Vladovic se hace cargo de la Junta de LAUSD, promete centrarse en "encontrar el dinero" y elevar el rendimiento estudiantil

El nuevo presidente de la Junta de LAUSD RICHARD VLADOVIC

El nuevo presidente de la Junta de LAUSD RICHARD VLADOVIC

Con la toma de la presidencia de la Junta Escolar Unificada de Los Ángeles por Richard Vladovic durante su último año en el cargo, la junta tiene la oportunidad de forjar un camino intermedio hacia la estabilización de las finanzas del LAUSD y elevar el rendimiento estudiantil en escuelas de bajo rendimiento.

Vladovic (BD7) se ha considerado durante mucho tiempo como un voto decisivo en la junta, a veces poniéndose del lado de los reformadores de la educación y, a veces, de los activistas sindicales, ambos de los cuales se unieron en la campaña para la Medida EE con la esperanza de traer más ingresos al LAUSD.

Dado el fracaso de la Medida EE en las urnas, Vladovic está tomando el timón de la junta en un momento difícil. Se espera que el distrito despida a empleados en agosto en un intento por equilibrar su presupuesto y satisfacer a los supervisores del condado, quienes se han quejado sobre el gasto deficitario del distrito y los pasivos de salud de jubilados no financiados de $12 mil millones.

Vladovic le dijo a la junta que espera traer a los sindicatos de trabajadores a la mesa para discutir formas de arreglar las cosas, y mantuvo un tono conciliatorio. "No quiero hablar sobre los recortes", dijo. "Vamos a hablar sobre cómo encontrar el dinero".

En su primera acción como presidente de la junta, Vladovic designó a Jackie Goldberg (BD5) vicepresidenta de la junta, lo que significa que supervisará un comité centrado en el presupuesto, las auditorías y las instalaciones. Ese nombramiento se produce a pesar del hecho de que ambos discreparon bruscamente sobre la contratación del superintendente Austin Beutner, a quien Vladovic apoyó y Goldberg se opuso.

Goldberg y Vladovic también tienen puntos de vista muy diferentes sobre el estado de las finanzas del distrito. Goldberg ha hecho eco de la afirmación de UTLA de que los problemas financieros del LAUSD son exagerados, mientras que Vladovic advirtió repetidamente el año pasado que el distrito podría "arruinarse".

Vladovic instó a los sindicatos de empleados a venir a la mesa para reformar los beneficios de atención médica aumentando la edad de elegibilidad para la jubilación, trasladando a los empleados a un solo plan de salud o requiriendo una contribución mensual para el seguro de salud. También se abstuvo de votar sobre un paquete de atención médica de $3.3 mil millones de dólares el año pasado y se quejó de que un comité de padres y sindicatos encargados de explorar los ahorros en los costos de la atención médica, que surgió de ese acuerdo, no se reunió durante casi un año.

La falla del distrito para controlar significativamente los costos de salud de los jubilados fue un factor en el fracaso de la Medida EE, el cual Speak UP activamente apoyo. La campaña de la oposición destacó el hecho de que la junta directiva, a instancias de los sindicatos de empleados, eliminó una disposición que impedía que los fondos recaudados se usaran para cubrir las pensiones de jubilación y las obligaciones de salud, lo que llevó a muchos votantes a expresar dudas de que el dinero llegara al salón de clases.

Vladovic y Goldberg también están en desacuerdo sobre cuestiones de equidad. Vladovic a menudo argumenta que las escuelas de bajos ingresos merecen recibir una mayor proporción de fondos basándose en las necesidades más altas y su incapacidad para generar el mismo nivel de recaudación de fondos por parte de los padres de la que se observa en las escuelas más ricas.

Goldberg, por otro lado, argumentó en la reunión de la junta del 18 de junio que el LAUSD debería considerar regresar a una fórmula de financiamiento antigua que dirigía más dinero a algunas escuelas sin una mayoría de niños de bajos ingresos. Esto podría deberse a que la base de apoyo de Goldberg proviene de la parte norte de BD5, más rica y gentrificada, como Silver Lake, Echo Park, Los Feliz y Eagle Rock.

Una de las formas en que Vladovic quiere enderezar el barco financiero del LAUSD, y algo en lo que Goldberg y él están de acuerdo, es aumentar la inscripción al detener la pérdida de estudiantes a escuelas chárter independientes. Actualmente, las escuelas chárter independientes representan solo una pequeña parte de la gran pérdida de inscripción anual del LAUSD, mientras que los cambios demográficos, como las menores tasas de natalidad y los mayores costos de vivienda, son un factor mucho más importante.

Sin embargo, Vladovic está creando un comité para tratar de convencer a las posibles escuelas chárter independientes para que se conviertan en escuelas chárter afiliadas al distrito. LAUSD mantiene y controla los fondos para las escuelas chárter afiliadas, a diferencia de las escuelas chárter independientes, que controlan sus propias finanzas y tienen más libertad sobre la dotación de personal.

Alzando el logro estudiantil

Aparte de las finanzas del distrito, Vladovic dijo que su principal prioridad era elevar el rendimiento estudiantil. "Les hicimos promesas a nuestros niños que no cumplimos", dijo. "Teníamos planes para nuestros jóvenes de rendimiento más bajo, los cuales pueden rendir al más alto nivel, y los defraudamos".

