Padres de familia se sienten excluidos, 'descartados' a medida que acuerdo facilita el camino para proyecto de ley chárter que limita nuevas opciones escolares

padres de familia protestaron la decisión de la junta directiva de lausd de pedir una moratoria sobre escuelas chárter para ayudar a resolver la huelga de maestros de enero

padres de familia protestaron la decisión de la junta directiva de lausd de pedir una moratoria sobre escuelas chárter para ayudar a resolver la huelga de maestros de enero

Después de asegurar algunas protecciones para las escuelas chárter existentes, la Asociación de Escuelas Chárter de California abandonará su lucha contra AB 1505, un proyecto de ley que reducirá significativamente la cantidad de nuevas escuelas públicas chárter que se abren en el estado, allanando el camino para su aprobación.

El gobernador Gavin Newsom, quien dirigió las negociaciones, anunció que se había llegado a un acuerdo el miércoles por la noche. CCSA emitió una declaración de que se había vuelto "neutral" respecto al proyecto de ley, cuyo lenguaje final no se dará a conocer hasta el martes. El proyecto de ley se escuchará en el Senado a mediados de septiembre, y su aprobación marcaría el cambio más significativo en la ley sobre escuelas chárter en 25 años.

La versión original de AB 1505, escrita por el asambleísta Patrick O'Donnell (D-Long Beach), fue uno en el paquete de proyectos de ley que amenazaban la existencia continua de todas las escuelas públicas chárter sin fines de lucro en el estado. Le otorgó un amplio poder a las juntas escolares para negar escuelas chárter por cualquier motivo, sin derecho a apelar ante el condado o el estado.

CCSA, que representa a las escuelas chárter del estado, trabajó entre bastidores con el gobernador para impulsar enmiendas para evitar lo que llamó "consecuencias devastadoras" para sus escuelas miembros.

"Absolutamente llegamos a un lugar mejor", dijo la directora ejecutiva de CCSA, Myrna Castrejón, a Speak UP.

Sin embargo, muchos padres expresaron su descontento con el proceso, y al menos un grupo importante de reforma educativa, EdVoice, sigue firmemente opuesto al proyecto de ley.

"No conozco los detalles de este acuerdo, pero sí sé que los padres no fueron incluidos en ninguna de estas negociaciones", dijo Roxann Nazario de Speak UP, una madre de familia en la escuela chárter GALS en Panorama City que dirigió múltiples reuniones de padres con legisladores que se oponían a AB 1505. "No había nadie en la sala expresando las preocupaciones de los padres en ningún nivel".

Alrededor del 60% de los padres de familia de las escuelas públicas apoyan las escuelas chárter, según una encuesta reciente del Instituto de Políticas Públicas de California. Miles de padres de familia, incluidos muchos miembros de Speak UP, llamaron, enviaron correos electrónicos, viajaron a Sacramento e inundaron las oficinas de distrito de los legisladores en los últimos seis meses para oponerse al ataque contra su derecho a elegir. Muchos acudieron de inmediato a Facebook para desahogarse después de que se publicó la noticia de un acuerdo.

"Me siento tan derrotado e ignorada", dijo Tanya Do, madre de familia en escuela chárter de La Habra. “Esto muestra que la política beneficia al que tiene la mejor oferta en efectivo. Realmente espero que todavía tengamos tiempo para combatirlo".

PADRES de familia protestan propuestas ANTI-CHARTER

PADRES de familia protestan propuestas ANTI-CHARTER

La poderosa Asociación de Maestros de California gastó $1 millón por mes esta primavera para presionar por el proyecto de ley, convirtiendo a CTA en el mayor gastador de cualquier organización de cabildeo en el estado, superando incluso a la industria petrolera. CCSA ni siquiera figuro en la lista de los 10 principales gastadores.

Las escuelas chárter son escuelas públicas gratuitas administradas por organizaciones sin fines de lucro que aceptan a cualquier estudiante independientemente del código postal. Sirviendo a 600,000 estudiantes en el estado, están autorizados y regulados por las juntas escolares y tienen más libertad que las escuelas tradicionales sobre la contratación y el plan de estudios a cambio de una mayor rendición de cuentas. Cada pocos años deben presentarse ante las juntas escolares y demostrar que están sirviendo bien a los niños para mantenerse abiertas.

