Padres enojados dicen que las pequeñas ganancias no justificaban huelga, mientras que medidas para limitar opciones para padres perjudican a los niños

EL ALCALDE ERIC GARCETTI negocio UN ACUERDO QUE ES MALO PARA los NIÑOS

EL ALCALDE ERIC GARCETTI negocio UN ACUERDO QUE ES MALO PARA los NIÑOS

La huelga finalmente terminó y los padres están respirando un gran suspiro de alivio porque los niños regresarán a la escuela con sus maestros el miércoles. Sin embargo, los padres expresaron su profunda decepción con un acuerdo que logró solo una disminución menor en el tamaño de las clases y subrayó lo que aparentemente fue la misión principal de UTLA todo el tiempo: limitar las opciones para los padres.

"Las pequeñas ganancias tangibles que hicieron no se sienten como si valieran la pena", dijo Fang Huang, uno de los padres del programa de inmersión en mandarín de Broadway en Venice. “Las ganancias fueron más en el ámbito político. No parece que hayan ganado tanto para los estudiantes".

Los maestros recibieron los mismos aumentos del 6 por ciento que LAUSD había estado ofreciendo durante meses, y mientras UTLA se deshizo de una cláusula que permitía a LAUSD aumentar unilateralmente el tamaño de las clases, eso también ya se había ofrecido antes de que comenzara la huelga. El acuerdo solo reduce el tamaño de las clases por un estudiante este año, un estudiante el próximo año y dos estudiantes en 2021-22 (contingente, tal vez, en que el público pasa un impuesto a las parcelas).

Si bien es ilegal que LAUSD negocie la política de las escuelas chárter como parte de las negociaciones del contrato, parece que eso es exactamente lo que sucedió. Para terminar la huelga, UTLA parece haber mantenido como rehén al distrito y está obligando a la junta a presentar una resolución en una reunión el próximo martes, pidiéndole al estado que ponga un límite al número de escuelas chárter nuevas hasta que el estado pueda estudiar su impacto.

No está claro si la resolución tiene suficientes votos para ser aprobada, ni tampoco si una votación sobre el nuevo contrato de UTLA se descarrilaría si falla la resolución sobre las escuelas chárter. Incluso si pasara, solo el estado puede poner un límite al número de escuelas chárter, no LAUSD.

Sin embargo, los padres lo vieron como una toma de poder descarada por parte del sindicato y un claro intento de anular los resultados de las elecciones democráticas de la junta escolar en 2017, en las que los votantes eligieron a miembros de la junta que apoyan la elección de escuelas. Los padres ahora se están preparando para una batalla, potencialmente con miembros de la junta que creían que estaban de su lado.

"Estoy enfurecida", dijo Roxann Nazario, madre en una escuela chárter en el distrito 6 de la junta que hizo campaña por Kelly Gonez, miembro de la junta, que no respondió a llamadas o correos electrónicos que le pedían su posición respecto a la resolución sobre el límite de escuelas chárter. “La elegimos para que nos proteja de esta situación exacta. Realmente espero que ella nunca vote por esto".

El vicepresidente de la junta Nick Melvoin (BD4) le dijo a Speak UP: "No apoyo un límite sobre las escuelas chárter. Soy partidario de estudiar cosas, pero deberíamos comenzar con [estudiar] el impacto académico de las escuelas chárter".

La presidenta de la junta, Mónica García (BD2) y Richard Vladovic (BD7) no respondieron las llamadas telefónicas en busca de comentarios.

Los intentos de UTLA de limitar las opciones de los padres provocaron una fuerte condena por parte de Katie Braude, directora ejecutiva de Speak UP, quien criticó el acuerdo como perjudicial para los padres y niños más desatendidos de LAUSD.

"Estamos desconcertados por el motivo por el cual el sindicato insiste en promover esta agenda inequitativa", dijo Braude. “Las familias privilegiadas, aquellas con más educación y niveles de ingresos superiores, siempre tienen opciones educativas para sus hijos. Pueden darse el lujo de vivir en vecindades con escuelas de alto rendimiento. Pueden costearse escuelas privadas o tener el tiempo y la sofisticación para desentrañar las reglas arcaicas de transferencia inter-distrital o de escuelas magnet".

Aquellos que más sufrirían si se aprobara un límite sobre escuelas chárter son niños de color empobrecidos que buscan mejores escuelas. “Los niños de bajos ingresos en LAUSD viven en su mayoría en los vecindarios con las escuelas de más bajo rendimiento. Afortunadamente, a veces tienen la opción de elegir una escuela chárter de alto rendimiento, y cuando lo hacen, sus resultados de por vida a menudo mejoran enormemente".

En el contrato en sí, UTLA también obtuvo algunos aportes adicionales sobre las ubicaciones conjuntas de escuelas chárter, aunque el impacto tangible podría ser mínimo. UTLA tendrá más voz en las decisiones sobre el uso de espacio, pero el sindicato no obtuvo la autoridad para aprobar las decisiones de ubicación conjunta.

