Mientras los votantes consideran un impuesto escolar sobre parcelas, LACOE amenaza con adquisición ... de nuevo.

SUPERINTENDENT de LACOE DEBRA DUARDO

SUPERINTENDENT de LACOE DEBRA DUARDO

La superintendente de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles, Debra Duardo, nuevamente advierte al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, LAUSD, que el condado podría involucrarse y apropiarse de la autoridad de toma de decisiones que pertenece a la Junta de LAUSD, si éste no cumple en señalar las preocupaciones sobre la solvencia fiscal, y propone un presupuesto que mantenga el mínimo requerido de los fondos de reserva. 

La implacable carta de la LACOE, es la más reciente de una serie de advertencias de esa agencia que supervisa el presupuesto de LAUSD, que, a su vez, tomó en enero, la decisión sin precedente de asignar un equipo de expertos fiscales para ayudar.  La carta llega, además, en un momento en que los votantes debaten si apoyan o no, un impuesto sobre parcelas, incluido en la boleta electoral de junio, y que aumentaría los fondos escolares. 

La Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles, le dio al LAUSD, una "certificación calificada”, citando la falla del distrito al no señalar un gasto deficiente, lo que a su vez generó una “condición financiera empobrecida”. La LACOE también citó falta de atención a los $15,200 mdd faltantes en el presupuesto del cuidado de la salud de personas retiradas (las promesas hechas a futuros retirados, para lo cual el distrito no ha asignado recursos) y su “incapacidad para considerar los efectos a largo plazo de los acuerdos de negociación colectiva "

La Junta de LAUSD aprobó el mes pasado, un Plan de Estabilización Fiscal que incluye una reducción del 15 por ciento del personal de la oficina central, pero aún así, el presupuesto que el distrito sometió al condado, quedó corto por $3 mdd, respecto al balance presupuestal y de mantener el requerido 1 por ciento del fondo de reserva del año escolar 2020-21. 

 Y las proyecciones del presupuesto se vislumbran aún peores para el próximo año. A menos que se apruebe el impuesto sobre parcelas, se espera que LAUSD obtenga $749 mdd menos, de lo que se requiere por ley mantener en el banco para el ciclo 2021-22.

LACOE está exigiendo al LAUSD que trabaje con su equipo de expertos fiscales para que someta un nuevo Plan de Estabilización Fiscal antes del 1 de julio próximo, que muestre un presupuesto equilibrado con el mínimo de reservas requeridas en el banco, para los siguientes tres años. 

“El distrito continúa demostrando indicadores de una insolvencia fiscal que tiene que ser señalada”, apunta la carta de Duardo. “Si la Junta Directiva falla en señalar todas las deficiencias identificadas en esta carta, o en someter un Presupuesto Adoptado para 2019-20, que cumpla con la mínima reserva en cualquier año fiscal, el superintendente del Condado está preparado para tomar medidas que podrían incluir ... la asignación de un consejero fiscal con autoridad sobre las acciones de la Junta Directiva”.  

Esta amenaza significa que el condado podría reemplazar, y remover el control local en manos de la Junta de LAUSD y comenzar a hacer recortes unilaterales. 

Duardo también advirtió al LAUSD que no cuente con el alivio de pensiones para los distritos escolares de California, propuesto por el gobernador; o con ningún ingreso por nuevos impuestos especiales sobre la propiedad, hasta que estos sean aprobados. 

Pese al apoyo dado por el público a las huelgas de los maestros en enero pasado, la aprobación de un nuevo impuesto especial a la propiedad, no es de ninguna manera algo seguro. Se requiere el apoyo de dos terceras partes de los votantes para pasar, y debido al impuesto progresivo -basado en metros cuadrados de construcción- coloca una mayor presión en los propietarios de estructuras comerciales, que en los dueños de viviendas; y la comunidad de empresarios se está inclinando hacia su rechazo. 

Según EdSource, la Cámara de Comercio de Los Ángeles, la Federación de Negocios del Condado de Los Ángeles y la Asociación de Contribuyentes Howard Jarvis, planean invertir $4 mdd para derrocar la medida EE. 

Lenguaje opositor que está siendo enviado por correo a los votantes, argumenta que LAUSD es fiscalmente irresponsable y ofrece resultados muy pobres: 

“LAUSD TIRA NUESTRO DINERO”, dice el texto. “Los burócratas del distrito y defensores del fallido ‘status quo’ quieren que los contribuyentes paguen la multa de un distrito escolar con una historia de números rojos, pésimos resultados educativos, descenso en las inscripciones, contratación administrativa fuera de control y explosivos costos por atención médica y por retiro. LAS REFORMAS DEBEN SER PRIMERO”. 

Mientras los Maestros Unidos de Los Ángeles (United Teachers Los Angeles) y el capítulo Local 99 del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio  (SEIU Local 99) apoyan la medida, los sindicatos insistieron en utilizar un lenguaje que habría impedido que los recursos se destinaran a fondos de jubilación y de salud. Eso está alimentando el escepticismo entre algunos padres, poniendo en duda que los fondos se destinarán a las aulas y a los niños.

LAUSD, el Concejo Municipal de Los Ángeles y la Asociación de Escuelas Chárter de California se han unido a UTLA y a SEIU en apoyo a la Medida EE.  “Este es un caso donde tenemos organizaciones de trabajadores y liderazgo, CCSA y terceros que han chocado en el pasado, todos uniéndose para pasar esta medida”, dijo Yusef Robb, vocero de Yes on EE (Sí en EE). “Las décadas de inversión insuficiente en la educación, no es un tema político; es un hecho factual”.  

Hasta el momento, la campaña “Yes” ha recaudado $500,000 de UTLA, $300,000 de SEIU Local 99, $125,000 del United Brotherhood of Carpenters and Joiners of America y $125,000 del Southwest Regional Council of Carpenters Issue Committee en apoyo a la medida. Pero Robb se mantiene optimista. Dice que la oposición sólo ha recaudado $23,000 de los $4 mdd que pretende gastar. “Vamos a recaudar los recursos necesarios para ganar esta contienda”, dijo.  “Esperamos reunir recursos sustanciales de la gente y de organizaciones de todo tipo”. 

Speak UP también apoya la Medida EE porque sin ella, recortes presupuestales muy dolorosos y un incremento en el número de alumnos por cada salón de clases, que dañaría a los niños, sería inevitable. 

No obstante, en Speak UP creemos que necesitamos reformas para tener planes de beneficios para los jubilados, para que el distrito pueda mantenerse a flote. Dichas reformas pueden ayudar a incrementar el apoyo del público para lograr mayores ingresos.