Padres reclaman al distrito por fallar a estudiantes más necesitados

LA madre de familia DIANA GUILLEN habla ante LA JUNTA DIRECTIVA DURANTE LA AUDIENCIA DE LCAP

LA madre de familia DIANA GUILLEN habla ante LA JUNTA DIRECTIVA DURANTE LA AUDIENCIA DE LCAP

A medida que el Distrito Unificado de Los Ángeles publicó nuevos datos que muestran brechas generalizadas en logros y tasas crecientes de ausentismo crónico, los padres líderes que sirven en los comités centrales del LAUSD reclamaron al distrito por su plan de presupuesto y responsabilidad para ayudar a los estudiantes necesitados.

"Ustedes gastan millones y millones en desarrollo profesional que no está dando resultados", dijo la madre de familia Diana Guillen de MacArthur Park a la junta en español el martes. “Vemos esto reflejado en la Medida EE que no fue aprobada. Los padres no confían en el distrito y en cómo administran el dinero. Ya han recibido $800 millones para estudiantes con necesidades. Realmente no estamos viendo progreso académico por parte de los estudiantes. Hay programas, hay planes, pero no hay resultados reales ... Nadie se hace responsable".

Guillen fue una de los padres del Comité Asesor de Padres (Parent Advisory Committee) y del Comité Asesor de Aprendices de Inglés del Distrito (District English Learner Advisory Committee) de LAUSD que transmitió sus quejas durante la audiencia pública sobre el Plan de Responsabilidad de Control Local, el cual es requerido por la ley estatal para medir los resultados de sus niños más vulnerables a cambio de una mayor flexibilidad sobre cómo gastar el dinero.

LAUSD lanzó una tarjeta de puntajes de equidad con nuevos datos de 2017-18 que muestran que el ausentismo crónico aumentó del 11% al 15%. La tasa de estudiantes que faltan 16 días o más fue la más alta entre los estudiantes afroamericanos (25%), los estudiantes con discapacidades (22%) y los jóvenes de acogida (21%), todos los grupos que continúan sufriendo grandes brechas en rendimiento.

bw-6.13.19-2-graph-spanish.jpg

Los Aprendices de Inglés y los estudiantes con discapacidades también están muy por detrás de sus compañeros en el cumplimiento de los puntos de referencia de alfabetización temprana.

Y aunque más estudiantes se gradúan, muy pocos de ellos están listos para la universidad una vez que se van. Solo el 10% de los estudiantes de LAUSD reciben una calificación de 3 o más en al menos dos clases de Colocación Avanzada (Advanced Placement). Y solo el 7% de los estudiantes del 11º grado excedieron los estándares de preparación universitaria en matemáticas, con menos del 1% de los Aprendices de Inglés y los estudiantes con discapacidades entre ellos. Un impactante 0% de los jóvenes de acogida cumplieron con esos estándares.

"Hay una desconexión entre las escuelas y los padres", dijo el presidente del PAC Paul Robak. “No hay una consistente rendición de cuentas por parte de los maestros. Además, a los padres se les informa que sus hijos tienen dificultades en la escuela a menudo demasiado tarde para que puedan tomar decisiones informadas".

El PAC recomendó que el distrito creara una política uniforme de informar a los padres cuando la calificación de un niño baja de una B a una C, en lugar de esperar hasta que el niño esté reprobando. Robak también denunció el hecho de que a los padres con frecuencia se les disuade de observar a los maestros en clase y se les otorga un límite de tiempo arbitrario para las visitas al aula, lo que él dijo, en realidad, está en contra de la ley.

"El distrito tiene que involucrar aún más a sus socios número 1, los padres", dijo Guillén. “Los administradores, los maestros y los sindicatos no están apoyando a los padres que realmente están trayendo el dinero al distrito ... Los sindicatos también tienen una responsabilidad con la comunidad. A veces los maestros no pueden quedarse ni cinco minutos más porque dicen que su contrato no lo permite, y porque entonces son reprendidos por el sindicato".

Después de la reunión, el superintendente Austin Beutner dijo que pensaba que el proceso para involucrar a los padres en el LCAP debe renovarse completamente comenzando a nivel de la escuela y progresando hasta la oficina central, en lugar de al revés.

"Vamos a tener una conversación en esa escuela sobre cómo vamos a mejorarla. Ahí es donde puede ocurrir la participación más auténtica", dijo Beutner. “Cuando se destila y se condensa en este gran sistema de 1,300 escuelas, algo se pierde en la traducción. O la inmediatez y la urgencia de actuar en una escuela pueden perderse ... Queremos que ocurra un cambio en las escuelas".

A pesar de la protesta de los padres, no todos los datos fueron negativos. El porcentaje de estudiantes Aprendices de Inglés que dominaron el inglés aumentó a un máximo histórico de 23% este año, en comparación con el 21% durante el año escolar 2017-18. (Esta fue la única información del año escolar actual que se compartió). Con más de 181 programas de lenguaje dual, más de 4000 niños han recibido un sello de bilingüismo.

Y una vez que los Aprendices de Inglés dominan el inglés, superan a casi todos los demás estudiantes. De hecho, un impresionante 97% de los Aprendices de Inglés que dominaron el inglés en el segundo grado alcanzaron los niveles de referencia de alfabetización temprana, superando el promedio del distrito (71%).

La tarjeta de puntaje también mostró que:

  •  El 100% de las instalaciones del distrito fueron etiquetadas como "en buen estado", lo que Robak dijo "no refleja la realidad". Alentó a los subdirectores a que acompañen a los inspectores en futuras visitas.

  •  El 46% de los padres respondieron a la encuesta de experiencia escolar, y de ellos, el 68% dijo sentirse como parte de su escuela.

  •  El 76% del personal tuvo una asistencia excelente al 96% o más.

  •  El 66% de los niños con discapacidades del LAUSD participan en clases de educación general durante más del 80% de su tiempo de instrucción.