UTLA a menudo enfrenta a los padres del distrito y los de las escuelas chárter entre sí con lenguaje divisivo en torno a los lugares de uso compartido, y eso continuó el martes. Nazario había estado considerando enviar a su hija a una escuela piloto o magnet de distrito para la escuela intermedia el próximo año. Sin embargo, la propuesta de UTLA de limitar las escuelas chárter y el texto en el resumen del acuerdo tentativo, que califica a las ubicaciones conjuntas con escuelas chárter como "una amenaza", la enfureció tanto que está considerando retirar sus solicitudes a las escuelas del distrito a favor de una escuela intermedia chárter.

"Esa sensación de derecho a que el dinero para la educación de mi hija les llegue a ellos, la única persona con derecho a ese financiamiento es mi hija, y yo debería ser quien elija dónde irá ese dinero", dijo Nazario.

Los padres del distrito estaban igualmente preocupados por la obsesión de UTLA con las escuelas chárter y, a juzgar por las publicaciones en las redes sociales, muchos padres y maestros sentían que la huelga, al último, fue una gran pérdida de tiempo y dinero. Los maestros perdieron siete días de pago, por un total de $70 millones. LAUSD perdió $151.4 millones en ingresos por asistencia y sufrió pérdidas netas de más de $81 millones. Los niños también perdieron más de una semana de valioso tiempo de instrucción académica.

"Parece que el enfoque principal fue el control de las escuelas chárter", dijo un padre en una escuela magnet de LAUSD. "El cambio en el tamaño de las clases, [y] el número de consejeros es tan mínimo que no es probable que marque un cambio positivo. En general, me alegro de haber mantenido a mis hijos fuera un par de días para apoyar a mis maestros. Al final, sabía que el distrito y el sindicato nos jugarían chueco. Y eso es lo que tenemos aquí".

Muchos padres y maestros habían creído la falsa retórica de UTLA sobre el distrito escondiendo y acumulando dinero, pero los detalles del acuerdo subrayaron el hecho de que no existe la financiación para hacer los cambios dramáticos que muchos padres y maestros habían esperado.

"Es difícil cuando se dice que tenemos $1.8 mil millones, y luego hay un acuerdo que reconoce que ya hemos cometido la mayor parte de eso", dijo Melvoin. "Nuestra inversión en reducir el tamaño de las clases y en las enfermeras y consejeros refleja los desafíos financieros que tenemos, y aprecio el reconocimiento de UTLA al respecto, e iremos gradualmente".

Las escuelas de LAUSD lograron sus mayores ganancias al obtener fondos para más enfermeras, en parte porque el Condado de Los Ángeles acordó agregar fondos adicionales para eso. Sin embargo, de lo que muchos padres no se dieron cuenta es que LAUSD no ha podido llenar 40 puestos de enfermería abiertos para los que ya cuenta con fondos.

LAUSD aún no le ha dicho al público cómo planea pagar por este nuevo contrato, y el condado tiene 10 días para decidir si firma este acuerdo. El acuerdo no hace nada para abordar, y claramente exacerba, los graves problemas financieros de LAUSD. El distrito todavía tiene un pasivo no financiado por beneficios de salud para jubilados de $19 mil millones y un aumento en los costos de pensiones. Debido a que el acuerdo no hizo que la elegibilidad para obtener beneficios de jubilado de por vida fuera más difícil para los empleados nuevos, este acuerdo probablemente solo hará que el pasivo sea aún mayor.

 El superintendente de LAUSD, Austin Beutner, dijo el martes que aún le preocupa que el distrito pueda quedar insolvente. Todas las partes ahora están presionando para obtener nuevas fuentes de ingresos, incluido un impuesto a las parcelas en 2020, pero las reclamaciones repetidas de UTLA de que el distrito ya tenía el dinero podrían en última instancia socavar ese esfuerzo.

"Ese fue siempre mi miedo en agitar a las personas bajo falsas pretensiones", dijo Melvoin. "Con el impuesto a las parcelas, si soy un votante que fue incitado por UTLA, es como, bueno, 'Pensé que tenían todo el dinero. ¿Por qué tengo que imponerme impuestos para darles más? Esa es una tensión que estará en el trasfondo en los próximos años".

El contrato tampoco hace nada para ayudar a garantizar que los niños tengan un maestro eficaz en sus aulas. "No hay ningún esfuerzo para abordar las desigualdades en la calidad de los maestros, como la contratación y los despidos basados en la antigüedad que contribuyen al fracaso de las escuelas de vecindario", dijo Braude. "Estoy desconcertada de cómo las personas que se llaman progresistas pueden apoyar políticas que promuevan la persistente desigualdad educativa y de ingresos".