Superintendente Beutner pide más transparencia y anuncia incremento histórico en tasa de graduación del LAUSD en su segundo informe anual

El superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, Austin Beutner, pronunció su discurso sobre el estado de las escuelas el jueves por la mañana, prometiendo apoyar a los líderes escolares en el arduo trabajo de garantizar que cada estudiante en el distrito reciba la mejor educación posible, y anunciando la tasa de graduación históricamente mAs alta que haya reportado el distrito de 78% de la clase graduada del 2019.

"Una verdadera mejorIa, viniendo del 62% hace solo una década", dijo Beutner a los casi 2,000 administradores escolares, funcionarios del distrito y representantes de organizaciones comunitarias que asistieron al evento anual celebrado en el Walt Disney Concert Hall en el centro de Los Ángeles. Solo alrededor de una docena de padres representantes estuvieron presentes. 

El presidente de la Junta, Richard Vladovic, quien habló brevemente antes de Beutner, pidió a los directores que se asociaran con los padres para ayudar a los estudiantes a tener éxito en este nuevo año escolar. "Más que nunca, es importante que demos la bienvenida a los padres y los hagamos sentir seguros", dijo.

Beutner habló por poco menos de 20 minutos, pero abordó muchos de los desafíos que enfrenta el distrito, incluidas su precaria situación financiera y la persistente brecha de rendimiento para ciertos grupos de estudiantes, como los estudiantes aprendices de inglés y los estudiantes de educación especial.

"Si bien hay talento en cada asiento en cada salón de clases en cada una de las 1,386 escuelas en el Unificado de Los Ángeles, no siempre hay oportunidades", reconoció Beutner.

"En algunas escuelas, casi el 40% de los estudiantes están ausentes crónicamente, en otras el 20% no tienen hogar, y en algunas escuelas, el 80% de los estudiantes que ingresan a kinder no están en esa misma escuela en quinto grado", dijo. "La pobreza en muchas de las comunidades a las que servimos es muy real e impacta directamente en nuestras escuelas".

Para el año escolar 2019-2020, dijo Beutner, el distrito destinará $ 250 millones adicionales a las escuelas más necesitadas.

Beutner dijo que el objetivo del distrito para el nuevo año escolar es ser más transparente, generar confianza publica y crear continuidad y estabilidad para los estudiantes y los empleados del distrito. 

"La interrupción no es lo que [los estudiantes] necesitan", dijo. "Los planes dramáticos no han funcionado en otro lugar y no funcionarán en el Distrito Escolar de Los Ángeles... Nuestras escuelas no deberían ser cocinas de prueba donde la receta se cambia cada 24 meses. Necesitamos enfocarnos en lo que funciona y mantenernos con eso”.

"Tenemos mucho trabajo por delante para generar confianza y tenemos que comenzar con más transparencia en todo lo que hacemos", dijo. "Y debemos separar los hechos de la ficción".

El mito número uno, dijo Beutner, es que el distrito tiene mucho dinero. "LA. Unified ya está gastando más de lo que recibe en fondos del gobierno estatal y federal ”, dijo. "Esa práctica no puede continuar ya que el LAUSD pronto se quedará sin ahorros y buscará recortes, no aumentos, en el gasto".

Solo el año pasado, dijo Beutner, el distrito redujo los costos administrativos en más de $100 millones a través de una combinación de despidos y ahorros en adquisiciones. Se redujeron otros casi $100 millones en la reducción de los costos de atención médica al negociar con los sindicatos laborales.

Beutner dejó en claro que uno de los desafíos más grandes y urgentes para el distrito es encontrar más fondos. Actualmente, dijo, el 97% de todos los gastos del distrito están en las escuelas. Sin embargo, dijo que "Todavía necesitamos abordar los costos de las prestaciones laborales que continúan superando los fondos estatales". El distrito anteriormente declaró que los beneficios para los jubilados representaban aproximadamente el 30% del presupuesto total del distrito.

"Sabemos que podemos aumentar la alfabetización si brindamos una intervención adicional", dijo. “Hacer esto en cada escuela primaria costaría $60 millones. Sabemos que se necesitan $5 millones más para proporcionar una enfermera a tiempo completo en cada escuela secundaria. Los presupuestos no son solo números en una página. Las necesidades de nuestros estudiantes son muy reales". 

Beutner señaló que el año escolar pasado estuvo "muy lejos de lo común", citando la huelga de maestros de enero. También habló sobre la derrota en las urnas de la Medida EE, que buscaba aumentar el impuesto a las parcelas y destinar el dinero que se generara a las escuelas. 

"Volvamos el reloj a enero", dijo. “Las encuestas dijeron que el 80% de las personas apoyaban la necesidad de mejores salarios, clases más pequeñas y más, el muy necesario apoyo en las escuelas ... 69% dijeron que estarían dispuestos a pagar más en impuestos para proporcionar el dinero para esto. Pero en junio, menos de la mitad de los que votaron estaban dispuestos a pagar alrededor de 75 centavos por día para apoyar a las escuelas locales".

A pesar de algunas de las estadísticas poco alentadoras, Rosa Elena Andresen, una madre del LAUSD cuya hija asiste a la Primaria Pacific Boulevard, y uno de los varios miembros de Speak UP en la audiencia, calificó el discurso de Beutner de “inspirador”.

"Trajo mucha esperanza y buenos sentimientos e ideas sobre el nuevo año escolar", dijo Andresen, quien actualmente es miembro del consejo escolar de su hija. “Por lo general, nos enfocamos en lo negativo y no reconocemos lo bueno que tenemos en nuestro distrito. Tenemos muy buenos directores, muy buenos maestros, estudiantes y administradores".

El informe completo  se transmitirá en KLCS-TV a la 1 p.m. el viernes 16 de agosto, a las 6 p.m.  el sábado 17 y a las 7 a.m. el domingo 18 de agosto.

El discurso completo del Superintendente se puede encontrar aquí y los indicadores de progreso y fuentes de los datos están disponible aquí.