A pesar de objeciones de padres de familia, la Junta del LAUSD está preparada para desmantelar sistema de calificación escolar, mientras publicación de datos de crecimiento estudiantil sigue incierta

PADRES de Speak UP del sureste de Los Ángeles abogan por el MARCO DE Rendimiento ESCOLAR Y LA DIVULGACIÓN DE DATOS DE CRECIMIENTO estudiantil.

PADRES de Speak UP del sureste de Los Ángeles abogan por el MARCO DE Rendimiento ESCOLAR Y LA DIVULGACIÓN DE DATOS DE CRECIMIENTO estudiantil.

Casi una docena de padres de familia alzaron sus voces en una reunión de comité de la Junta del LAUSD el martes en un intento por salvar el Marco de Rendimiento Escolar y darles a los padres acceso a datos vitales que muestran qué tan bien las escuelas de Los Ángeles están ayudando a los estudiantes vulnerables a crecer académicamente en un año determinado.

Sin embargo, un comité presidido por el miembro de la junta George McKenna (BD1) votó por unanimidad el martes para recomendar una resolución de la vicepresidenta de la junta Jackie Goldberg (BD5) para suspender la implementación del sistema de calificación escolar en la víspera de su lanzamiento.

Se espera que la junta completa apruebe alguna versión de la resolución de Goldberg el 5 de noviembre, revirtiendo el curso y descartando el trabajo de más de un año realizado por el distrito y las partes interesadas después de una votación de 6-1 el abril pasado para crear un sistema de calificación para evaluar el rendimiento de cada escuela.

El único miembro padre de familia del comité, Reggie Green de Augustus Hawkins High del sur de Los Ángeles, fue la única voz disidente en el estrado el martes. "Creo que, como padre, si no medimos dónde estamos, ¿cómo sabemos a dónde debemos ir?", preguntó. “Creo que solo genera complacencia si no tenemos algún tipo de medición, para saber por qué debemos esforzarnos. Me gustaría ver un número".

Los padres que testificaron ante la junta, incluidos muchos miembros de Speak UP, también expresaron su frustración por el tiempo perdido y el esfuerzo gastado en nueve reuniones separadas para ayudar a refinar el sistema, que LAUSD había prometido lanzar este mes a tiempo para la fecha límite de eChoices.

"He pasado el último año y medio trabajando en esto con LAUSD porque creo que nosotros, como padres, merecemos saber cómo están progresando los estudiantes en nuestras escuelas, para decidir cuál es la mejor escuela para nuestros hijos y para ayudar a nuestras escuelas actuales a mejorar," dijo Raquel Toscano de Speak UP, una madre en la escuela magnet MaCES en el distrito 5. "Esta falta de transparencia ha sido precisamente lo que causó la derrota de la medida EE".

El Marco de Rendimiento Escolar fue diseñado para ser una mejora sobre el Tablero Escolar del Estado de California, que no otorga una calificación única para ayudar a los padres a comparar fácilmente diferentes escuelas. Los datos sin filtrar pueden ser confusos para los padres, dijo Green.

"Los padres no sabemos qué significan todos los datos como lo sabría un instructor", dijo. “Si ve un número general, eso lo ayudará a guiarse. Creo que debería haber algún tipo de puntuación con todos los datos desglosados para que los entendamos. Me gustaría verlo todo. Se debería poder encontrar la información.

REGGIE GREEN, padre de familia y REPRESENTANTE DEL COMITÉ, DIJO QUE QUIERE CLASIFICACIONES ESCOLARES QUE SON FÁCILES de comprender para LOS PADRES.

REGGIE GREEN, padre de familia y REPRESENTANTE DEL COMITÉ, DIJO QUE QUIERE CLASIFICACIONES ESCOLARES QUE SON FÁCILES de comprender para LOS PADRES.

Si bien los datos de crecimiento estudiantil fueron un componente clave del nuevo sistema de calificación escolar, no está claro si las enmiendas hechas a la resolución darían luz verde al distrito para divulgar esos datos, que actualmente no están disponibles en el Tablero Escolar del Estado de California.

Los datos de crecimiento muestran cómo un solo grupo de estudiantes se compara con estudiantes de demografía similar en términos de mejora académica en un año determinado. Puede presentar una imagen más justa y precisa del rendimiento escolar al resaltar las escuelas que están ayudando a los niños vulnerables a ponerse al día rápidamente, incluso si los estudiantes comienzan muy por detrás de los estándares estatales.

