El superintendente del LAUSD, Austin Beutner: "Todos necesitamos comunicarnos mejor"

EL SUPERINTENDENTE AUSTIN BEUTNER (CENTRO) SE reúne con el MIEMBRO DE LA JUNTA GEORGE MCKENNA (IZQUIERDA) Y el PRESIDENTE DEL CONSEJO DE LA CIUDAD HERB WESSON EN UNA CLASE DE ARTE EN CRENSHAW HIGH EL PRIMER DÍA DE LA ESCUELA.

EL SUPERINTENDENTE AUSTIN BEUTNER (CENTRO) SE reúne con el MIEMBRO DE LA JUNTA GEORGE MCKENNA (IZQUIERDA) Y el PRESIDENTE DEL CONSEJO DE LA CIUDAD HERB WESSON EN UNA CLASE DE ARTE EN CRENSHAW HIGH EL PRIMER DÍA DE LA ESCUELA.

Speak UP se reunió con el superintendente del LAUSD Austin Beutner durante la primera semana de clases para analizar los cambios que realizó en el distrito durante su primer año en el trabajo, las formas de aumentar los fondos, el futuro de las escuelas chárter públicas y si los padres deben esperar que la próxima ronda de negociaciones sindicales conduzcan a más huelgas.

Speak UP: Ha habido algunos despidos en LAUSD este mes. También ha estado reestructurando algunas cosas en la sede del distrito, y la educación especial ahora está bajo otro departamento. ¿Que está pasando?

Beutner: Hemos unido la Oficina de Salud Estudiantil y Servicios Humanos con la Educación Especial. Pensamos en ellos como apoyo para los estudiantes. En el pasado, la educación especial ha sido considerado como su propio sistema escolar, en efecto. Obtienes un IEP [Plan de Educación Individualizado], vas al Distrito Unificado de Los Ángeles, pero realmente estás en un sistema escolar diferente. Queremos que esté más integrado con todo lo que hacemos. Entonces, en el Distrito Local Este aquí, hay estudiantes con IEP, hay estudiantes sin IEP. Todos son parte del mismo sistema. Muchos de ellos necesitan apoyo socioemocional. Por lo tanto, hemos creado el rol de Director de Equidad, y la responsabilidad de ese equipo es brindar los apoyos que el estudiante necesita. Ese apoyo podría ser tiempo extra de clase, un IEP. Puede ser consejería porque hay trauma en casa o trauma en su vida, pero eso es apoyo. Para lograr la equidad, significa que el apoyo está ahí para satisfacer las necesidades de los estudiantes. Podría provenir técnicamente de un IEP o de un lugar diferente. El mismo equipo está haciendo el trabajo, los hemos reunido porque hay mucha colaboración cruzada entre esos equipos. Dentro de la familia Boyle Heights, hay alguien cuya responsabilidad es llevar los servicios de ambos esfuerzos a este conjunto de escuelas.

Speak UP: Hizo algo similar con el programa de jóvenes de acogida que creó mucho alboroto en la junta por algunos meses. ¿Qué pasó finalmente?

Beutner: Siendo grande tenemos una diseconomía. Si se reuniera con el director de la escuela primaria Utah y le dijera: "¿Qué está tratando de hacer desde un punto de vista social y emocional?" Está tratando de conectar a un adulto en la escuela con ese niño. Antes de ponerle una etiqueta al adulto - que es un consejero para esto o un consejero para eso - si ese es nuestro objetivo, ¿porque hay cinco sabores diferentes de adultos que llegan a la escuela con ese mismo niño? Ese niño de acogida puede tener problemas de asistencia. Si fuéramos una escuela secundaria, podrían tener un consejero de A a G [para los requisitos del curso de preparación para la universidad]. Agregue otro componente, que puede ser un EL [aprendiz de inglés]. Entonces, fracciones de adultos que intentan conectarse con ese mismo niño, algunos de los cuales están sacando al niño del aula. Cada interacción necesita su propio papeleo. Los cuatro volando como si fuera el aeropuerto de Los Ángeles. Lo único común es la pista. Realmente no están hablando entre ellos. Esa no es la mejor manera de hacerlo. Entonces, lo que estamos tratando de hacer, es decir, pensemos en las necesidades del estudiante. Si hay una relación sólida que el consejero de acogida tiene con un niño, queremos respetarla y avanzarla más. Pero dejemos que ese consejero de acogida sea el que coordine la A-G, la ayuda de asistencia. Es el conectar mejor el soporte que tenemos. Estamos trabajando en esto con las personas que hacen el trabajo. Esto proporcionará más apoyo, no menos apoyo. El número de casos no se hará más grande. Algunos de nuestro equipo necesitarán volver a capacitarse. Vamos a agregar a su portfolio profesional para ayudarlos a llegar allí. Pero nuestro objetivo sería desarrollar la relación más fuerte que podamos con cada estudiante, con uno o más adultos en esta escuela, pero no tener fracciones flotando que realmente no hacen lo mejor que podemos para ese estudiante.

