La Junta Escolar de LAUSD vota para colocar impuesto a las parcelas en la boleta electoral en junio

bw-3.1.19-katie-at-board.jpeg

La Junta de LAUSD votó por unanimidad el jueves para colocar una medida sobre un impuesto a las parcelas en la boleta electoral del 4 de junio. Si recibe el apoyo de dos tercios de los votantes, aportará un estimado $500 millones anuales en fondos adicionales para las escuelas tradicionales del distrito y las escuelas chárter independientes de Los Ángeles. Las escuelas comenzarían a recibir estos fondos en enero.

La medida en la boleta electoral requiere un impuesto de 16 centavos por pie cuadrado para parcelas de bienes raíces dentro de los límites del distrito. Las personas mayores de 65 años y mayores que ocupan una propiedad como su residencia principal pueden solicitar una exención, al igual que aquellos que reciben ciertos tipos de beneficios del Seguro Social, independientemente de su edad.

La idea de un impuesto a las parcelas se discutió por primera vez el año pasado, pero las encuestas internas de LAUSD el noviembre pasado mostraron que no había suficiente apoyo público para aprobarlo. Sin embargo, la huelga de seis días de maestros en enero, generó conciencia pública sobre la crisis financiera de LAUSD y un mayor apoyo a la educación pública. La junta decidió que el mejor momento para actuar es ahora.

"Probablemente nunca haya habido un mayor impulso público para aumentar la financiación de las escuelas públicas, gracias a la mayor concienciación sobre el sombrío lugar número 44 que ocupa California en la nación en cuanto a la financiación por alumno", dijo Katie Braude, directora ejecutiva de Speak UP, en su testimonio ante la junta.  Braude fue una de los aproximadamente 20 defensores que hablaron a favor de la resolución, aunque no sin condiciones.

"No podemos esperar que los contribuyentes pongan más dinero en un sistema que no ha logrado cerrar la brecha en logros para nuestros niños más vulnerables durante décadas, sin asegurarles también que habrá una supervisión independiente sobre cómo se gasta el dinero", agregó Braude. También pidió un comité de ciudadanos independientes "para auditar anualmente los gastos y exigir que el distrito demuestre cómo se están utilizando para cerrar la brecha en logros".

La versión enmendada de la resolución que la junta aprobó el jueves incluyó varios cambios adoptados en respuesta a los comentarios de la comunidad. El impuesto ahora tiene un período de suspensión de 12 en lugar de 10 años. Pedro Salcedo, director ejecutivo principal de finanzas y políticas para el distrito, dijo que este cambio se realizó para reflejar el período del 1º al 12º grado, ya que el kínder técnicamente es opcional.

La resolución también se enmendó para agregar acuerdos legales a la lista de elementos para los cuales no se puede utilizar el financiamiento de la medida. El lenguaje modificado, sin embargo, ahora permite que los fondos se usen para pensiones y pasivos de salud para jubilados. Y ahora exige "una estructura y un mecanismo para la supervisión independiente" en lugar de una supervisión interna por parte de LAUSD.

Entre las cosas en cuales se puede usar el dinero: “Retener/atraer maestros de calidad; reducir el tamaño de las clases; proporcionar consejería/enfermería/servicios de biblioteca, artes, música, ciencia, matemáticas, preescolar, educación vocacional/profesional, escuelas seguras/bien mantenidas, materiales/suministros instructivos adecuados; apoyar a los estudiantes desfavorecidos/sin hogar".

Los miembros de la junta expresaron preguntas y preocupaciones, pero finalmente se mantuvieron entusiasmados. "Esto no es perfecto, pero creo que los beneficios de un impuesto a las parcelas superan con creces los costos", dijo Kelly Gonez (BD6). “Tengo escuelas en el corredor de Sepulveda, una de ellas empatada por la mayor tasa de personas sin hogar en Los Ángeles Unificado. Y han estado creciendo 10 puntos porcentuales en ELA y matemáticas por varios años, y hay una razón por el cual eso sucede. Pero imagínense cómo podríamos acelerar ese impacto con más recursos ... Esta es nuestra oportunidad de actuar".

El vicepresidente de la junta, Nick Melvoin (BD4), junto con varios de sus colegas, hablaron sobre la naturaleza apresurada del proceso. "Podría haber sido un proceso más colaborativo, más largo y prolongado", dijo. “Esto no puede tratarse solo de apoyar el status quo...el 30 por ciento de dominio en matemáticas, el 40 por ciento en inglés, el 47 por ciento en aprobación de clases AG – eso no vale la pena la inversión. Vale la pena invertir en la mejora y la mejora acelerada de nuestros estudiantes”.

Melvoin también instó a la abogacía continua para una mejor financiación tanto a nivel estatal como federal. "Espero que hagamos historia con esto", concluyó Melvoin. "No podemos hacerlo solos. Se necesitarán nuestros socios laborales, que estarán con nosotros en esto. Va a requerir el apoyo del alcalde. Apreciamos su liderazgo y su compromiso en ayudar a que esto sea aprobado. Pero tampoco se trata solo de las personas en esta sala o con un vínculo directo con L.A. Unificado. Se trata de convencer a todos los angelinos de que todos tenemos un interés en el futuro de esta ciudad y sus niños, que nuestros destinos están inseparablemente vinculados, ya sea que tenga o no hijos en este sistema, y que todos nos beneficiemos cuando nuestros niños se benefician porque todos son nuestros niños".

—Leslee Komaiko