La miembro de la junta Kelly Gonez (BD6), que copatrocinó el Marco de Rendimiento Escolar el año pasado, retiró su previo apoyo a una calificación escolar sumativa que los padres puedan entender fácilmente. Pero presionó por la publicación de componentes claves de datos del marco que no están en el Tablero Escolar del Estado de California, incluido el crecimiento de los estudiantes, las tasas de reclasificación de aprendices de inglés y los resultados de la encuesta de satisfacción de padres que pueden dar una imagen más integral.

El miembro de la junta Scott Schmerelson (BD3) también revirtió su voto anterior para el Marco de Rendimiento Escolar, y el miembro de la junta Richard Vladovic (BD7) le dijo a EdSource que también lo hará, dando a la junta suficientes votos para evitar que el sistema de calificaciones escolares se lance.

El superintendente Austin Beutner, sin embargo, le dijo a Speak UP que quiere publicar los componentes individuales de datos incluidos en el Marco de Rendimiento Escolar. Con múltiples versiones de la resolución de Goldberg apareciendo en las últimas dos semanas, algunas añadiendo y eliminando cláusulas relacionadas con el crecimiento estudiantil, no está claro si la junta respaldará esa publicación de datos en noviembre.

Speak UP ha presentado una solicitud de la Ley de Registros Públicos (Publics Records Act) pidiendo a LAUSD que publique los datos de crecimiento estudiantil que compiló y analizó mientras probaba un modelo de su Marco de Rendimiento Escolar. LAUSD aún no ha respondido a esa solicitud de información pública.

Once organizaciones educativas también enviaron una carta conjunta pidiendo a LAUSD que divulgue los datos de crecimiento estudiantil de inmediato, incluidos Parent Revolution, United Way, Teach Plus, Education Leaders of Color, Families in Schools, Partnership for Los Angeles Schools, Alliance for a Better Community , Innovate Public Schools, Students for Education Reform, Great Public Schools Now y Speak UP.

"California es uno de los dos únicos estados del país (el otro es Kansas) que no mide ni publica el crecimiento estudiantil", dice la carta. “Actualmente, las familias están utilizando abrumadoramente las tasas de competencia de la [prueba] SBAC, ya sea que estén mirando GreatSchools, el Tablero Escolar de California o la herramienta de búsqueda de escuelas del LAUSD. La escuela con la tasa de competencia más alta puede no ser la mejor escuela para un niño en particular. En nuestro trabajo con las familias, con frecuencia escuchamos que los padres quieren encontrar las escuelas que ayudarán a sus hijos a ponerse al día si se han retrasado. Sin una medida de crecimiento estudiantil, las familias no tienen acceso a esta pregunta tan importante y no pueden tomar la mejor decisión para sus hijos".

PADRES de familia de Parent Revolution y Speak UP unen FUERZAS PARA ABOGAR POR LA DIVULGACIÓN DE LOS DATOS DE CRECIMIENTO estudiantil ANTES DE QUE CIERRE EL PLAZO DE ECHOICES.

PADRES de familia de Parent Revolution y Speak UP unen FUERZAS PARA ABOGAR POR LA DIVULGACIÓN DE LOS DATOS DE CRECIMIENTO estudiantil ANTES DE QUE CIERRE EL PLAZO DE ECHOICES.

El personal del distrito dijo en la reunión del martes que identificar las escuelas de alto crecimiento para compartir las mejores prácticas y ayudar a otras escuelas a mejorar era uno de los principales objetivos del Marco de Rendimiento Escolar, además de brindar a los padres una mejor información para elegir las mejores escuelas para sus hijos.

Durante la reunión, McKenna se opuso a una calificación escolar sumativa, pero indicó que deseaba que el LAUSD analizara los datos de crecimiento estudiantil para determinar qué están haciendo bien las escuelas con alto crecimiento. "Cuanto más sepamos, creo que mejor estaremos", dijo McKenna. "Es mejor tener más de lo que necesitas que necesitar más de lo que tienes".

El destino de esos datos probablemente se decidirá en la próxima reunión de la junta en noviembre, menos de dos semanas antes del cierre de la fecha límite de eChoices. La confianza de los padres del LAUSD está en juego.

"Si continúan negando el acceso a esta valiosa información que tienen disponible, y sabemos que la tienen, los niños como el mío seguirán sufriendo las consecuencias y desperdiciarán valiosos años en escuelas que no pueden proporcionarles el apoyo adecuado", dijo Norma Santiago, cuyo hijo con necesidades especiales sufrió daños emocionales en las escuelas a las que asistió anteriormente. “¿Cuánto tiempo más tenemos que elegir escuelas a ciegas? Estamos hablando de nuestros hijos".