LAUSD suspende por un año tarifas por recaudación de fondos

La Junta del LAUSD votó a favor de suspender temporalmente las tarifas cobradas a las organizaciones de padres de familia y maestros y a los clubes de promotores cuando realizan eventos de recaudación de fondos de un día en algún campus.

La decisión de suspender por un año las tarifas cobradas a las PTA, PTO y Club de Promotores, así como de simplificar los formularios y ponerlos en línea en varios idiomas, surgió de un grupo de trabajo creado para facilitar la participación de los padres en el LAUSD. Sigue una decisión del distrito de no cobrarle a los padres que desean ser voluntarios en el campus por la toma de huellas dactilares.

"Realmente aprecio que el distrito haya escuchado los comentarios de los padres sobre la cantidad de burocracia que existe para apoyar a las escuelas de sus hijos y está dando este paso para atraer a las familias en lugar de alejarlas", dijo el vicepresidente de la junta Nick Melvoin (BD4), quién ha estado abogando desde que se unió a la junta para cambiar las reglas arcanas que penalizan a los padres.

Melvoin argumentó que a las empresas con fines de lucro que rentan espacio en los campus se les debe cobrar más que a las organizaciones que atienden a estudiantes, y señaló el absurdo del hecho de que LAUSD aún requiere que los grupos paguen con un cheque de caja en lugar de una tarjeta de crédito, PayPal o Venmo.

Shaina Bogorad, una madre con hijos en Chandler elementary y Community magnet, le dijo a la junta que el distrito cobra tarifas por tener camiones de comida en eventos nocturnos o reuniones que a menudo generan menos ingresos que las tarifas que cobra el distrito. "Es muy difícil hacer que las familias se presenten directamente después del trabajo a un evento en la noche para los niños a las 7:30 u 8 p.m. y no proveer comida para ellos o los niños", dijo la madre de familia. “Si no hay comida, hay menos asistencia. Un evento se llevó a cabo fuera del campus para evitar lidiar con esta política".

El distrito asignará $300,000 para cubrir la exención de las cuotas de mantenimiento y papeleo y para ayudar a proporcionar capacitación para los padres líderes de PTA, PTO y de los Club de Promotores. Los padres se han quejado durante años sobre los obstáculos burocráticos para la recaudación de fondos en los campus, y para algunas escuelas con poblaciones de bajos ingresos, las tarifas han impedido a los padres siquiera considerar eventos de recaudación de fondos.

LOS PADRES DE LA PTA Y LA PTO Piden A LA JUNTA QUE suspenda LAS tarifas

LOS PADRES DE LA PTA Y LA PTO Piden A LA JUNTA QUE suspenda LAS tarifas

"Si queremos que nuestras familias y comunidades ingresen a nuestras escuelas, es esencial eliminar las barreras a la participación que afectan de manera desproporcionada y abrumadora a nuestras escuelas y comunidades de color que tienen menos recursos", dijo la miembro de la junta Kelly Gonez (BD6). "Hay desigualdades cuando se trata de la capacidad de los padres para recaudar fondos en nuestras comunidades ... Espero que estemos nivelando un poco el campo de juego para comunidades como la mía”.

El miembro de la junta George McKenna (BD1) inicialmente se opuso a la exención de las cuotas para los padres de familia, argumentando que el distrito no podía permitirse ayudar a los padres mientras despedían a los empleados del distrito durante una crisis presupuestaria. Una vez que los miembros del personal explicaron que el distrito solo perdería $137,000 en honorarios – solo una gota en el presupuesto de casi $8 mil millones - McKenna consintió. Pero lo hizo mientras cuestionaba la integridad de los Club de Promotores, que tienen más independencia que los grupos de la PTA, afirmando que algunos nunca dan el dinero de sus eventos de recaudación de fondos a las escuelas.

La miembro de la junta Jackie Goldberg (BD5) instó al superintendente a exigir que los Club de Promotores informen al LAUSD exactamente cuánto dinero generan en eventos de recaudación de fondos en los campus. Además, por la segunda reunión consecutiva, Goldberg presionó para retrasar un paquete de cambios a las reglas de gobernanza de la junta para alinearlos con los de la mayoría de las otras juntas escolares y enfocar el tiempo de reunión en mejorar el rendimiento estudiantil. Incluso después de que Melvoin aceptó todos los cambios que solicitó, Goldberg siguió votando no e instó a un retraso adicional en todos menos en una pequeña parte de los cambios.