Vladovic le dijo a Speak UP que está trabajando con Beutner en un programa piloto en su distrito de la junta directiva, que se extiende desde el sur de Los Ángeles hasta San Pedro. Se enfocarán en empoderar a los directores en 15 escuelas primarias y secundarias y experimentarán con diferentes técnicas de intervención educativa y la asignación de recursos que se evaluarán para determinar su eficacia. Planean verter los esfuerzos en los grados inferiores y en las escuelas intermedias, como Samuel Gompers, porque en la escuela secundaria, a menudo es demasiado tarde. "Es triage", dijo.

También expresó el deseo de simplificar las reuniones de la junta y centrarse más en mejorar la educación para los niños. "Nuestra misión principal es establecer políticas que aumenten el rendimiento de los estudiantes", dijo a los reporteros después de la reunión de la junta. "No hemos pasado tanto tiempo en eso. Esa es nuestra misión: cambiar la vida de los niños. En lugar de celebrar, deberíamos descubrir formas de asegurarnos de que más sean exitosos".

Vladovic propuso hacerlo creando varios comités para manejar los asuntos de políticas antes de que lleguen a la junta completa y reducir el número de reuniones de la junta enfocadas en las aprobaciones de las escuelas chárter. Señaló que la junta casi siempre acepta las recomendaciones de la División de Escuelas Chárter sobre las aprobaciones de escuelas chárter, y quiere dejar de gastar tanto tiempo en la junta en asuntos administrativos de rutina, lo que él llamó un "baile de Kabuki" político.

"Tengo que tratar de alejar el enfoque de la política sobre cuales escuelas chárter vamos a aprobar. Realmente enfocarnos en cómo vamos a hacerlo mejor para los niños", dijo. "Podríamos ser más productivos para los niños y estoy frustrado".

Vladovic quiere que las resoluciones de los miembros de la junta pasen por la estructura del comité antes de llegar a la junta completa, y sugirió que cada miembro de la junta directiva dirija un comité.

Goldberg presidirá el Comité Plenario y se centrará en el presupuesto y las instalaciones. El miembro de la junta George McKenna (BD1) presidirá un comité sobre currículo e instrucción. Monica Garcia (BD2) presidirá un comité de seguridad escolar. Scott Schmerelson (BD3) presidirá un comité sobre educación especial y participación de los padres. Nick Melvoin (BD4) presidirá un comité de tecnología de la información, análisis de datos e inscripción uniforme. Kelly Gonez (BD6) presidirá un comité sobre relaciones gubernamentales y educación temprana. Y Vladovic se encargará del comité chárter afiliado.

Vladovic también alentó a los padres que tienen problemas en sus escuelas para que trabajen con el personal del distrito detrás de la escena en lugar de expresar sus preocupaciones en las reuniones de la junta televisada. Los padres a menudo acuden a la junta como último recurso después de no ver los problemas resueltos en sus escuelas y distritos locales, pero Vladovic prefiere que esos problemas se manejen fuera del ojo público. "O quieres estar en la televisión o quieres resolver tu problema", dijo.

Una nueva mayoría en la junta

El equipo de liderazgo de la junta Vladovic-Goldberg representa un cambio notable respecto a la era García-Melvoin, tanto en términos de edad, etnicidad, ideología y lealtades políticas. García y Melvoin fueron fuertes reformadores, y García se alió con el sindicato sindical SEIU, que representa a los conductores de autobuses, trabajadores de la cafetería y conserjes del LAUSD, muchos de los cuales también son padres de color.

Melvoin nominó a García para permanecer como presidenta de la junta, pero García reconoció que no tenía los votos y apoyó a Vladovic.

"Hay una nueva mayoría", dijo. "Estas personas que son veteranos experimentados, si pueden movernos más rápido, estoy a favor ... Es difícil estar en la junta escolar porque hay que prestar atención a quienes no reciben un buen servicio. Devolviendo la grandeza a L.A. Unificado, uno se tiene que preguntar ¿para quién y por cuánto tiempo?

García desafió a la junta directiva a poner las necesidades de los niños por encima de las necesidades de los adultos y concentrarse en la urgencia de ayudar a los estudiantes más necesitados del distrito. "Lo más difícil que tenemos que hacer no es encontrar dinero sino encontrar valor", dijo García. “¿Creemos que todos los niños pueden aprender? ¿Si o no? ¿Creemos que es un derecho civil leer y escribir y llegar a la graduación?"

Si bien todos estamos indignados por los niños inmigrantes retenidos en jaulas en la frontera, "debes saber que, si eres pobre y no sabes cómo leer o escribir, hay otra jaula que se construyó a tu alrededor", dijo García.

Al reconocer el cambio de una presidenta de la junta latina a dos líderes blancos, Vladovic intentó hacer sus primeros comentarios a la junta en español y tranquilizar a las familias latinas de que sus hijos estarán seguros en las escuelas de Los Ángeles. "No tienen por qué temer de que alguien venga a preguntar por sus hijos", dijo.

Luego, la junta aprobó rápidamente resoluciones condenando la propuesta del gobierno de Trump de restringir la asistencia federal para la vivienda según el estado de inmigración y respaldando un proyecto de ley estatal que prohibiría a las escuelas suspender a los estudiantes por desafío abierto, lo que afecta de manera desproporcionada a estudiantes de color.