LAUSD prueba prototipo del Marco de Rendimiento Escolar con énfasis en el crecimiento estudiantil

bw-12.12.18-2-sp.jpg

LAUSD ha puesto a prueba un nuevo sistema para evaluar el desempeño de todas las escuelas públicas de Los Ángeles, basado en el logro académico de los estudiantes, crecimiento académico, clima escolar y preparación académica para una carrera y para la universidad. El Marco de Rendimiento Escolar, que surgió de una resolución que la Junta aprobó el pasado abril, será presentado preliminarmente en junio y se espera su lanzamiento completo en el otoño. 

El modelo que se está probando, y que LAUSD reveló a un grupo de trabajo de partes interesadas en abril, coloca el mayor peso (40%) al mejoramiento de las calificaciones de matemáticas e inglés, en las pruebas estandarizadas.

“El crecimiento es una gran parte del Marco de Rendimiento Escolar, y eso viene directamente de la información y respuestas obtenidas en las reuniones de las partes interesadas", dijo Derrick Chau, director ejecutivo de estrategia e innovación de LAUSD, quien ha dirigido el grupo de trabajo integrado por líderes laborales, personal del distrito, padres, líderes escolares y líderes de organizaciones educativas sin fines de lucro, incluida Katie Braude, la directora ejecutiva de Speak UP. "La gente quería asegurarse de que las escuelas reciban crédito por ayudar a los estudiantes a mejorar".

La integrante de la Junta, Kelly Gonez (Distrito 6), dijo que parte de su ímpetu por ser autor de la resolución del Marco de Rendimiento Escolar era abordar el hecho de que el sistema de calificación escolar del estado, o Tablero Escolar de California, no mide el crecimiento académico de los estudiantes.

"Algunas de nuestras escuelas tienen estudiantes de nuevo ingreso que están atrasados, pero logran múltiples años de aprendizaje [en un solo año] una vez que asisten a su nueva escuela", dijo. “El progreso debe ser absolutamente reconocido y celebrado. "El Marco de Rendimiento Escolar enfatiza el crecimiento de los estudiantes para que nuestras escuelas se reúnan con los estudiantes donde están, y no estamos penalizando a las escuelas que atienden a las poblaciones de niños con mayores necesidades".

El modelo propuesto también basa el 30 por ciento de la calificación de una escuela en el rendimiento académico en la escuela primaria y secundaria, y el 25 por ciento en la preparatoria. El logro académico no solo incluiría el porcentaje de estudiantes que cumplen o superan los estándares académicos del estado, sino también las tasas de reclasificación para los aprendices de inglés y las tasas de graduación para los estudiantes de secundaria.

La mitad del peso para la calificación de rendimiento académico se basaría en el desempeño de toda la población estudiantil, mientras que la otra mitad se basaría en el desempeño de grupos desfavorecidos, como los aprendices de inglés, los estudiantes afroamericanos, los niños de bajos ingresos, los estudiantes con discapacidades, jóvenes en hogares sustitutos y jóvenes sin hogar.

El clima escolar contaría como el 30 por ciento de la calificación para las escuelas primarias y intermedias, y el 20 por ciento para las escuelas secundarias. Sin embargo, el modelo inicial solo mide dos métricas del clima escolar: las tasas de suspensión, que son casi universalmente bajas y no ofrecen mucho contraste entre las escuelas, y las tasas de asistencia.

Algunos participantes del grupo de trabajo sugirieron que esos dos indicadores no reflejan completamente el "clima escolar" y pueden castigar indebidamente a las escuelas en áreas en desventaja donde las tasas de asistencia son más bajas. Instaron al LAUSD a considerar otros factores en las calificaciones del clima escolar, como las encuestas de padres.

"Probablemente necesitamos reforzar el área del clima escolar, así como algunas de nuestras otras métricas", dijo Chau.

LA MIEMBRO DE LA JUNTA KELLY GONEZ PATROCINÓ EL Marco de Rendimiento Escolar para enmendar las deficiencias en el Tablero Escolar de California

LA MIEMBRO DE LA JUNTA KELLY GONEZ PATROCINÓ EL Marco de Rendimiento Escolar para enmendar las deficiencias en el Tablero Escolar de California

"Los factores socioemocionales son críticos para el éxito de una escuela, pero son mucho más difíciles de medir cuantitativamente", agregó Gonez.