Speak UP: ¿Por qué cree que creó tanta polémica? ¿Hubo un problema de comunicación? ¿Es más trabajo para ciertos empleados?

Beutner: Creo que es todo lo anterior. Vuelvo al generar confianza en la comunidad. Como sistema, no nos comunicamos bien externamente, por lo que es complejo. ¿Se está hablando internamente pero no externamente? ¿Se comunica en un lenguaje que todos puedan entender? La pregunta obvia: ¿es esto más o menos útil para ese niño? O si tengo un consejero de acogida, ¿va a fortalecer la relación o dañarla? Deberíamos poder abordarlos directamente. Tal vez no se comunicó tan bien como podría haber sido. Eso es aprender.

Speak UP: ¿Se responsabiliza de eso? ¿Siente que necesita comunicarse mejor con la gente del LAUSD?

Beutner: Hay unas 60 mil personas trabajando aquí. Servimos a comunidades con 5 millones de personas. Yo puedo dar un ejemplo para aquellos que trabajan en el distrito escolar. Todos necesitamos comunicarnos mejor. Tenemos un fuerte líder en nuestro departamento de Salud y Servicios Humanos, Pia Escudero. Pia es con quien cuento para asegurarme de que todos los que están haciendo consejería estén en comunicación. Familias que tienen preguntas, aquellos en la comunidad de acogida que tienen preguntas, creo que la responsabilidad recae finalmente en Pia y en el equipo de decir: "Esto es lo que estamos haciendo y por qué lo estamos haciendo". No soy el único comunicador del Distrito Unificado de Los Ángeles, y creo que el camino hacia un mejor compromiso con las comunidades es más personas en comunicación. Nuevamente, al igual que creo que la respuesta para la escuela no es de arriba hacia abajo, una talla única para todos, no tengo todas las respuestas. No debería tener todas las respuestas sobre esto. Tenemos excelentes personas en Salud y Servicios Humanos. Dejémoslos hablar. Dejemos que respondan directamente al desafío o la oportunidad que la gente podría tener sobre un cambio como este.

Cambia cualquier cosa en un sistema complejo, especialmente con una década o más de trauma, los que están en el sistema y los que están fuera del sistema tienen una razón para desconfiar porque no ha funcionado en el pasado o ha cambiado solo por cambiar tantas veces que las personas pierden la confianza. Se pierde la confianza interna y externamente. Una de las formas de abordar eso es con más comunicación y con más personas haciendo la comunicación. No va a ser el centro el que diga: "Así es como pensamos que está funcionando". Serán los de la comunidad.

Speak UP: ¿Puede hablar sobre los cambios que también ha hecho en torno a la participación de los padres? Los padres a menudo sienten que están lidiando con esta gran burocracia y no saben qué hacer para que se escuchen sus quejas.

Beutner: Usemos South Gate como ejemplo. Está en la parte sudeste de nuestro distrito escolar. La participación en el centro debe ser sobre políticas, en su mayor parte. El centro debe ocuparse de lo que tiene consecuencias para 1,386 escuelas y los estudiantes en esas escuelas. Un problema que tiene una familia sobre su escuela o escuelas que sirven a su comunidad es mejor incorporado en South Gate. La participación de los padres como actividad central continuará para las políticas. Estamos [también] creando grupos asesores en cada una de estas seis [comunidades de escuelas aledañas] dentro del Distrito Local Este. La idea es llevar a las familias directamente a la familia de escuelas de South Gate para abordar probablemente el 90% de los problemas que tienen. Quieren participar en el Plan de Responsabilidad de Control Local, para ser parte de esa conversación directamente en la comunidad en la que viven. Al pensar en la participación de los padres, tiene que estar mucho más cerca de la escuela.

