Beutner aborda la "falta de confianza" en el LAUSD mediante la creación de comunidades escolares locales más pequeñas

bw-8.26.19-beutner.jpg

Nos sentamos con el superintendente del LAUSD, Austin Beutner, la semana pasada para hablar sobre el estado del distrito al comienzo del año escolar 2019-20. La entrevista se realizó en la escuela primaria Utah Avenue, que alberga una nueva oficina de la Comunidad de Escuelas, donde los empleados del distrito local y la oficina central han sido reasignados para atender a un grupo de escuelas cercanas. Esta es la primera parte de una entrevista de tres partes.

Speak UP: ¿Por qué estamos aquí en la primaria Utah Avenue?

Beutner: Me han escuchado hablar sobre cómo tenemos que transicionar al Distrito Unificado de Los Ángeles de una estructura vertical descendiente, una talla única para todos, 1,386 escuelas, hacia reconstruir desde la escuela para arriba. Esto es como lo hacemos. Entonces este es el este. El [Distrito Local] Este sería 100,000 estudiantes, aproximadamente 75 millas cuadradas. Ir desde South Gate a la oficina del Distrito Este es como ir a la luna. Entonces, lo que hemos hecho, es decir: "Bueno, servimos a las comunidades". Estamos en la comunidad de Boyle Heights. Lo que hemos hecho es mover a nuestros líderes. Entonces las familias vienen aquí si tienen problemas. Finalmente, queremos conectar mejor las escuelas [con las familias]. De modo que todos los apoyos están en la comunidad. Desde la perspectiva familiar, estamos más cerca de donde usted está. Hay todo tipo de apoyos que brindamos, apoyo socioemocional para la familia, entendiendo sus perspectivas. Desde el punto de vista del servicio, ahora tenemos equipos de M&O [Mantenimiento y Operaciones] centrados aquí. Entonces se realiza el mantenimiento de esta comunidad de escuelas. Más eficiente. Conocerán las necesidades únicas de la escuela. Entonces la escuela podría tener plomería en el segundo piso. La misma persona que viene cada vez dice: "Oh, sí, la válvula con fugas", no un extraño. Da a quienes apoyan el trabajo de instrucción en cada escuela una conexión mucho más cercana con la escuela.

Speak UP: ¿Está haciendo esto en solo un par de distritos locales?

Beutner: Estamos haciendo esto en el Distrito Local Este y el Distrito Local Sur. Queremos hacerlo deliberadamente, para así aprender. Usaré un ejemplo de personalización, sistema de apoyo de múltiples niveles para el estudiante o la escuela. La escuela primaria Van Deene pasó del 11% de ausencia crónica, a principios del año pasado, al 3% al final. En el pasado, el Distrito Unificado de Los Ángeles habría tenido un Plan de Responsabilidad de Control Local para el distrito en su conjunto, pero nunca fue local, y el objetivo para todas [las escuelas] habría sido del 11%. Le dimos la vuelta y dijimos que cada escuela sirve a una comunidad única, un conjunto único de estudiantes y un conjunto único de familias. ¿Cuál es el objetivo u objetivo correcto para eso? Si estás al 25%, quizás llegar al 22% es heroico. Si estás al 11%, ¿puedes mejorar?

Cuanto más podamos conectar mejor los recursos que tenemos con las necesidades únicas de los estudiantes y las escuelas en las que están, creo que vamos a hacer un progreso real en lugar de una talla única para todos desde la parte superior. El aprendizaje no ocurre en un distrito escolar. No sucede en la oficina del distrito local. Sucede en el aula. Nuestro objetivo es centrarnos en eso. Lo común en cada una de nuestras escuelas primarias: un director con experiencia y con los recursos y el presupuesto que necesita para hacer el trabajo. Instructores de alta calidad en el aula, apoyo socioemocional para el niño y la familia. Esa es la receta que estamos tratando de replicar en cada una de nuestras escuelas. Pero cómo se hace será diferente.

Speak UP: Recién estamos comenzando un nuevo año escolar. ¿Cómo describiría el estado de LAUSD en este momento?