El proyecto de ley, resultado de concesiones por ambas partes, de acuerdo con CCSA aún rescinde el proceso de apelaciones estatales para rechazos de las escuelas chárter, pero conserva la apelación al condado para que las juntas escolares politizadas no tengan la única discreción para decidir el destino de estas escuelas. El proyecto de ley también establece un proceso de tres niveles para renovaciones chárter con criterios de renovación mucho más claros que los que existen actualmente. La ley estatal aún ordena a los consejos escolares que confíen en los puntajes de las pruebas API, que ya no existen, al decidir las renovaciones de las escuelas chárter.

"Tenemos muy buenos criterios de renovación que proporcionarán medidas estables, predecibles y buenas sobre las cuales realizar renovaciones, lo cual no tenemos ahora desde que se suspendió la API", dijo Castrejón. “Hay puntos de referencia claros. Estamos muy contentos con eso".

El rendimiento académico continuará siendo el factor más importante en las renovaciones de escuelas chárter, y el impacto fiscal en un distrito no puede considerarse durante el proceso de renovación. "Pasamos por varias rondas en las que querían minimizar el impacto del rendimiento académico en los criterios de renovación, y logramos continuar afirmando que esa es la base más importante para evaluar si una escuela debe continuar", dijo Castrejón.

Las escuelas chárter ahora se renovarán por un período de siete años, cinco años o dos años, dependiendo de su rendimiento académico. "Las escuelas de alto rendimiento, no solo las escuelas de alto estatus, sino también las que están logrando crecimiento con poblaciones marginadas, serán elegibles para una renovación de siete años de manera expedita", dijo Castrejón.

Eso incluye que las escuelas superen el promedio estatal en puntajes SBAC, que reciban azules y verdes en el Tablero del Estado y que les vaya bien con las poblaciones vulnerables, como los niños de bajos ingresos y los aprendices de inglés.

La mayoría de las escuelas chárter continuarán siendo renovadas por cinco años, pero "la más baja de las escuelas bajas se restringirán a una renovación de dos años", dijo Castrejón. "Existen salvaguardas más fuertes para garantizar que las escuelas con un rendimiento realmente bajo no se renueven continuamente".

Sin embargo, los padres y educadores que quieran comenzar nuevas escuelas chárter públicas tendrán más dificultades para hacerlo en el futuro. Los distritos podrán considerar el impacto fiscal que un nuevo chárter tendría en un distrito. Debido a que las escuelas se financian por alumno en función de la asistencia de los estudiantes, los distritos a menudo consideran a las escuelas chárter independientes como competencia por fondos.

Si bien las juntas escolares tendrán mucho más poder para decir no a nuevas escuelas chárter en el futuro, CCSA logró garantizar que las necesidades académicas de los estudiantes se sopesaran contra cualquier preocupación fiscal.

"Luchamos arduamente por eso", dijo Castrejón. “Si tenemos un operador comprobado que quiere comenzar una nueva escuela que estará particularmente enfocada en un área donde los estudiantes no están bien atendidos, entonces eso tiene que ser tomado en cuenta. Tienen que tener en cuenta qué tan bien están siendo atendidos los estudiantes y cómo pueden estar mejor atendidos".

Los distritos en dificultades fiscales tendrán autoridad más amplia para negar nuevas escuelas chárter. "El estatuto en este momento presume aprobación", dijo Castrejón. "Para los distritos en dificultades fiscales, se presumirá la negación, pero tendremos la oportunidad de rebatir, y todavía tienen que responder a cómo esto sirve mejor a los intereses de los estudiantes para negar esa escuela chárter".

El proyecto de ley también incluye una moratoria de dos años sobre las nuevas escuelas chárter no basadas en el aula, incluidas las escuelas en hogar. Originalmente, CTA patrocinó un proyecto de ley separado que pedía una moratoria sobre todos las nuevos escuelas chárter, pero CCSA y los padres lograron derrotar esa propuesta al principio del proceso.