Speak UP: Las negociaciones sindicales fueron bastante difíciles el año pasado y están comenzando de nuevo. ¿Deberían preocuparse los padres de que veremos una serie interminable de estas huelgas, dada la situación financiera del LAUSD?

Beutner: Veamos dónde estamos alineados. ¿Qué hicimos en la segunda mitad del año escolar? Construimos la coalición más amplia, profunda y diversa en apoyo de la educación pública en una generación. Yo, el jefe de SEIU, el jefe de UTLA haciendo muchas comparecencias públicas juntos [haciendo campaña por la Medida EE], hablando sobre el mismo conjunto de cosas. Identificar la causa raíz de algunas de las frustraciones que sienten quienes hacen el trabajo. Ahora, es el papel de cualquier socio laboral, van a abogar por las necesidades de sus miembros en particular. Tratamos de abordarlos de la mejor manera posible de una manera constructiva. Pero si vas a la raíz de mucha de la frustración. Si privas a cualquier organización de capital humano, los que quedan se sentirán realmente frustrados. Lo están y deberían estarlo. Pero el resolver eso está más allá del alcance y la escala de un distrito escolar. ¿Qué discreción tenemos realmente como distrito escolar en torno a las cosas en cuanto al salario total cuando se establece a nivel estatal? El código de educación es cuatro veces más largo que la Biblia. Las reglas se establecen en Sacramento, la financiación se establece en Sacramento. Frustración con un distrito escolar, es el lugar donde se manifiesta, pero vayamos juntos a Sacramento e intentemos cambiar esas cosas.

Speak UP: Bueno, existe la iniciativa de Escuelas y Comunidades Primero (Schools and Communities First) para cambiar las tasas de impuestos a la propiedad de la Proposición 13 para los propietarios de propiedades comerciales, y usted ha sugerido que deberíamos esperar otra medida de votación local en 2020.

Beutner: No creo que la legislatura promulgue una legislación que diga que $16,000 [en fondos por alumno] se convierte en $18,000. No tienen el presupuesto para hacerlo. No lo han hecho en décadas. No creo que ocurra así en California. Los contribuyentes, los votantes deben [votar sobre las propuestas], impuestos a las parcelas, bonos. Por lo tanto, cualquier cambio radical en la financiación va a suceder con la votación. Si ese cambio radical en 2020 es local o estatal, no lo hemos determinado. Entonces, cuando digo que algo estará en la boleta, creo que algo estará en la boleta.

Speak UP: ¿Pero no más de una medida compitiendo entre sí?

Beutner: No, por supuesto que no. Comunidades y Escuelas Primero técnicamente no está en la boleta electoral. Puede estar en la boleta porque leí que volverán a recolectar firmas. Puede haber otras cosas. CSBA [Asociación de Juntas Escolares de California] ha presentado una propuesta. Veremos lo que emerge. Tengo la firme convicción de que nosotros y esa misma coalición que se unió para la Medida EE apoyaremos nuestra mejor oportunidad de aumentar los fondos para la educación pública. Podría estar en la boleta estatal, podría estar en una boleta local. Sería mi trabajo hacer una recomendación a nuestra junta.

Speak UP: No puede controlar la financiación que recibe, pero LAUSD gasta más en beneficios de salud que cualquier otro distrito del estado. Si los empleados se mudaran al plan de salud de menor costo, el distrito podría ahorrar $169 millones al año. Potencialmente podríamos usar eso para aumentar el salario mínimo de maestros a alrededor de $80,000. Podríamos gastar el dinero para compensar más a los empleados al comienzo de sus carreras para ayudar a atraer nuevos maestros y ayudarlos a pagar mejor la vivienda. ¿Hay alguna conversación con los sindicatos sobre eso? Sospechamos que muchos maestros jóvenes preferirían tomar esa compensación por adelantado ahora en lugar de tener el plan de salud más costoso o retrasar las recompensas hasta 30 años de servicio.