Beutner: Diría que estamos progresando. Todavía tenemos oportunidades para avanzar más y acelerar el ritmo del progreso. Pongámoslo en algún contexto. El año pasado fue el primer año en muchos años en que todo fue en la dirección correcta: la asistencia mejoró. Revertimos la ausencia crónica, que había ido en aumento. Disminuyó. Las tasas de graduación alcanzaron un nivel récord. La reclasificación alcanzó un nivel récord, lo que significa que aquellos que aprendían inglés se volvieron competentes en inglés, el nivel más alto desde que el estado comenzó a mantener registros en 2003. Los resultados en las pruebas estatales aumentaron en inglés y matemáticas. Suspensiones en un mínimo histórico. Todo lo que pudimos medir fue en la dirección correcta. Sesenta mil personas trabajaron muy duro para que eso sucediera. Ahora tenemos que replicar ese progreso y acelerar su ritmo.

Speak UP: Todavía tenemos grandes brechas de logros y oportunidades. ¿Tiene un plan estratégico para mejorar los resultados de los estudiantes y cerrar esas brechas? También hubo un crítico de su reciente discurso sobre el estado de las escuelas, cuando descartó la idea de planes dramáticos o un gran cambio, lo llamó incrementalista y sugirió que no tenía la urgencia de mejorar el rendimiento estudiantil. ¿Cree que es justo?

Beutner: No veo su conjunto de soluciones. Es fácil ser crítico, pero tenemos un plan. Nuestro plan es volver a colocar a la escuela en el centro donde pertenece porque así es como sucede el cambio. Y desarrollar la capacidad y los líderes de esas escuelas. Darles la información, las herramientas que necesitan para ser ese líder en instrucción en la escuela y ayudar a impulsar el cambio. Así es como vamos a ver saltos dramáticos. No hay respuesta en el centro. Alguna idea revolucionaria, si existe, no ha funcionado en ningún otro lado. El cambio ocurre en el aula, en la escuela. Este es el plan: restaurar la escuela como el centro, asegurarnos de que todos nuestros recursos vayan a la escuela, asegurar que se atiendan las necesidades únicas de cada escuela. Traeremos desarrollo profesional para nuestros líderes escolares más cerca de la escuela. Hemos empezado a eliminar la burocracia. Estamos ahorrando su tiempo. Suena muy aburrido, pero es importante. Ahorraremos probablemente un día, en promedio, para un director. Ese es un día que pueden estar en el aula. Así es como se maneja el cambio. ¿Prefieren que un director pase el tiempo completando formularios o que este en el aula? El apoyo de mantenimiento en la escuela, pregunte a cualquier director de la escuela, "¿Cómo se reparaba el aire acondicionado en el pasado?" Ellos dirán: "Oh, Dios mío, llamaba a éste y este". Ahora solo hacen una llamada telefónica. Eso les ahorrará otro día.

Speak UP: ¿Cuándo veremos que esto se extienda a otros distritos locales?

Beutner: Cada uno de los distritos locales, Este y Sur, tiene más de 100,000 estudiantes. Entonces es una tarea enorme. Queremos hacerlo bien. Estamos aprendiendo unos de otros para no tener que repetir los mismos errores. Y tomamos las mismas cosas que funcionaron y las replicamos rápidamente. La meta sería en el próximo año que planearemos para el resto del Distrito Unificado de Los Ángeles. Pero justo lo que estamos haciendo en términos de regresar a la escuela, de quitar el centro de en medio, para más de 200,000 estudiantes, esa sería la iniciativa más grande en educación pública en el país, por sí sola. Entonces se siente como incrementalismo, tal vez. Pero hagámoslo deliberadamente.

Speak UP: Usted habló sobre una idea radical en su discurso. ¿Cuál es su idea radical?

