La agenda política de Speak UP está impulsada por una plataforma que es una extensión de nuestros valores fundamentales. Creemos que un sistema educativo de alta calidad tiene los siguientes componentes:

  • Altas expectativas para todos los niños

  • Excelentes maestros en cada aula

  • Recursos de calidad en cada escuela

  • Un plan de estudios que prepara a todos los niños para tener éxito en la escuela, la carrera y la vida

Para lograr esta visión, los miembros de Speak UP creen que los distritos y agencias escolares deben incorporar los siguientes principios, los cuales crean un clima de excelencia.

Transparencia

Las políticas y decisiones educativas afectan a millones de niños y sus familias en California. LAUSD, el segundo distrito escolar más grande de la nación, tiene un presupuesto de más de $12 mil millones. Los líderes distritales deben ayudar a establecer una cultura de confianza, apertura y colaboración. Los presupuestos, las políticas, los programas, los números de inscripción y las decisiones de asignación de instalaciones deben ser accesibles, claros y transparentes. Cuando todos los interesados ueden entender a dónde va el dinero y cómo se toman las decisiones, pueden hacer responder a los que toman las decisiones por sus actos.

Sensibilidad

Las familias y los miembros de la comunidad deben saber que sus voces son escuchadas por quienes hacen e implementan las políticas que afectan directamente la educación de sus hijos. Un sistema receptivo es aquel que escucha, refleja, comunica y actúa en el mejor interés de los niños.

Responsabilidad

Las agencias estatales y los distritos locales deben tener objetivos y plazos medibles, y tener claras las responsabilidades para su implementación. Todos los tomadores de decisiones deben rendir cuentas a los estudiantes, las familias y los miembros de la comunidad.

Autonomía

California es un estado grande y diverso, hogar de niños con una variedad de necesidades y culturas. Los adultos y las partes interesadas de la escuela están mejor posicionados para reconocer y atender las necesidades de sus alumnos.

Elección

Una fórmula de "talla única" no cubre las necesidades de una población estudiantil diversa. Los padres quieren una educación que sea la más adecuada para sus hijos, y deben tener la capacidad de hacer esa elección, ya sea una escuela magnet, charter, piloto, tradicional o privada.