Beutner: El Distrito Unificado de Los Ángeles como una cuestión técnica negocia salarios y beneficios de salud en diferentes ciclos. Ese es el sistema que heredé.

Speak UP: ¿Se puede cambiar eso?

Beutner: Con el consentimiento de ambas partes. Se necesitan dos para decidir cambiar cualquiera de esos factores. Como terminemos al final, no podría prejuzgar eso. Estamos en conversaciones todo el tiempo con nuestros socios sobre cómo lo mejoramos, cómo brindamos el mejor salario total posible para todos nuestros empleados. Hay otros factores. Hemos mencionado el sector inmobiliario como si fuera separable. Una de las cosas que estamos viendo es ver si no podemos hacer algo en torno a viviendas asequibles a escala. Tenemos un ámbito de actuación amplio. Tal vez podamos usar ese ámbito de actuación para proporcionar una vivienda mucho más asequible y dirigirla hacia nuestros empleados. Y eso podría ser parte de un paquete salarial total. Ese podría ser un beneficio material real que podría ayudar a proporcionar continuidad y estabilidad en nuestra fuerza laboral, lo cual es importante para nosotros. Así que estamos tratando de ser creativos al respecto, usar todos los activos que tenemos. Y ciertamente, el sector inmobiliario es uno de esos activos.

Speak UP: Iba a haber un informe del grupo de trabajo sobre bienes inmuebles y un plan sobre bienes inmuebles. ¿Que le pasó a eso?

Beutner: Llegará en breve. Semanas de distancia, no a un año de distancia.

Speak UP: ¿Cómo va a asegurar a los padres de familia que sus hijos obtendrán la mejor educación posible en las escuelas administradas por el distrito y al mismo tiempo respetar su derecho a elegir otras opciones escolares? Especialmente tomando en cuenta una resolución de la junta que le pide al estado que considere una moratoria sobre escuelas chárter y que se está considerando legislación estatal que afecta el futuro de las escuelas chárter.

Beutner: El estado establece las reglas. Dimos testimonio al grupo de trabajo del superintendente de Instrucción Pública. Creo que esas recomendaciones fueron proporcionadas a la oficina del gobernador y la legislatura. Continúan considerando una serie de propuestas de ley. He dicho que sí creo en las opciones escolares. Soy un producto de la elección, un tipo diferente de elección, porque mis padres laboraban en más trabajos para tratar de elegir el mejor distrito escolar en el que pudieran vivir. Al mismo tiempo, toda la legislación alrededor de opciones escolares tiene décadas de antigüedad, y todavía tenemos un conjunto de reglas que se refieren a los [puntajes del examen] API. Eso ya no existe. Si estamos destinados a implementar un conjunto de reglas estatales, creo que una mayor claridad en esas reglas sería útil para todos los que hacemos el trabajo. Pero esa política se establece en Sacramento. Deberíamos implementarlo con fidelidad. Creo que mi responsabilidad es asegurarme de que cada escuela dentro de nuestros límites sea una escuela excelente. Exigiendo que cumplan con los mismos estándares más altos, asegurándonos de que todo el dinero destinado a invertirse en los estudiantes de esa escuela se invierta en los estudiantes de esa escuela y en ningún otro lugar. Y si estamos haciendo eso, creo que se reducirá mucha fricción en el sistema.

Speak UP: Hablando de fricción, hay mucho en torno a la ubicación conjunta y la Proposición 39, la ley que otorga a las escuelas chárter públicas el mismo acceso al espacio escolar público. ¿Hay alguna manera de reducir esa fricción? Hay una propuesta en la junta para tomar el dinero que las escuelas chárter pagan a LAUSD en alquiler y entregarlo directamente a la escuela que comparte espacio para que la escuela aledaña se beneficie económicamente de la ubicación conjunta e incentive la cooperación. ¿Cree que es una buena idea?