Beutner: ¿Mi idea radical? Estaba en una escuela primaria. Vi al director dar la bienvenida a todos por su nombre. Vi a una niña de 3 años en el asiento trasero del auto, saludando con entusiasmo y sabía el nombre del director. Van Deene, donde cada niño tiene una relación con alguien en la escuela. Por lo tanto, no solo se reduce la ausencia crónica, sino que cada uno de esos estudiantes está conectado con alguien en la escuela. Ahora se tiene una buena base para comenzar a aprender. Esa es mi idea radical. Todos se sienten conectados con la escuela. Todos los educadores trabajan en el aula. Tenemos programas excelentes disponibles para cada uno de los estudiantes. Los resultados seguirán. Pero me escuchan hablar sobre cómo se hace el trabajo, no sobre algún resultado matemático arbitrario. Si estás aprendiendo a golpear una bola curva, no dices: "Quiero golpear .300 en el béisbol". Ese puede ser un objetivo. Pero entras en la jaula de bateo, practicas, entiendes lo que es hacer el trabajo. Y el trabajo es asegurar que los estudiantes se sientan seguros y bienvenidos. Si esa niña de 3 años en el asiento trasero del automóvil mantiene ese entusiasmo hasta que se gradúe de la escuela secundaria, la primera parte está hecha. Si los adultos mantienen la relación con los estudiantes hasta el final, la segunda parte está terminada. Si podemos enseñar estos estándares, mantener la calidad de la instrucción, tercera parte hecha. Y si podemos ofrecer los mejores programas de clase mundial para que los estudiantes encuentren lo que les interese, prepararlos para la vida profesional universitaria, jonrón de Grand Slam.

Speak UP: Además de acercar al personal del distrito a las escuelas, ha mencionado que está cambiando la forma de crear los Planes de Responsabilidad de Control Local (LCAP por sus siglas en inglés) requeridos por el estado, que son planes para mejorar el rendimiento de las escuelas y los estudiantes.

Beutner: Históricamente, el LCAP era un [plan de distrito creado] en el centro. Y luego se usa el mismo plan en 1,386 escuelas, lo que no tiene sentido. No es lo que los líderes legislativos, no es lo que el gobernador quería en Sacramento. La L en LCAP está aquí en Boyle Heights, es local. Así que vamos a ocupar a nuestros “corredores rápidos” en el Este y el Sur, y cada uno de los líderes de su comunidad de escuelas comenzará a desarrollar un LCAP. Y así, para cuando terminemos el curso del año, el LCAP para el Distrito Unificado de Los Ángeles en su conjunto será una suma matemática de los objetivos y el conjunto específico de pasos de acción que la comunidad local de escuelas tomará para lograr esos objetivos.

Speak UP: Entonces, en lugar de que el distrito les diga a las escuelas qué hacer, serán las comunidades las que le digan al distrito lo que planean hacer. ¿Es este el plan de reinventar que tantos temían?

Beutner: El artista anteriormente conocido como reinventar, sí. El objetivo siempre fue el mismo, que es la escuela es el centro de la comunidad. Restaure la escuela como centro, conéctela mejor con la comunidad, conéctela mejor con aquellos en la escuela que hacen el trabajo. Ese siempre ha sido el plan. No ha cambiado

Speak UP: ¿Qué piensa sobre la reciente queja estatal presentada sobre el LCAP y la falta de transparencia en torno a los fondos?

Beutner: ¿Se refiere a las mismas personas que nos demandan cada año? Hay una forma más auténtica de abordarlo. Vamos a comenzar con la L en LCAP. Si se hace la L correctamente, muchas de las piezas tendrán más sentido.

Speak UP: ¿Cómo describiría el estado de las finanzas del distrito, dado el fracaso de la Medida EE en junio? ¿Y qué planes tiene para intentar garantizar que el LAUSD siga siendo solvente?

Beutner: Tenemos un problema a nivel estatal que no es exclusivo del Distrito Unificado de Los Ángeles. Nueva York invierte $29,000 al año por estudiante, California, alrededor de $16,000. Y esos son los hechos. Impactante. Aquí somos la quinta economía más grande del mundo, nos jactamos del hecho de que California es el futuro de Estados Unidos. Espero que $16,000 no sea el futuro de la educación pública en este país. Para decirlo en términos humanos, son $13,000 de [diferencia para cada uno de los] 13 años de K-12. Eso se suma a casi el costo de un maestro de tiempo completo y un asistente de tiempo completo durante todo un año. Por cada niño. ¿Entonces quiere ver algo dramático? Podríamos en tercer grado dar a cada niño su propio maestro y su propio ayudante durante todo un año. ¿Se imagina qué tipo de aumento en competencia veríamos, qué tipo de tasas de reclasificación [para aprendices de inglés], qué tan fluidos serían los niños en matemáticas? Ahora, no estoy sugiriendo que así es como usaríamos esos dólares. Pero esa es la diferencia humana.