PADRES DE Los Ángeles Luchan POR SU DERECHO A opciones escolares

PADRES DE Los Ángeles Luchan POR SU DERECHO A opciones escolares

En el futuro, las escuelas chárter también tendrán menos flexibilidad para contratar maestros sin credenciales en materias no básicas, como bailarines profesionales que imparten una clase de baile o un profesor universitario que imparte una clase en un área de especialización. Las escuelas existentes tendrán cinco años para asegurarse de que todos los maestros sin credenciales en materias no básicas obtengan credenciales, y se creará un proceso simplificado para facilitar el camino para que los profesionales obtengan esas credenciales.

No todos los partidarios de las escuelas chárter estaban contentos con las concesiones, y algunos cuestionaron la decisión de CCSA de negociar, creyendo que nunca se aprobaría una versión más extrema, una que no tuviera forma con el aporte de CCSA.

"Estoy consternada", dijo Amber Golden Raskin, fundadora y madre de familia de iLead Schools. "La flexibilidad que estaba destinada a permitir que las escuelas chárter innovaran se está reduciendo poco a poco".

"CCSA promocionará esto como concesiones mutuas cuando realmente se están rindiendo y permitiendo que gane el sindicato", dijo un partidario de las escuelas chárter que pidió no ser identificado. “Es por eso que no se negocia con un grupo que lo quiere muerto. Punto final."

La realidad política, sin embargo, ha cambiado considerablemente desde las elecciones del noviembre pasado, cuando CTA ganó una serie de victorias legislativas, y desde la ola invernal de huelgas de maestros durante las cuales los sindicatos demonizaron las escuelas chárter. (Los sindicatos ven a las escuelas públicas chárter como una amenaza para su poder y sus bolsillos porque muchos empleados chárter han optado por no convertirse en miembros del sindicato que pagan las cuotas). United Teachers Los Ángeles presiono fuertemente a la Junta del LAUSD para pedir una moratoria sobre nuevas escuelas chárter como condición para resolver su huelga de enero.

El tema creó grandes divisiones dentro del Partido Demócrata, con progresistas blancos privilegiados que a menudo se oponían a las escuelas chárter, mientras que la mayoría de los demócratas de color creen que las escuelas chárter brindan una opción pública vital para los niños que de otra manera estarían atrapados en escuelas que les han fallado durante décadas. Esas divisiones condujeron a una pelea contenciosa y contundente en la Asamblea estatal, con los autores obligados a prometer enmiendas para preservar un proceso de apelación para escuelas chárter a fin de que se aprobara por una margen estrecha.

Padres de familia, que no están directamente representados por CCSA, continuaron organizándose contra los proyectos de ley por su cuenta, mientras que CCSA tomó una decisión calculada de trabajar con el gobernador detrás de escena en lugar de arriesgarse a otra pelea en el Senado. La concesión era necesaria, dijo Castrejón, "para asegurar el apoyo de la administración para proteger las buenas escuelas y todo nuestro movimiento para continuar prosperando".

Como condición para volverse neutral, CCSA obtuvo la promesa de que la CTA dejara de atacar a las escuelas chárter y de que no persiguiera más legislación anti-chárter en el futuro previsible.

"El liderazgo en este momento significaba proteger nuestro movimiento de las propuestas más extremas, pero también llegar razonablemente a un acuerdo para que podamos avanzar", agregó Castrejón. "No hace falta decir que gastaron $4 millones para derrotarnos, y básicamente nos enfrentamos a una oposición que no era solo CTA sino todos los grupos laborales, de gestión y la Legislatura unificados. En esas condiciones, nuestra existencia estaba en cuestión. Al igual que nuestras escuelas todos los días se levantan y asumen algunos de los mayores desafíos en la educación pública, como nuestras familias se levantan de las situaciones más difíciles para nuestros estudiantes más desatendidos, nosotros estamos superando las dificultades. Estamos superando las probabilidades".