Beutner: Está más informada que yo sobre lo que la junta está considerando. La Proposición 39 crea fricción en el sistema, no hay duda. Entonces un conjunto claro de reglas ayudaría. Ayudará mirar hacia el mediano y largo plazo, y no solo mes a mes. Mirando cómo equilibramos cómo se utilizan los bienes raíces. Tenemos escuelas chárter con inscripción baja y escuelas tradicionales con inscripción baja, y tiene que haber una manera de que tenga sentido.

Speak UP: ¿Hay suficiente espacio para todos? Hemos tenido una disminución en la matrícula de aproximadamente 14,000 al año, y creo que solo alrededor de 2000 de esos estudiantes se están yendo a las escuelas chárter.

Beutner: Debería haber una forma durante un período de meses y años, no semanas, de que podamos reducir parte de la fricción en el sistema. Mirando cómo usamos el espacio, cómo apoyamos a las escuelas. Y volviendo a su número sobre la disminución en la inscripción, el condado nos ha dicho que dentro de una década tendremos materialmente menos estudiantes. Debido a la disminución de la tasa de natalidad, debido al costo de vida en Los Ángeles, independientemente del tipo de escuela o el modelo de gobierno de la escuela a la que asiste un estudiante. Si eso es lo que estamos viendo, tenemos que planificar para eso durante años, no solo para el próximo año. Este informe inmobiliario sería un comienzo para eso. Será un comienzo para trabajar con esta familia de escuelas de Boyle Heights porque esa es la comunidad que deberíamos estar planeando para ver, ¿cómo creemos que será dentro de una década?

Speak UP: ¿Es este también el problema presupuestario fundamental? Tenemos muchos empleados que alcanzan la edad de jubilación y muchos beneficios que deben pagarse justo en el mismo momento en que disminuimos las tasas de natalidad y en que las personas se mudan. ¿Existe un desajuste fundamental en la forma en que las escuelas se financian por alumno y la demografía de los trabajadores, en comparación con el número de estudiantes disponibles para pagar los beneficios para los cuales LAUSD nunca apartó dinero?

Beutner: Hay un par de desafíos: $29,000 [fondos por alumno en Nueva York] y $16,000 [en California] son diferentes. Eso es un problema. Y estamos viendo el impacto acumulativo de ese problema. No solo comenzó este año. Se priva de algo y se ve en las instalaciones, se ve en los programas, se ve en la capacidad de capacitar a la próxima generación de personas que trabajan en las escuelas. Se tiene un sistema estatal que no ha financiado para el futuro. Poniendo al lado la pensión, que es toda administrada por el estado, los beneficios se incrementaron hace 20 años. Se trabajó para ganarse esos beneficios, y no se apartó dinero. Hay costos crecientes por ese mismo beneficio donde no se apartó dinero, y esos costos se transfieren a las escuelas aquí. Entonces, estamos pagando, en efecto, por trabajo pasado. Existe un desafío más local en el sentido de que se estableció el mismo sistema para beneficios de salud en el Distrito Unificado de Los Ángeles, y no se destinó dinero para pagarlos. Existe el problema de ciclo largo de las pensiones. Existe el problema de ciclo largo de beneficios de salud. No estamos teniendo una conversación moral sobre si los beneficios son correctos. Fue prometido y ganado, pero tanto a nivel de pensión como a nivel de salud, nadie apartó el dinero hace 20 años para pagarlo. Combina eso con la brecha entre 16 y 29. Tenemos un problema real.

Speak UP: Entonces necesitamos más dinero. Lo sabemos. Pero si usted es un padre de familia con un niño que va al kínder y esta eligiendo una escuela, dados estos problemas, ¿qué les dice acerca de por qué deberían venir a las escuelas del LAUSD y confiar en que todo va a estar bien?

Beutner: Estamos haciendo lo mejor que podemos. Vengan a una escuela. Vengan a conocer a esa directora que está al frente, donde todos conocen a esa directora y ella está comprometida, los niños se sienten seguros y bienvenidos. Están recibiendo una buena educación. Estamos progresando. Queremos avanzar más, queremos acelerar el ritmo del progreso, pero estamos progresando.

- Jenny Hontz y Esmeralda Fabian

Esta es la tercera parte de una entrevista de tres partes. La primera parte se puede encontrar aquí y la segunda aquí.