Entonces, aquellos críticos que quieran ver un plan dramático, vayan a buscarnos 29, y veremos cambios dramáticos. Estamos viendo todos los síntomas de un sistema privado de recursos. Entonces los educadores están frustrados. "El tamaño de la clase es demasiado grande". Sí, es demasiado grande. “Necesitamos más apoyo socioemocional en las escuelas”. Sí, lo necesitamos. "Deberíamos tener una biblioteca y un bibliotecario a tiempo completo en cada escuela". Sí. ¿Por qué estamos teniendo este debate? Deberíamos tener escuelas limpias. En realidad, había un estándar nacional de cómo se ve una escuela limpia. Necesitaríamos invertir alrededor de $350 millones para lograr ese estándar. Estamos invirtiendo alrededor de $200 millones. No es un misterio para nosotros que no estamos invirtiendo lo suficiente para mantener nuestras escuelas limpias. No tenemos los dólares para hacerlo. A $16,000, nunca tendremos los dólares para hacerlo. Punto final. Entonces, aquellos que quieran discutir sobre cómo podríamos mover alrededor las piezas de 16, debemos hacerlo. Queremos asegurarnos de que esté lo más cerca posible de la escuela, lo más eficiente posible. Pero el primer punto, la gente necesita entender que no hay forma de recombinar 16 para obtener 29. Estamos siendo tan eficientes como podemos con cada dólar que tenemos, [con] el 97% de cada dólar gastado en un sitio escolar. Puede ser en el aula, puede ser un conductor de autobús, puede ser un trabajador de cafetería, pero no se gasta en burocracia.

Speak UP: Hace dos años y nuevamente el año pasado, durante las presentaciones de la junta sobre la atención médica, nos dijeron que alrededor del 30% del presupuesto se destinaría a pensiones y atención médica para jubilados, y que aumentará hasta el 50% en los próximos 12 años.

Beutner: Separemos a los jubilados de los beneficios generales. En una escuela, ese maestro en el aula tiene una pensión y recibe un beneficio de salud. Eso reside en una escuela. Entonces separemos la burocracia y el alcance y tamaño de la burocracia de lo que es un salario justo para quienes trabajan en las escuelas. Entonces, el 3% de todos los dólares que tenemos no se gasta en una escuela, por lo que el 97% se gasta en la escuela.

Speak UP: ¿Y está contando a los jubilados como parte de esa escuela, aquellos que habían trabajado en escuelas en el pasado y que ahora están jubilados?

Beutner: El treinta por ciento sería [todo] salud y pensiones para todos, la gran mayoría para los empleados actuales. Ahora aumentamos el 97% al reducir el personal de la oficina central en aproximadamente $100 millones el año pasado. Bastante dramático Despedimos gente. No estamos orgullosos de eso. No llenamos puestos vacantes y les pedimos a las personas que trabajan con nosotros que trabajen más. Redujimos el costo de proporcionar beneficios de salud en aproximadamente $100 millones. Parte de esto fue que proporcionamos el beneficio para los jubilados de otros estados de manera diferente. Ahorramos casi $50 millones de dólares en productos farmacéuticos. Entonces, con los dólares que tenemos, estamos tratando de ser lo más eficientes posible. Y incrementalmente, cosas como acercar a los trabajadores de mantenimiento a las escuelas nos salvarán porque pasarán menos tiempo en el automóvil. Realmente desplegaremos esos dólares en las escuelas para que las escuelas estén más limpias.

Ahora, tenemos un desajuste persistente entre lo que recibimos y lo que gastamos. Entonces, si recibimos alrededor de $16,000, estamos gastando alrededor de $17,000. Eso es lo que está agotando nuestros ahorros o reservas. Y desde que comencé, antes de la huelga, después de la huelga, y a partir de hoy, esa misma matemática es más o menos cierta, que es en aproximadamente dos años, nos quedamos sin ahorros. Estamos gastando alrededor de $500 millones de dólares más al año de lo que recibimos. Eso es mil dólares por 500,000 estudiantes. Ahí están los $500 millones, ¿verdad? Matemáticas relativamente sencillas. Eso no ha cambiado. Y si el 97% está en la escuela, ¿dónde se va a cortar? No vamos a cortar en una escuela.