Un desafío para crear un sistema uniforme tanto para las escuelas del distrito como para las escuelas chárter es el hecho de que pueden recopilar datos diferentes. "Hay una pieza de igualdad", dijo Chau. "Ciertamente no queremos elegir las métricas que tenemos para el distrito, pero no para las escuelas chárter y viceversa".

Además del crecimiento académico, el rendimiento estudiantil y el clima escolar, las secundarias se medirán por su preparación universitaria y profesional, que contará con el 15 por ciento de la calificación de la escuela. El modelo propuesto solo incluye una métrica que mide el porcentaje de estudiantes que obtienen una C o más, en los cursos A-G, lo que significa que son elegibles para postularse a universidades estatales de cuatro años en California.

Algunos miembros del grupo de trabajo sugirieron que también se debe incluir el acceso a los cursos de colocación avanzada (cursos AP) y el porcentaje de estudiantes que pasan las pruebas AP.  LAUSD ahora está considerando esos cambios y buscando formas de medir la preparación para la carrera.

El grupo de trabajo también debatió si los puntajes de crecimiento en escuelas secundarias reflejarán con precisión el desempeño de las escuelas secundarias, dado que solo los estudiantes de 11º grado toman los exámenes SBAC, por lo que el crecimiento de los estudiantes se medirá comparando los puntajes de 8º y 11º grado.

Pero Chau dijo que un maestro ineficiente puede manipular los puntajes de crecimiento anual de una escuela, por lo que comparar los datos de los estudiantes durante tres años podría ser más preciso. "De alguna manera, en realidad les da a esas escuelas más oportunidades para mejorar y ayudar a esos estudiantes".

Una vez que se calculan todas las métricas, LAUSD otorgará a la escuela una puntuación de 1 a 100 y la asignará a una de las cinco bandas de rendimiento representadas por una cantidad de estrellas de una a cinco. Chau mostró un borrador preliminar del diseño al grupo de trabajo el mes pasado.

En ese borrador, el 10 por ciento inferior de las escuelas recibirá una estrella y la etiqueta "Intervenir". Las escuelas de dos estrellas reciben la etiqueta de "Intervención enfocada", lo que significa que tienen algunas áreas de desempeño sólido pero en general necesitan apoyo para mejorar. Las escuelas de tres estrellas obtienen una etiqueta de "Necesita apoyo", lo que significa que tienen áreas de fortaleza y que con ayuda específica deberían mejorar, mientras que las escuelas de cuatro estrellas reciben una etiqueta de "Logro". El 10 por ciento de las mejores escuelas recibirá cinco estrellas y la etiqueta "Ejemplar".  

El grupo de trabajo también debatió si reportar programas magnet dentro de una escuela por separado de la escuela en general. El desempeño puede variar ampliamente entre la población de una escuela general y sus estudiantes de la escuela magnet. LAUSD está probando varios escenarios.

"Estamos tratando de asegurarnos de que cualquier marco que desarrollemos no esté sesgado" contra cualquier tipo de escuela basada en un modelo, tamaño o su geografía, dijo Chau.

El distrito planea usar las calificaciones de las escuelas para determinar qué escuelas necesitan intervención y asistencia, aunque no queda claro cómo será esa intervención. Las calificaciones también ayudarán a informar sobre las renovaciones y la supervisión de las escuelas chárter.

Pero el propósito principal del Marco de Rendimiento Escolar es brindarles a los padres la información que necesitan para tomar decisiones informadas sobre dónde quieren educar a sus hijos. "Se trata de ser transparentes con los padres y proporcionar un lenguaje común y comprender cómo estamos midiendo la calidad de la escuela en el distrito", dijo Chau.  

"Esperamos que esto haga destacar algunas escuelas que están haciendo un gran esfuerzo para impulsar el nivel educativo de los estudiantes, lo que no siempre se refleja en los índices de competencia en la prueba SBAC", dijo Gonez.