La Junta de LAUSD propone al Comité de Contribuyentes para la Vigilancia que se asegure que los fondos del impuesto a las parcelas sean usados en apoyos a los niños

bw-4.11.19-mckenna.jpeg

La presidenta de la Junta de LAUSD, Monica García (Distrito 2) y el miembro de la Junta George McKenna (Distrito 1), introdujeron una resolución para crear un Comité Independiente de Vigilancia cuyo fin es reportar el gasto de los fondos generados por la medida EE, el propuesto impuesto a las parcelas, que estará a consideración de los votantes el 4 de junio.

El Comité tendrá la misión de reportar si los fondos del impuesto a las parcelas son empleados para los propósitos definidos en la medida, si son utilizados equitativamente, y si resultan en un mejor desempeño estudiantil, en mayor preparación para la universidad y en mayor estabilidad fiscal de LAUSD.

La resolución llama al panel seleccionado por la junta, al alcalde y a otras agencias de gobierno local, a que elijan nueve miembros para el comité, que sean expertos en academia, finanzas públicas o escolares, familias y padres, y en medidas de desempeño y evaluaciones.

El vicepresidente de la junta, Nick Melvoin (Distrito 4) introdujo enmiendas para especificar que los padres de LAUSD podrían ser miembros de dicho comité y para asegurar que exista un plan para la aplicación del dinero destinado al salón de clases. Sus enmiendas también llaman al establecimiento de metas sobre los resultados de los alumnos que sean evaluadas, en relación al gasto.

La resolución es un intento de abordar las preocupaciones de los padres y de los contribuyentes escépticos, sobre cómo LAUSD utilizará el dinero en apoyo a los estudiantes. Por su parte, los sindicatos de empleados insisten que el lenguaje que evita que los fondos que vengan de la resolución del impuesto a las parcelas sean utilizados para las pensiones y cuidados de salud, en lugar de aplicarse en el salón, los niños y las escuelas, debe ser eliminado. 

Speak UP apoya la medida EE, pero creemos que necesita existir una supervisión rigurosa que asegure que los fondos lleguen al salón de clases, y que nuevos recursos deben combinarse con una reforma a los planes de beneficios para retirados, que muy pronto absorberán hasta la mitad del presupuesto de LAUSD.