Entonces nos dirigimos hacia este precipicio. Y lo que me gustaría comentar a quienes piensan que la educación pública es vital, como yo lo hago, es que tenemos una opción. Lo cual es financiar adecuadamente las escuelas y evitar recortes, y en realidad hacer más en las escuelas, lo que es necesario, o vamos a ver recortes. Este año, tenemos suficientes ahorros, el año que viene, hmm, más o menos. Ese tercer año, no los tenemos. Eso no ha cambiado. Lo que estamos tratando de hacer es explicar mejor a la comunidad en general cuáles son nuestras necesidades.

Esta organización ha sufrido una enorme cantidad de trauma en la última década. El trauma no ayuda. Quienes intentan dirigir la institución necesitan estabilidad. Necesitan confiar el uno en el otro, confiar en la dirección en la que se dirigen y hacerlo constantemente. La consistencia importa.

Speak UP: ¿Por qué falló la Medida EE?

Beutner: Sobreestimé el apoyo que nuestra comunidad en su conjunto tenía para la educación pública o subestimé el escepticismo, la falta de confianza. Soy un orgulloso producto de la educación pública. Mi mamá enseñaba en la escuela. Entonces soy un creyente. Para mí está claro, no todos en las comunidades a las que servimos son creyentes. Si observan algunas de las encuestas, en enero, el 80% de las personas dijo: "Mejor sueldo por los que están en las escuelas", y el 69% dijo: "Yo pagaré por eso". Ahora menos de la mitad de los que votaron estaban dispuestos a pagar 75 centavos por día. Entonces, tal vez hubo una desconexión, o tal vez hubo una falta de confianza. Creo que a la mayoría de las personas en cada comunidad les gusta su escuela, pero no les gusta el sistema escolar. Lo abordaremos volviéndonos más transparente. Ahí es donde debe comenzar para generar confianza. Para mostrar a dónde van los dólares, publicaremos en septiembre, por primera vez, un informe que muestra a dónde va cada dólar. Le dirá que gastamos $12 millones en instrucción de música en las escuelas primarias. Eso es alrededor de $39 por niño. Le dirá que, si proporcionáramos instrucción de música para cada niño en cada escuela primaria, costaría X dólares más.

Speak UP: ¿Podemos ver un presupuesto escuela por escuela y una comparación de cada escuela?

Beutner: Vamos a llegar allí. Primero, comenzamos con el sistema en conjunto.

Speak UP: ¿Por qué no hacer lo contrario? Ha hablado de cómo todo se trata de la escuela, no del distrito central.

Beutner: Hay algo de complejidad en eso. Eso tomará un poco más de tiempo, pero llegará en el transcurso de este año. Ahora el sistema como un todo y luego lo que se gasta en esa escuela individual. Entonces, a medida que esa comunidad está construyendo su LCAP, la comunidad de Boyle Heights querrá saber: "Bueno, ¿cuánto tenemos aquí para trabajar? ¿Qué se gasta en estas comunidades?" Mostrará que el 3% sale de la parte superior. Tenemos contadores, abogados, tenemos que cumplir con la ley federal y todas esas cosas. Quedan 97 centavos. Mostrará: Cuesta tanto para los autobuses, tanto para proporcionar una serie de comidas en las escuelas. Y luego se tiene tanto en el aula, y las comunidades pueden evaluar si desean reasignar o tener un conjunto diferente de prioridades. La transparencia ayudará a generar confianza. Creo que cierta continuidad y claridad de misión ayudarán a generar confianza. Cuando se tiene un sistema tan politizado, y la narrativa es sobre peleas y luchas internas, Hatfields y McCoys, difíciles de confiar, difíciles de aceptar. Y usted se pregunta: "¿Por qué todos los adultos pelean todo el tiempo cuando se trata de atender las necesidades de los niños en las escuelas?"

- Jenny Hontz y Esmeralda Fabian