuide a su hija CECe, ya que su centro de educación prescolar CERRARÁ DURANTE UNA HUELGA.

La madre JUSTINE GONZALEZ se está apurando PARA ENCONTRAR quien cuide a su hija CECe, ya que su centro de educación prescolar CERRARÁ DURANTE UNA HUELGA.

Los padres de aproximadamente 13,000 niños que asisten a los Programas de Educación Preescolar del Estado de California de LAUSD y los Centros de Educación Infantil están luchando para encontrar quien cuide a sus niños antes del lunes después de enterarse de que 180 escuelas preescolares de LAUSD se cerrarán para todos los niños, excepto los de educación especial, durante una huelga de maestros.

"Si los maestros se declaran en huelga, no podremos cumplir con las proporciones de maestro-niño especificadas por el Departamento de Servicios Sociales del estado, que otorga licencias a los centros", dijo una portavoz de LAUSD, quien aconsejó a los padres que revisen una lista de las escuelas aquí. Los cierres son "para la seguridad de nuestros estudiantes", agregó Dean Tagawa, director ejecutivo de la División de Educación Infantil Temprana de LAUSD.

UTLA ha amenazado con que los maestros abandonen el trabajo el lunes 14 de enero a menos que se alcance un acuerdo, y un tribunal confirmó el jueves que la fecha de la huelga era legal. La noticia de los cierres de escuelas preescolares fue un shock para los padres a quienes se les dijo que todas las escuelas de LAUSD permanecerían abiertas durante una huelga.

"Es muy difícil", dijo Justine González, ex candidata del distrito 5 de la junta, madre del mes de Speak UP, cuya hija asiste a uno de los centros de educación temprana que cerrará. “Tengo que trabajar para pagar mis cuentas. Tengo que pagar mi renta. Pensé que al menos tendría la opción de enviarla si nuestra familia lo necesitara".

LAUSD está haciendo una excepción para los niños que asisten a las aulas colaborativas de preescolar y otros programas preescolares para niños con necesidades especiales. Esos niños podrán asistir de 8 a.m. a 12:30 p.m. El distrito está “asignando personal de la oficina central para estos programas para garantizar que los servicios de los estudiantes permanezcan sin problemas en nuestras escuelas en caso de que se produzca una huelga”, dijo Tagawa.

Pero los cierres ponen a muchos padres en una posición precaria. Los programas preescolares atienden principalmente a padres trabajadores de bajos ingresos que podrían perder su trabajo si se les obliga a ausentarse del trabajo para cuidar a sus hijos por días o semanas durante una huelga. Una vez más, los niños y las familias más vulnerables sufrirán más.

"Da miedo", dijo González, quien no tiene idea de lo que hará con su hija si los maestros se van. “Este es un programa basado en la necesidad [que sirve] a los padres jóvenes que trabajan, en su mayor parte. Estas son personas que lo necesitan porque trabajan y no pueden permitirse otras opciones".

El gobernador Gavin Newsom proporcionó a las familias un atisbo de esperanza de que se podría evitar una huelga. La noticia de los cierres de escuelas preescolares se produjo justo cuando lanzó su propuesta de presupuesto estatal, que incluía un aumento muy necesario en los fondos para la educación. Newsom propuso una suma única de $3 mil millones en ayuda para pensiones en los distritos escolares, así como $750 millones en fondos únicos para ampliar la cantidad de clases de kinder de día completo y $576 millones para ampliar los servicios de educación especial.

A pesar de que el presupuesto debe ser aprobado por la legislatura estatal y no se adoptará hasta junio, el superintendente de LAUSD, Austin Beutner, se comprometió a hacer una nueva oferta a United Teachers Los Ángeles el viernes con reducciones más grandes a los tamaños de clases según la propuesta del gobernador.

"El estado nos está dando unos cuantos centavos más", dijo Beutner, quien viajó a Sacramento el miércoles, junto con la presidenta de la junta, Monica García, para solicitar más fondos para ayudar a evitar una huelga. "Nos aseguraremos de que estos se destinen directo a las aulas".